Extraño tu sonrisa

Por Malu Ramírez
Enviado el 31/10/2014, clasificado en Terror
3763 visitas

Marcar como favorito

Extraño tu sonrisa... Esa doble... La que con tu mirada y tus labios me obsequiabas... La que hizo girar mi mundo y ser feliz.

Todo sucedió tan de repente que nunca supe a ciencia cierta qué pasó, todo es tan vago en mi mente… solo recuerdo el momento en que te desnudabas frente a mí, me mirabas con esos ojos tan grandes como el amor y esos labios que se hicieron para ser por mi besados.

La tarde pasaba y los gritos de placer  no se hicieron esperar, me enterré en tu cuerpo una y otra y otra vez y cuando estaba por vaciarme en ti, algo se posesionó de tu cuerpo… tus ojos que eran de un café claro cambiaron a un verde intenso, era como si fueras otra mujer, pude vislumbrar la silueta de alguien que no conocía, muy diferente a la mujer de la que estaba enamorado.

Comenzaste a jugar más lascivamente, a lamer mi piel, a chupar mi falo erecto, vagaron tus manos por mi espalda como nunca lo habías hecho… dejaste de comportarte como la tímida mujer que siempre eras…

Me gustó tanto ese comportamiento que hice de lado lo más obvio… no eras tú.

Inundamos el lugar con cada uno de nuestros gemidos de placer, nunca me había sentido tan pleno y lleno de amor, tanto que a punto estuve de confesar lo que nunca te había dicho y al mirarte a los ojos y al comenzar a salir de mis labios ese “te amo” un rictus de dolor invadió mi rostro, la mujer a quien acababa de llenar no eras ya tú, esa otra mujer a la que había creído imaginar apareció enfrente mío,  su sonrisa burlona y su mirada asesina no se hicieron esperar… no sé cómo o de dónde se hizo de un cuchillo, de reojo pude verlo por el brillo de la hoja  de la cual apenas si pude librarme cuando con mano firme me atacó a matar.

La mujer se abalanzó sobre mí cuchillo en mano, blandiéndolo de un lado al otro de mi cuerpo, hiriéndome pero no de muerte sino por el placer de verme descarnado y sangrando… una muerte lenta me esperaba, era demasiado fuerte, raro en una mujer de su talla… al querer herirme en el rostro pude asirla y sacando fuerzas de flaqueza arranqué de sus manos el cuchillo, la desesperación hizo presa de mí, la agarré fuertemente del cuello con una mano y con la otra le encajé una y otra vez el cuchillo en todo el cuerpo… fue tal mi saña por lo que me había hecho que de estocada final se lo enterré  en el corazón, en ese momento vi sus ojos los cuales se tornaron en los tuyos que mirándome con amor y horror apagaban su luz.

Nunca supe a ciencia cierta que pasó, solo sé que siempre extrañaré esa sonrisa tuya… esa doble… La que con tu mirada y tus labios me obsequiabas... esa  sonrisa doble, esa que yo maté.

 

Malu Ramírez


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com