Navidad pasional 1

Por Gordito
Enviado el 03/11/2014, clasificado en Adultos / eróticos
9344 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

Era un diciembre mas en mi vida, todo iba como lo acostumbrado, salir, tomar, bailar, recorrer un bazar que quedaba a 3 casas de la mía, algo muy popular en mi ciudad. Un sábado, un par de amigos me dicen que van a ir al bazar y que los acompañe, mi sorpresa fue que cuando llegue no estaban solos, habían dos chicas mas, a parte de la novia de uno de mis amigos, bueno no le di mucha importancia, en ese momento no estaba en una buena situación sentimental para ponerme a estar cazando una mujer... lo cierto del caso, es que recorrimos todo el bazar, y fotos por aquí y fotos por allá, hasta que decidimos irnos a mi casa a seguir tomando y hablando.

Una de esas chicas, llamada Sofi medio rellenita, cabello negro, ojos oscuros, unos jeans ajustados que le resaltaban un buen trasero, una blusa que dejaban detallar sus pequeños senos redondos y bastante firmes, empezó a decir cosas poco agradable sobre mi y desde ese momento le agarre idea, no quería ni verla porque sentía que le iba a decir cosas que quizás luego me arrepentiría; lo cierto del caso es que seguimos bebiendo y hablando hasta el amanecer, antes de irse intercambiamos correos pero no numero de teléfono, me dije que no daría mi numero porque ya no quería volverla a ver.

Mi gran sorpresa es que miércoles de la semana siguiente, estoy conectado en mi MSN (la sensación en ese entonces) y de pronto refleja un hola en la esquina inferior de la pantalla, era ella Sofi, le respondí con un hola para no ser grosero, y por allí me empezó a preguntar ciertas cosas de mi, al principio me daba fastidio responderle pero pasaban los días y poco a poco me fue agradando que me escribiera, e incluso cuando no lo hacia, la extrañaba! así continuamos una semana, hasta que me dijo, quiero ir al bazar de nuevo que se iba a presentar un grupo y a ella le gustaba, sin dudarlo le dije que viniera y que si no conseguía donde quedarse pues en mi casa sobraba una habitación, lo dudo y me dijo que lo pensaría, yo vivía con mi hermana en ese momento!

Al siguiente día me escribe, el sábado salgo para allá temprano, debo estar allí a eso de las 11 AM, así que arregle la habitación y medio recogí la casa, me gusta tener las cosas en orden. Alrededor de las 11 suena la puerta, era ella, una blusa negra y un Jean ajustado, se veía totalmente distinta, se veía un mujerón, nunca antes la había visto de esa forma, al vernos sonreímos y nos abrazamos, fue una química totalmente distinta a aquel sábado, la deje pasar hablamos un rato, almorzamos y luego decidimos descansar porque la noche iba a ser larga, así que le muestro la habitación y justo cuando voy saliendo nuestros cuerpos se rozaron, fue una corriente que fluyo dentro de mi, la mire, ella me sonrió y no resistí, sus labios eran muy carnosos, y desde esa distancia se veían mas carnosos, me acerque poco a poco hasta juntar sus labios con los míos, fue un beso suave, tierno pero a su vez intenso, mis manos rodearon su cintura, y las de ellas mi cuello. Era algo que nunca antes había sentido con un beso, así duramos un rato hasta que me dijo, "esto no puede ser" y se separo de mi, pensé que había hecho algo malo, o que no le había gustado, pero no me quiso explicar en ese momento el porque no podía ser, así que me retire a mi habitación a descansar.

Nos vestimos y salimos a bazar, allí nos encontramos con unos amigos, bailamos, bebimos, reímos, pero ella nunca me volvió a ver a los ojos después de aquel beso, estaba intrigado quería saber el porque no podía ser, pero no quería presionarla. así duramos como hasta las 3am, nos fuimos a mi casa todos y allí le deje mi cuarto a un par de amigos y yo dormiría en el sofá, para mi sorpresa después de estar dormido, Sofi sale al baño y me ve allí y me dice "que haces allí, estas loco, porque no estas en tu cuarto" a lo que le respondí que decidí dejárselo a mis amigos ya que el sofá era bastante cómodo, me dijo que no podía verme dormir allí, que prefería dormir ella en el sofá y yo en la cama donde ella estaba, así estuvo hasta que le dije "bueno Sofi esta bien pero con una condición, que me digas el porque no puede ser" allí ella se retiró y sin decir una palabra, entró a la habitación y yo no podía quedarme con la intriga, la seguí, entré y me senté a la orilla de la cama, allí empezó a llorar y la abrace, puff había vuelto esa sensación esa corriente a mi cuerpo, y no pude resistir tenerla tan cerca, nos volvimos a besar pero ya no hubo quien detuviese ese momento, nos dejamos llevar por la emoción y la excitación, poco a poco nos fuimos despojando de la ropa hasta quedar totalmente desnudos, nos acostamos y empezamos a masturbarnos mutuamente, escuche un susurro.

-Creo que no voy a poder con el.

Yo le dije:

- Tranquila poco a poco.

Así que la seguí besando, acariciando sus senos, sus glúteos, y su vagina, puff, estaba totalmente húmeda, se podía notar sin introducir los dedos, así que decidí buscar un preservativo, por seguridad tanto de ella como mía, y cuando procedí a colocarla boca arriba me dijo.

- No, yo quiero estar arriba.

Sin dudarlo, la deje tomar el control, me acosté boca arriba y ella se sentó sobre mi, tomo mi pene y lo coloco en la entrada de su vagina, y fue bajando poco a poco, su cara era una mezcla de dolor con placer, y yo no podía creer la sensación que producía, estaba muy apretada, sus fluidos bañaban el preservativo y caían hasta mis testículos, era algo magnifico, espectacular, hasta que dejo caerse por completo, espero unos segundos sin moverse y empezó a subir y bajar, yo no aguantaba, ya quería venirme, tenia un movimiento de cintura que me estaba volviendo loco, hasta que dijo algo que me enloqueció más.

- Todavía no te vengas, espérame que no me falta mucho.

Ya me sentía su esclavo con esas palabras, comenzó a frotarse con mi cuerpo hasta que me susurro al oído.

- Ahora si, puedes venirte cariño yo ya estoy a punto.

Siguió los movimientos hasta que no resistí mas y me vine, y los pocos segundos siento las contracciones de su vulva acompañado de un gran gemido.

Se tumbó sobre mí con la respiración entre cortada, y yo totalmente complacido, fue el mejor orgasmo que había experimentado....

CONTINUARÁ...


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com