La Griega II

Por Levedad
Enviado el 05/11/2014, clasificado en Adultos / eróticos
7243 visitas

Marcar como favorito

SEGUNDA PARTE

Entre a la habitación y ella estaba completamente desnuda, boca arriba, con unos senos enormes que sorprendían a todos por ser ella bien delgada, la recorro con la mirada por completo y comienzo a desvestirme apuradamente, ella se sonríe y me dice: TOMALO CON CALMA, TENEMOS TODA LA NOCHE.

Sus palabras fueron claves, para no alocarme tanto e ir con calma, me desnude y me eche a su lado, nos besamos como si se nos escapara la vida, mis manos recorrían su cuerpo, mis labios comenzaron a bajar por su cuello hasta llegar a sus senos, no dejaba de lamerlos y mordisquearlos con suavidad, chuparlos sin cesar, mientras mi mano comenzaba a sentir su humedad entre sus piernas, comencé a masturbarla con dos dedos, luego sume un tercero y ella comenzó a gemir y me agarro del cuello, acercando mi cara a la suya y me susurró: PENETRAME DE UNA PUTA VEZ!!!

Yo la hice sufrir un rato más, hacía que mi miembro le rose sus labios vaginales, sin penetrarla, con la punta del glande, bordeaba su chuchita húmeda y lampiña, ella no pudo más y con sus largas piernas, me atrapo de la cadera y me presionó hacia ella, a fin de que la penetrara de una buena vez. Al entrar en ella, sentí toda su calentura, su humedad y comenzamos a movernos y gemir al unísono. Mi fantasía de poseerla se estaba haciendo realidad, luego de estar buen rato en esa posición, me salgo y le digo que se voltee, que se ponga en posición de perrito, ella me obedece y se voltea, se la vuelvo a meter y comenzamos a movernos, yo miraba a través del espejo como sus enorme pechos me meneaban al compás de nuestros movimientos. Mis manos acarician su espalda y la agarro de las caderas, con una mano le doy de nalgadas, una, dos, tres y muchas más veces, ella no protestaba, recibía sin decir una palabra, tan sólo gemía. Con mi mano izquierda, agarro su largo cabello y la comienzo a cabalgar, mientras con mi mano derecha le sigo dando de nalgadas, estuvimos buen rato así y ella me dice, que no me venga adentro, sino que se lo dé en la cara y en sus pechos, algo que me excita mucho más y ya al punto de venirme, me salgo de ella y pongo mi pene en su rostro y dejo salir todo mi semen en su rostro, que comienza a bañarla y salpicarle en sus pechos, ella con sus manos estira toda mi leche por su boca, su cuello y sus pechos. Algo súper excitante.

Se reincorpora y se va a lavar al baño, al salir me dice: COMPRASTE PERSERVATIVO, Y ¿NO LO HAS USADO? Le dije, que las ganas me ganaron, y se sonríe y se hecha a mi lado, ve mi miembro todavía erecto y me dice: VAMOS A VER SI APROVECHAMOS QUE ESTAS TODAVIA EMPALMADO, y comienza a besarme el glande, luego pasa su lengua por todo el pene, llegando a los huevos, vuelve a subir y se lo mete a la boca, comienza a hacerme un oral delicioso, yo feliz con los ojos bien abierto, viendo cómo se come mi pene y a través del espejo, veo sus nalgas y la infinidad de sus piernas, era delicioso esa sensación, de poseerla, su carita picara, metiéndose mi miembro a su boca y mirándome a los ojos. Le digo que quiero meterse por el culito, ella para de chupármelo y me dice: ESTA BIEN, PERO ¿COMPRASTE EL LUBRICANTE? Yo me sonrío, me reincorporo y voy al bolsillo de mi pantalón, saco los preservativos y el lubricante y le digo: TENGO TODO LO QUE NECESITO. Ella me da una sonrisa cómplice y no dice nada, me acerco a la cama, acomodo unas almohadas al medio de la cama y le digo, échate ahí, boca abajo, las almohadas hacen que su culito se eleve, me acerco a el, le abro las nalgas y paso mi lengua por el medio, queriendo penetrarla con mi lengua, mojándola con mi saliva. Abro un preservativo y me lo pongo, prosigo con el lubricante, y primero me lo unto en los dedos de la mano, me acerco a su culito, y primero la penetro con un dedo, tratando de hacer camino, luego incorporo un segundo dedito y veo que ya tiene el anito dilatado, me acerco a ella, y comienzo a penetrarla suavemente…. Sin apuros, tengo todo el tiempo del mundo, entro por completo en ella, la saco suavemente, y lo vuelvo a meter, estuvimos así un rato, sin apuros, ella pone sus manos en sus nalgas y la trata de abrir más, para que la penetre más y más, me encanta que tenga iniciativa, me dice que es mi puta, y lo será la veces que quiera, yo le digo que así me gusta, que sea mi puta, y que la voy a culear todas las semanas. Seguimos en esa pose, y le digo, cambiemos, me hecho boca arriba y ella se sienta encima mío, dándome la espalda, agarra mi pene y se lo mete en su colita, y comienza a subir y bajar, cabalgándome, me encanta verla encima mío, recorro su espalda con mis manos y de rato en rato le doy algunas nalgadas, que la hacen saltar y suspirar, me doy cuenta porque la veo por el espejo, sus ojos cerrados y su cara reflejando que lo está disfrutando al máximo, acerco mi rostro a su espalda y comienzo a lamerla, mientras ella sigue en ese sube y baja fabuloso, mis manos agarran sus enormes senos y juguetean con sus pezones, las acaricio con cuidado, y luego mi mano derecha baja a su chuchita, quiero sentir su humedad, y meto un par de dedos ahí, mientras la penetro con mi miembro por atrás, mis dedos la van penetrando por delante…. Siento que llega a un orgasmo más, pero no se detiene, solo suspira cuando llega y vuelve a la carga, quiere que también llegue yo.

Después de un rato en esa posición, ella ya cansada se sale de encima mio y se hecha a mi lado y me dice: TE TOCA A TI ARRIBA, VAMOS, DALE…. Y yo me sonrío y le hago caso, me subo en ella, le como la boca, mis brazos, agarran sus piernas y la pongo en mi hombro, luego la vuelvo a penetrar por atrás, ella suelta un pequeño gritito, y se deja llevar por el ritmo de nuestros cuerpos, ya siento que pronto me voy a venir, y le digo que quiero que se tome toda mi leche, salgo de ella, me saco el preservativo, busco su cara y ella se lo mete a la boca y comienza a chupármelo y en instantes, comienzo a eyacular, siento como toda mi descarga, se deposita en su boca, ella se la pasa sin saborear y con su lengua comienza a lamerme el miembro para limpiarlo de todo líquido. Continuará

 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com