Mi vecino

Por col_s
Enviado el 21/11/2014, clasificado en Adultos / eróticos
23954 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

Hace unos meses se mudó a el apartamento de al lado a un joven de unos 25 años, es alto de unos 180 m, piel canela y de ojos miel, musculoso, se ve que hace ejercicio porque todas las mañanas sale con ropa cómoda me imagino que a trotar o algo parecido.

Mi cuarto está ubicado en la parte trasera del apartamento justo al lado de la de él. Todas las noches escucho unos ruidos... (Gemidos) y la verdad es que estoy un poco curiosa por saber quién es la novia ruidosa del apartamento de al lado. un día como de costumbre me levante tarde para ir a La U ese día me tocaba ropa deportiva así que me coloque mi uniforme que la verdad me queda bien ajustado, resaltando mi buen trasero, no es por presumir pero soy la envidia de muchas y el antojo de todos. Ese día justo al salir iba saliendo el con una sudadera y camisa ajustada que resaltaba sus músculos, me asuste al verlo la verdad nunca había estado al lado de un hombre tan guapo, me dirigí al ascensor y no podía de dejar de pensar en él. El subió conmigo y apretó el botón 1. En el transcurso me pregunto mi nombre y yo igual, su nombre es Esteban y tienen una voz encantadora sentí mariposas en el estómago, era la primera vez que me ocurría algo así, me pregunto si practicaba algún deporte y con mi voz entre cortada le dije que sí, el no dejaba de verme por detrás, de repente me pidió mi número de celular, que de impactada y con nervios se lo di, En mi mente me decía como le había dado mi número de teléfono prácticamente a un desconocido pero ya era tarde. Sentía algo raro en mí y pase así todo el día hasta que llegue a mi cama y cerré los ojos, imaginándome como sería un beso de él, A lo lejos escuche gemidos y golpes en la pared, rápidamente tome el celular tenía un mensaje de él diciendo escuchas? Yo le dije nerviosa si, a lo cual le me contesto… Desde que te observe no he podido de dejar de pensar como es tener una noche contigo y sin preámbulos le dije que me parecía un hombre guapo a lo cual me dijo que fuera a su apartamento… sentí como salía dentro de mi algo caliente y sentí húmedas mis pantaletas, al pensar lo que ocurriría si iba. Dude un poco pero Salí sigilosamente para que mi hermano no despertara, dispuesta a todo, cuando llegue él estaba esperándome en bóxer lo cual me derritió, tenía un enorme Pene erecto. Me tomo fuertemente y me beso tirando la puerta a un lado me lanzo a la cama, besándome por todo el cuerpo, le dije que era mi primera vez no sé, estaba loca le entregaba mi virginidad a un extraño, bueno ya ni tan extraño. el me regalo una enorme sonrisa me dijo que todo iba a estar bien y que nunca iba a olvidar, empezó a besarme y lentamente iba bajando besándome mi vagina, provocando un gemido, introdujo su lengua, rozando con sus enormes dedos mi clítoris le dije que lo hiciera rápido, no me aguantaba más, el delicadamente por fin me penetro lenta y delicadamente, ooohh, grite el sshh, tranquila sin embargo una y otra vez me penetraba hasta que vino en mi primer orgasmo, me sentí bien cachonda y me revele, empecé a tomar el control (la verdad no se dé donde sacaba tanta experiencia) pero el provocaba a en mi algo que nunca habia sentido ni hecho. Le tome su enorme verga y empecé a masturbarlo y hacerle el sexo oral. Mmm ricooo lo introduje en mi boca una y otra vez hasta que se vino, cambiábamos de posiciones y el me la metía cada vez más duro sin considerar que era mi primera vez. Aunque la verdad ya me sentía como toda una profesional. Le decía que me diera duro muy duro como si fuera la última vez; Así fue me besaba y me metía sus dedos en mi vagina haciendo que me llegara a un enorme y jugoso orgasmo.

Me sentía como en una película era hermoso y a la vez algo espeluznante no podía dejar de disfrutar esa noche pero quería mas, métemelo, aahh, sii asii duro, que rico me abría de piernas y el sin contemplación me devoraba mi lampiña y roja vagina que no aguantaba mas Ayyy, ayyy, ayyy, así. Dame. Me mojo, me mojo. … cerré mis ojos y cuando los abrí, toda mi cama estaba echa un desastre. No podía creer, estaba completamente mojada… observe mi teléfono móvil viendo un mensaje de Esteban que decía… Tomate tu tiempo, te esperare hasta que decidas. ¡No puedo creer que me haya quedado dormida!


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com