Vagando

Por Malu Ramírez
Enviado el 23/11/2014, clasificado en Amor / Románticos
385 visitas

Marcar como favorito

Cansada de vagar sin rumbo estoy… hubo momentos en que creí que esta situación sería lo mejor, ahora veo que no. Sigo pensando en ti sin remedio, eres parte de mi ser y de mi alma mucho más de lo soportable.

Me dolió tanto alejarme de ti… éramos tan buenos amigos… ¡los mejores! Éramos cómplices de travesura, de sueños, de pasión y lascivia… tanto que me dio miedo lo profundo de mis sentimientos, eso y el que sabía perfectamente que tu no podías corresponderme.  Al saberme enamorada de ti mi mundo se hizo añicos… ¿Qué futuro podía tener este amor que siento? ¿Cómo podría convencerte de que yo, tu amiga podría ser mucho más que lo que ya era? ¿Cómo poder ser para ti algo en lo que no te permites creer?

Se perfectamente que no tengo oportunidad contigo de nada más de lo que ya tenía y que si ahora regreso no sé si incluso pueda obtener eso… salí corriendo sin dar explicación real y conociéndote seguramente ya me supliste en tu cama.

Extraño tanto tu presencia… tu aguda mente de la que siempre aprendí, tu delicioso cuerpo que siempre hizo en mí más de lo que cualquiera podría… esas manos que con solo rozar mi piel me hacen estremecer, enmudecer y olvidarme de todo… mi vientre anhela la dureza de tu falo erecto bailando dentro… mi boca ansía el sabor de tu boca, de toda tu piel… de tu semen. Perderme todo ello es simplemente mi culpa.

Debí aceptar mi realidad, esa donde era nada y lo era todo aún en breves instantes. Quise ser más de lo debido aun sabiendo que jamás podría… mi comportamiento no solo fue estúpido, fue temerario… jugarme el todo aun estando al tanto de que no obtendría nada en lugar de conformarme con lo que gozaba.

¡Como extraño disfrutarte! eras mucho más que manjar de dioses… perdí lo que tenía a tu lado por mi ineptitud para manejar ese  mar de sentimientos que provocas con tu sola presencia.

Estoy vagando sin rumbo como otras veces, como cada vez que hui de aquello que no sabía esgrimir… esa siempre ha sido mi forma de dar frente a aquello que me complica un poco la vida… sé que te has dado cuenta de ello… pero a diferencia de siempre ahora si me duele haberlo hecho así.

Cara pagaré mi cobardía, caro pagaré el miedo al amor y a querer más de lo que podía tener.

Lloro, y es enteramente culpa mía, te amo y sigo siendo aquella estúpida adolescente que nunca creció, que siempre se sintió rechazada, que siempre se sitió poca cosa, que a pesar de anhelar el amor, al verlo, al sentirlo se sabe incapaz de manejarlo.

Si ahora regresara a tu lado seguramente me rechazarías… y bien ganado lo tendría por ser cobarde y salir corriendo… seguiré vagando sin rumbo como siempre pues he perdido la estrella que guiaba mi camino y a pesar de saber que está ahí, ya no me atrevo a buscarla, a mirar al cielo y encontrarla… ha sido tan fuerte el impacto de perderte de esta manera que no tengo ya cara para mirarte a los ojos, para rogar de ti un poco de amistad, para luchar por que el amor que siento sea una realidad… cobarde si, demasiado, tanto que solo me queda llorar y aceptar que te he perdido.

Vagaré sin rumbo, aun sabiendo que tú eres esa luz que siempre esperé y que me encontró cuando ya todo estaba más que vencido.

Duele tanto el amor… duele tu ausencia, esa, a la que me he condenado yo sola.

 

Malu Ramírez


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com