Un paciente peculiar.

Por Sanny. Lf
Enviado el 26/11/2014, clasificado en Terror
587 visitas

Marcar como favorito

-¿Por qué estás aquí Marcos?
-Por que mi madre piensa que estoy loco doctor.
-¿ y por qué motivo piensa eso?
-Porque la veo muerta, al igual que a usted y al resto de personas.
-¿Me podrías explicar esto Marcos?
-¿Quiere saber que veo doctor?Le veo la cara totalmente destrozada, está usted íntegramente cubierto por su propia sangre, y su cuerpo ha quedado machacado casi por completo... no es usted mucho mayor de lo que es en este momento, así que valla con cuidado... No me atrevería a decirle la causa, pero está usted bien muerto señor créame. ¿Acaso tengo la culpa?.
-¿Videncia?¿intentas decirme que puedes ver el futuro?-
-¿El futuro? que hermosa, extraña y confusa palabra al mismo tiempo. ¿Acaso el futuro existe doctor?¿acaso no estamos ya todos muertos?¿acaso el tiempo no es una invención del hombre moderno para medir la duración y separación de sucesos y poder ordenarlos estableciendo a su propia conveniencia un pasado, un presente y un futuro?
El doctor Arnold, quedo bastante impresionado con los argumentos del chico, no pensó encontrarse con alguien tan ingenioso y locuaz al mismo tiempo, menos aún teniendo en cuenta su corta edad. Pese a todo era psiquiatra y como tal, siguió interrogando a Marcos con el propósito de dejarlo sin argumentos para poder exponer su propio juicio ante él.
-Esta bien Marcos, reconsiderando tu hipótesis, si el tiempo no fuera más que una invención, y no existiera pasado, ni presente ni futuro,¿de que manera podríamos estar teniendo está conversación en este momento?¿no estaría todo pasando al mismo tiempo?
-¡¡Exacto!! todo pasa al mismo tiempo doctor, no sólo veo su muerte, tambien veo su niñez, veo su nacimiento, veo todo lo anterior y posterior a su muerte y a su vida, porque todo esta sucediendo al mismo tiempo y porque todos estamos muertos ya antes de nacer.
-Marcos, eres un chico bastante inteligente, pero es imposible demostrar lo que dices con simples teorías..
-Esta bien doctor, supongo que no tengo argumentos suficiente para demostrarle la inexistencia del tiempo, acepto su escepticismo dada su profesión. Pero quizás sí los tenga para demostrarle que todos estamos muertos. Reconsideremos que en realidad el tiempo existe, siendo como tal una mágnitud física más de nuestro universo. ¿ha tenido usted en cuenta la magnitud temporal en él?. Me explico, nuestro universo tal y como lo conocemos se formó hace aproximadamente quince mil millones de años. Sabemos que nuestra galaxia tiene aproximadamente seis mil millones de años de antigüedad y que dentro de cuatro mil millones de años desaparecera con la muerte de nuestro sol. Nuestro universo seguira cambiando y expandiéndose, desapareciendo galaxias enteras y formándose otras nuevas, trancurriendo millones y millones de años mientras tanto, y así hasta la infinidad. ¿Cuánto dura una vida humana?¿ochenta, noventa años?¿que significa eso en las "magnitudes temporales" de nuestro universo? NADA, por lo tanto ¿No está usted muerto ya para el resto del universo?.
-Bien, supongamos que es así y que todos estamos muertos debido a estas inmensas dimensiones de tiempo. Aunque así fuese, ¿Por qué únicamente tú puedes percibirlo?¿Quién eres tu para tener semejante poder?.
-¿No es cierto doctor que actualmente se cree que no usamos más que un triste diez por ciento de nuestra capacidad cerebral?.
-Sí, aproximadamente.
-Pues dígame, ¿Qúe pasaría si yo fuese capaz de explotar el cien por cien de esta capacidad?.
-Supongo que tu percepción del mundo sería muy distinta a la del resto, pero a la misma vez tu mente sería tan inmensamente superior que rebajarte a la mia para tener esta conversación tan ordinaria en este momento sería algo sistemáticamente imposible para ti.
-Entoncés quizás nunca hallamos tenido esta conversación, segun usted sería algo imposible ¿no?... ¿comienza usted a abrir su mente doctor?.


En ese momento suena la puerta, adentrándose en el despacho la secretaria del doctor.
-Buenas tardes doctor Arnold, su cita de las cinco está esperando fuera, ¿le hago pasar?
-Disculpa Amelia, aún no he terminado con Marcos ¿Es que no lo ve? digale que tendrá que esperar un poco.
-¿Marcos? Doctor aqui no hay nadie, su primera cita era a las cinco. ¿Se encuentra usted bien?.
Al mirar de nuevo, no había nadie sentado junto a él... comenzó a notar una extraña sensación dentro de su cabeza, todos sus sentido evolucionaban vertiginosamente por segundos. Todo era diferente, su vista, su olfato, su oido... Podía anticiparse a cualquier pensamiento de cualquier ser humano. Podía ver el aire y cada una de sus partículas y sentirlas. Su cerebro estaba cambiando. Miró a Amelia y pudo verla muerta, de mayor y de niña a la misma vez, sus antepasados y los antepasados de estos, sus descendientes y los descendientes de estos, el principio del mundo y a la vez su final. ¿Qué significado tiene el tiempo cuando puedes ver el mundo de esta manera?. Su mente dictaminada por la psicología no pudo asimiliar una percepción tan precisa del mundo. Tanta información, sensaciones y conocimiento incocebibles para cualquier mente actual provocaron que el doctor Arnold terminara arrojándose por la ventana de su despacho. Teniendo en cuenta que se trataba de un séptimo piso, su cara quedo bastante destrozada, la sangre brotaba por todos lados, y su cuerpo completamente machacado...


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
TvReceas - Videos de recetas de cocina Cristina Callao