Coleccionista de brazos

Por Cortez
Enviado el 06/12/2014, clasificado en Ciencia ficción
888 visitas

Marcar como favorito

La tecnología nos hace inútiles. Hasta flojos. Ya no queremos ni utilizar las manos. En el 2018 todavía las usaban pero desde que apareció esté chip que te insertan en las sienes, todo se controla por medio de los ojos. Observas un objeto, dices la palabra clave y listo. Todo lo que antes hacíamos con las manos dejó de hacerse. Incluso cuando vas al baño. Quedas más limpio de lo que tú mismo te procurabas. Es increíble. Hacer tus necesidades, bañarte, vestirte, alimentarte... ¡Ya no se usan las manos! Mucho menos para escribir. Esa tecnología llegó desde el año 2000 y se perfeccionó en el 2015. Sólo la hablas al micrófono de la computadora. Y listo. Y sin faltas de ortografía. ¿Qué decir de los automóviles? Le ordenas que abra las puertas o sólo la del piloto. Te sientas y le pides que se encienda y programas la ruta. Ya no accidentes, cierto. Ni agentes de tránsito. Eso es muy bueno pero, hemos llegado al colmo cuando intentaron  fabricar los estuches de cigarros con nanógenos independientes, que salieran  de la cajetilla y fueran a parar hasta tu boca. No fue posible. Porque era necesario tomarlos con una extremidad que ya no utilizamos.

¿Qué vamos a hacer con nuestras manos entonces? Se nos van a atrofiar. De milagro no lo han hecho. Sólo nos sirven para sostener las mangas de las camisas. Y ya anunciaron que sólo fabricarán a partir del próximo año camisas de manga corta unicamente.

Lo que más extraño de no usar las manos ni los brazos, es cuando estabas con la novia. Ya ni siquiera tenemos fuerza en los brazos para levantarlos. ¿Y qué hacemos? Damos la orden por nuestros ojos, cuando están con nosotros, de que se junten nuestros labios. Y nos damos unos besos prolongados. Y si acaso se juntan nuestros cuerpos, no los podemos mantener unidos. A menos claro está que pidamos tener las relaciones íntimas de mutuo acuerdo. Si los chips no están programados para hacerlo, no pasa nada. Eso es muy bueno, porque ya no existen violaciones. Todo debe ser programado para llegar a la intimidad. 

Tampoco hay robos de objetos. No se puede. No le puedes ordenar al chip que levite un objeto que quisieras robar. Por eso dejaron de entrenar policías y fuerzas armadas. Todo se controla por computadoras bajo el mando de voz. 

Para cultivar los campos, crearon unas herramientas grandes y pesadas que controlas con los comandos de voz. Se mueven rígidamente y cavan la tierra y van depositando las semillas. De igual manera, las programas para que las rieguen y las cosechen cuando están listas. Porque eso, sí no hemos podido prescindir de los alimentos que nos da la madre tierra. 

¿Deportes? Sólo aquellos que se juegan con los pies y la boca. Bendito ajedrez. Para peinarse, debes programar en tu ropero un aditamento que se despliega con un peine adherido. Tú sólo le indicas cómo te gustaría verte ese día. Los perfumes y desodorantes ya no son líquidos, sino por medio de aromas que programas. ¿Cómo amarró mis zapatos? Es otro aditamento que ya viene incluído con la casa que adquieres. Está bajo la cama y se despliega también sobre tus pies, llevando los zapatos de tu elección. Ya no hace falta que te preocupes por lustrarlos. 

Hay un aditamento flexible que se programa para que te rasque la espalda u otra parte del cuerpo donde tengas comezón. Porque eso tampoco ha llegado a erradicarse. Para llamar a alguien o sea comunicarte, estan colocadas en las paredes pantallas enormes que se encienden con tu voz y te permiten ver a la persona indicada. Claro que se requiere autorización para ver a la otra persona. Y al mismo tiempo, esas pantallas sirven para ver algún programa televisado. ¿Qué es lo que vemos? Bueno, películas antiguas de cuando se podían usar las manos... Y terminamos llorando. Pero hay un deporte que me gusta mucho. Y es que a raíz de que dejaron de practicar el boxeo, se implementó lo que llamamos: Juego de brazos y manos

¿Cómo que juego de manos? Podrías decirme. Si yo mismo te dije que ya sólo se practican los deportes donde no se usan las manos. Te explicaré. Se trata de apostar las manos o los brazos completos. Como no los usamos, no les tenemos aprecio. Pero quien las gane puede presumir de ser un gran coleccionista. Y los colecionistas pueden canjearlos por mejores aditamentos o comandos de voz que no se consiguen en el mercado libre. El ajedrez nunca fue un juego donde se apostara pero, se hacen las apuestas de manera clandestina. También sigue existiendo el fútbol soccer. ¿Recuerdas que era el único que permitía golpear el balón con los pies? Por supuesto, que ya no hay saque de manos. Ni árbitros. ja ja. Fue lo mejor de todo. 

Sí, ya sé que a ti nunca te gustado mucho ese deporte. Pero en fin, es de lo poco que queda del pasado. Y es que quiero que cuando despiertes del coma, estés bien enterada de los cambios que se han dado en los últimos 20 años. Sé que los médicos que te atienden, aunque ya no emplean los brazos, como cuando caíste en coma, te están atendiendo con los mejores instrumentos programados. Y créeme que tienen los mejores comandos de voz en medicina. Estoy seguro de que pronto te recuperaras. Y con el chip que te colocaron en las sienes, podrás recordar todo lo que te he informado esta tarde. 

No puedo decirte que te espero con los brazos abiertos je je Es broma. Pero sí con los mejores comandos de amor a tu regreso. 

 

 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com