Mi mayor droga, ella.

Por Wareqwe
Enviado el 10/12/2014, clasificado en Adultos / eróticos
3826 visitas

Marcar como favorito

 

 

Tan solo basta con oír su voz para que la vida se vuelva perfecta alrededor de esa diosa mágica.

Rubia de pelo, azul de ojos, como si sonara una sinfonía de Mozart y saliese de su piel pétalos y rosas.

Su cuerpo la rodeaba de espuma, ¡BENDITA ESPUMA!, el agua se deslizaba por su piel suave y blanca como si fuera el ángel que baja del cielo.

Por ultimo, cerraba sus ojos y se relajaba en esa bañera victima de aquella obra de arte, ni Picasso sería digno de apreciar esa maravilla. Esas curvas recorrían el camino a la gloria donde terminaba en un paraíso del que nadie ha estado aún.

 

 

 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com