Cuando el Amor es Infinito (2)

Por RPMuñoz
Enviado el 07/12/2014, clasificado en Amor / Románticos
372 visitas

Marcar como favorito

 

     Javier se despierta. La luz invade la habitación. Se despereza. Luego sonríe. Ninguna pesadilla esta vez. Siente el cuerpo de la chica pegado al suyo. Cierra los ojos. La sangre empieza a hervir en su interior. Mira el reloj despertador. Llega tarde al trabajo. No puede entretenerse. Aunque dedica algo de tiempo en acariciarle la espalda. Ella gime, luego se vuelve hacia él:

 

Hola – dice ella, alegre. Buenos días, chica desconocida. Mi nombre es Alba. Ya que no me lo preguntaste ayer…Javier le besa la nariz.     Tengo que irme a trabajar.Él retira las sábanas.     ¿A qué te dedicas? Soy arquitecto. Arquitecto… - susurra ella con admiración -. Seguro que haces unos edificios extraordinarios.Él ríe.     No he hecho muchos… todavía.Se viste rápido: una camisa blanca y unos vaqueros.     Estás muy guapo – lo mira como si él fuera magia.La besa con delicadeza.     ¿Quieres que te lleve a algún sitio? Tengo que pasarme por la facultad, necesito un libro de arte. Aunque iré más tarde. Gracias de todos modos. Perfecto.     Ella posa sus manos en el rostro de él y lo besa con ardor. Cuando sus labios se separan, él suspira.     Esta noche, ¿vendrás? Puede… - responde ella, divertida. Dame tu teléfono. Te llamaré. OK.     Él introduce el número en su móvil y luego se dirige a la puerta. E, inmediatamente, desaparece. Alba, poco a poco, vuelve a quedarse dormida.     Despierta minutos después, sobresaltado.        Las horas pasan, y Javier regresa a su apartamento. Está vacío. Cansado, se recuesta en el sofá. Toma el mando de la cadena. Pone algo de música: Dani Martín, uno de sus favoritos. Comienza a adormecerse.   Alba… ¡He de llamarla!     Toma el móvil y busca en la agenda. Luego presiona sobre el nombre de ella.     ¿Javier? Hola. ¿Te vienes? ¿Cuándo? Ahora mismo – dice él. ¿Estás seguro? ¡Claro! Vale. Te veo en un rato. Un besito. Alba llega enseguida. Se ha maquillado un poco. Lleva un vestido de color crema y el pelo suelto. Sonríe. Javier le da la mano y la lleva a su habitación. La manta está tirada en el suelo. La música suena.  La joven se coloca junto a la cama y deja caer su vestido. Luego se desprende de su sujetador y se tumba boca abajo. Javier comienza a quitarse la camisa. Después le besa la espalda. Entonces le retira sus braguillas negras, e inmediatamente se quita sus pantalones y su slip. Suavemente se coloca encima de ella, con cuidado para no hacerle daño pues es mucho más alto y corpulento. Los brazos de él recorren el cuerpo de la joven. Al instante, ella se gira y se pone boca arriba, debajo de l cuerpo de él, y ambos se besan desesperadamente.    Ella gime y vuelve a gemir. Entonces, abraza el cuerpo de Javier con sus torneadas piernas.   Eres precioso – susurra ella.Las manos de él se hunden en los cabellos dorados de ella.     Deja que te bese por todo el cuerpo - dice él.       Y la besa por todas partes con pasión. Cuando hubo terminado, toma un preservativo. Se lo pone. Luego se sumerge en el interior de Alba y ella abre la boca en un grito sordo y desesperado.     Grita más alto – musita él.     Ella gime. Luego grita y grita pues el placer es infinitamente inmenso. Después los dos gritan hasta que las paredes parecen desear derrumbarse. Y ella ríe. Y su risa es sana y juvenil, llena de sueños.     Eres mi pequeña mariposa – susurra él. ¿Porque quiero volar? Porque eres pequeña, y porque eres muy joven y llena de luz y de color. Risas. Besos. Y ambos caen en un profundo sueño.

Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com