Cosecha ilimitada

Por Juan TOMÁS FRUTOS
Enviado el 13/12/2014, clasificado en Poesía
164 visitas

Marcar como favorito

Nos bañamos

en amor,

y surgen los deseos

de una paz

que nos repara.

 

Hacemos un alto

en el camino del deseo elegido,

que ejecutamos

con valentía, con palabras

que llenamos de pasión.

 

La vida es hermosa,

aunque no siempre nos regale

su mejor cara:

no olvidemos

que la existencia es extraordinaria

incluso en las peores circunstancias,

que nos han de fortalecer.

 

Tampoco dejemos atrás

la obligación de ayudar a los demás,

de ser felices en el conjunto

sin renunciar a lo individual.

 

Seamos inteligentes,

y, hasta en la objetividad,

avancemos por lo subjetivo,

y tomemos esas aguas salvadoras

de la querencia

que nos quiere y nos contiene.

 

La paz y el contento

son los frutos de la incondicional entrega.

Son, por cierto, una cosecha ilimitada.

 

Juan T.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com