En año nuevo.

Por diego
Enviado el 15/01/2013, clasificado en Poesía
731 visitas

Marcar como favorito

He oído que…

más allá de las grandes montañas, navegando el vasto mar,

en una pequeña isla tras una nube escondida;

existe un lugar donde todo es posible.

 

Donde un arcoíris cruza el cielo.

Donde no hace calor, ni frio.

Donde siempre hace sol y nunca viento.

 

Un lugar que desafía la lógica;

que no sigue reglas, no conoce leyes.

Donde nunca para la música,

y nunca se encienden las luces.

 

Todo puedes tenerlo en ese lugar,

donde no es posible sufrir ni llorar.

Donde cada momento, son mil momentos;

y cada sonrisa, mil sonrisas.

Es un lugar donde no hay disputas,

todas tus emociones juegan en armonía,

y tus mayores deseos son ya realidad.

 

En ese lugar

  están mis exámenes por superar.

Allí se esconde mi trabajo soñado,

mis futuros hijos y mi chica perfecta.

Allí descansa mi negocio millonario.

Y allí están mis buenos propósitos…

 

Y cada noche viene más y más gente.

Porque es un lugar sin fin, un país sin fronteras.

Allí nacen y viven todas tus ilusiones,

Y allí se esfuman todas tus barreras…

 

Un lugar maravilloso lleno de tesoros

donde te invade la paz y la felicidad.

Es tan perfecto que muchos dudan si existirá.

Pero, ¿sabéis qué no puede existir?...

Nada, porque puede existir, si se puede imaginar.

Y si puedes soñarlo, puedes lograrlo.

 

Muchos lo han hecho antes que yo.

Han visitado ese lugar

y con sus maravillas deleitado.

Pero con las manos vacías vuelven.

Otros se quedan allí embrujados,

atrapados y nunca vuelven…

Mas nadie se ha traído nunca nada,

nadie excepto la Determinación.

Porque solo ella puede…

 

…Suya es la barca, su niña preciosa.

Más rápida que ninguna.

Tan grande que caben mil cosas.

No sigue viento, ni rumbo alguno.

No tiene motor, ni velas.

Por la corriente se deja llevar.

Y en la popa escrito está

“Imaginación”, como nombre

por el que se deja llamar.

Y con Imaginación un viaje

se hace bonito y placentero.

Y es posible perderse pero,

descubres que acabas de llegar…

 

…Cargas la barca y

disfrutas de aquella tierra un instante.

Entonces nos muestra su gran remo.

Un remo de sudor lleno y enorme;

 duro y pesado. Esfuerzo es su nombre,

 y con Esfuerzo remamos contracorriente….

 

Largo será el camino, nada sencillo.

Pero cuanto más largo sea,

mejor será la vista al llegar.

Y al mirar atrás,

 la felicidad me invadirá:

me habré traído un trocito de paraíso.

 

Sé que no parece fácil, no diré que no temo.

Pero no me queda otra, no tengo opción.

Pues ya he visto ese lugar, cada noche, en mis sueños.

Y no podría vivir sin intentarlo.

 

Por tanto, queridos reyes magos,

esto es lo único que os pido este año:

una gran barca y un fuerte remo

para poder traer algo del país de los sueños…

 

 

 

 

 

A sus Majestades los Reyes Magos de Oriente.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com