Humedad

Por Amante
Enviado el 22/12/2014, clasificado en Adultos / eróticos
9264 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

"....llegue corriendo a mi apartamento, eran como las 2 de la tarde, mi Claudia me esperaba hace rato, el trafico y la lluvia me impidieron llegar a tiempo, pensé que mi esposa estaba algo disgustada, por si acaso entre sin hacer mucho ruido, nadie por ahí, se fue sin mi, pensé. Todo estaba en silencio, pero unos leves gemidos alertaron mis oídos, la verdad no preste mucha atención, debe ser algún vecino viendo una película para adultos, a esa hora, raro. Continué mi recorrido por mi apartamento, llegue a la puerta de mi habitación, estaba ente abierta, solo dejaba ver la parte baja de mi cama, cuando veo que sorpresa, ahí acostada, desnuda, solo con un sweater gris, estaba mi esposa, con las piernas ligeramente dobladas hacia arriba , perdiéndose en su propio placer, se masturbaba de una forma deliciosa, los gemidos de placer que daba tuvieron un efecto inmediato en mi, nunca mi pene se había levantado tan rápido, fue casi instantáneo, mi respiración al igual que la de ella se aceleraba, sentí como mi propia humedad me inundaba, me excite muy rápido, quería entrar, a mi cuarto y entrar en ella, pero interrumpir semejante placer, lo disfrutaba mucho y yo disfrutaba verla, Claudia mi Claudia, estaba entregada a su sexo, con sus finos dedos, con movimientos circulares frotaba su clítoris, mientras con la otra mano se acariciaba todo su cuerpo, de vez en cuando metía su mano debajo del sweater buscaba uno de sus senos, o los dos y los apretaba, buscaba sus pezones, cuando los encontraba sus gemidos aumentaban y se retorcía de placer, yo no lo creía, ella continuaba agitando su mano, su humedad producía un ruido que mezclado a sus gemidos me tenían al borde de mi propio clímax, quería venirme me solté mi pantalón, tembloroso, agitado, mi cuerpo y mi pene gritaban por placer, por fin lo tuve en mi mano, grande y húmedo, empecé a mover mi mano de arriba hacia abajo duro rápido, quería expulsar toda mi pasión de inmediato, claudia continuaba inmersa en su clítoris, nada existía aparte de su placer, sus movimientos aumentaron, parecía una batalla con su sexo, en ese momento tomo uno de sus pezones con dos dedos, lo apretó, su orgasmo crecía desde su clítoris y finalmente estallo, recorrió todo su cuerpo de forma electrizante, hasta salir convertido en gemido intenso.....................su cuerpo cayo tendido en mi cama, su gemido fue el detonante de mi placer, al escucharlo estalle, salio de mi toda esa pasión, me vine, sentí como recorrió todos mis conductos y salio como una explosión de sexo y placer........................................en ese momento por ese espacio mínimo que dejaba la puerta nuestras miradas se encontraron, no se si ella sabia de mi presencia desde antes, lo único que se, es que sin palabras, solo con su mirada me invito a entrar en su cuerpo que bañado en su placer me recibió con mas intensidad que antes......................."


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com