Que hizo mi amo

Por fuisumisa
Enviado el 16/01/2013, clasificado en Adultos / eróticos
9475 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

Tengo frio…hambre….

Que habré hecho ahora…no entiendo…

Estas cadenas no me permiten moverme…allá hay comida…pero no alcanzo…

Tengo hambre…

Desnuda a la merced de que cualquiera me tome…tengo miedo

Siento un ruido alguien entra…lo miro  es alto esta enmascarado…será mi nuevo amo… ¿Él me habrá puesto aquí? Trato de inclinarme, arrodillada para recibirlo, pero mis piernas no me ayudan, se acerca lento, se arrodilla me susurra al oído:

-No soy tu amo… aún,

Se sienta junto a mí, me levanta y apoya mi cabeza sobre su regazo…acaricia mi cara, seca mis lágrimas, me ofrece un emparedado, intento recibirlo pero mis manos atadas no me lo permiten, él se ríe, es una risa de compasión, corta un trozo y lo introduce a mi boca, lo saboreo mmm es delicioso, (solo es pan con algo dulce, pero mi estómago hambriento lo recibe como un manjar).

-Tienes frio - me susurra al oído, asiento con mi cabeza.

Me levanta de su regazo, va al fondo de la habitación, busca y trae algo, lo coloca a mi lado, me ayuda a levantarme y me deja sobre él, luego cubre mi cuerpo con una frazada, es agradable dormir en algo blando, le sonrió en agradecimiento, se coloca encuclillas al lado mío y me dice:

-Trata de dormir vendré temprano a quitarte estas cosas.

Se va, trato de analizar lo que ha pasado, pero mi cuerpo desea descansar…Ruido…me despiertan, es el  trae en su manos una bandeja, la deja en el suelo, me levanta y retira las cosas al fondo de la habitación, levanta la bandeja, la acerca hacia a mí, hay una taza de leche, un emparedado de queso, -espero ser digna para recibirlo.

Vuelve a dejar la bandeja se sienta en el suelo indica que me acueste en su regazo, obedezco.

En esa posición me alimenta, entre pausas, me acaricia en la cara; término de comer, me retiro de su regazo, me indica que este de pie, se acerca y me susurra

-La próxima vez que me veas será por negocios, espero poder tenerte en mi fortaleza,- luego me besa en la frente se va, al rato otro ruido será el.

 2

No, son 3 personas, entre ellas distingo una mujer vestida en látex negro, un hombre en traje y uno vestido casual. El hombre de traje se acerca, me acaricia y coloca su mano en mi sexo, hunde sus dedos en él, me incomoda el ríe. El hombre vestido casual se acerca toma mis pechos, los golpea con su mano, -duele.

Ahora al parecer  viene la mujer, tiene una fusta en sus manos, golpea con ella dos veces en mi sexo, no hay palabras nadie habla, solo siento dolor…

Luego de un rato de tortura y manoseo. El hombre de traje ordena.

-¡!Basta ¡

-Estela trae la manguera es hora de darle un baño,

-A esta preciosura, la pondré de inmediato a la venta.

Sale la mujer rápidamente. Se quedan ellos, conversan.

-La compre barata, su antiguo amo la dio en forma de pago en un juego de poquer, la perdió… ríe

-Porque la tenías acá que hizo en tan poco tiempo. Si tan solo la tienes desde el ayer.

- No mucho, solo no quería venir (ríe), su amo tuvo que colocarle un tranquilizante, para entregarla, antes de ello gemía y le pedía que no la entregara,… (Ambos hombres ríen a carcajadas).

Llega Estela con lo solicitado, ahora que la pieza donde estoy esta iluminada, puedo ver lo espaciosa que es, miro al fondo, allí están la frazada y la colchoneta, sigo mirando veo a Estela conectar la manguera a una llave, sabe lo que hace, no se demora, una vez lista espera instrucciones.

El hombre de jeans, se acerca suelta un poco la cadena que sujeta mis manos, me estira, quedo con los brazos y piernas estiradas, ahora me sujetan a la pared, con estas cadenas puedo girar mi cuerpo, se le da la instrucción a Estela, quien abre la llave, siento un gran chorro de agua fría, me están bañando.

Luego me visten con unas juego de encaje blanco, zapatos de tacón, Estela me maquilla, trato de hablarle pero me indica de no, cuando estoy lista Estela me entrega al Hombre, el me recibe me observa, toca mis labios los limpia, observo, Estela tirita, la llama y le da una cachetada.

-¡!ESTE COLOR NO ME GUSTA¡¡- le grita

Estela va en busca de otro labial, se lo muestra el asienta, y lo usa en mí, la miro tiene los ojos llorosos.

Salgo de la habitación a un gran salón, allí hay varios hombres unos 10 al menos.

Me colocan un collar con una cadena, que la sostiene Estela, me pasea por el salón, doy dos vueltas, me dejan de pie al lado del amo de Estela, empieza la venta.

-“Esta preciosura, ha tenido un solo amo, le falta educación pero uno de ustedes la puede moldear a sus necesidades, quien ofrece 200.000 mil.”,

Así empieza mi puga, unos ofrecen más otros nada, ya van en 500.000 mil, otros piden tocar la mercancía antes de ofrecer, el amo de Estela, quiere más por mí, ahora un hombre ofrece 1.000.000, soy vendida a él. Se hace la paga, Estela me deja en  una van, subo no hay nadie, solo el chofer.

 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com