Mi sorpresa de navidad

Por mitika6
Enviado el 12/01/2015, clasificado en Adultos / eróticos
9009 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

Si leíste mi primer relato, sabrás que soy la amante del padre de mi mejor amigo...

Decidí organizar una fiesta en mi depa para celebrar las fiestas, invite a algunos de mis amigos de la U, a sus familias y a amigos de amigos, para estas fiestas suelo usar ropas de color rojo, esta noche había elegido un vestido rojo que me quedaba muy ajustado a mi silueta y resaltaba mis encantos... Entre los invitados estaba Ed, el padre de Max (Mi mejor amigo) Al verlo mis ojos se iluminaron, sabia que si el estaba ahí la noche iba a ser muy buena... me acerque a saludarlos, a Max como siempre lo saludo de beso, y al pensaba saludarle de mano, cuando extiendo mi mano para saludarle, me hala hacia el y acerca sus labios hasta mi mejilla para darme un beso y susurrarme al oído ''Me excitas de rojo, esta noche Papa Noel te tiene tu regalo''....

La noche transcurría y con la mirada lo buscaba, cuando nos encontrábamos no hacían falta palabras, nos deseábamos y era suficiente para querer que el mundo desapareciera, me imaginaba explotando de satisfacción en sus brazos y me ruborizaba...

Si había algo que me molestaba era verlo coquetear con las chicas de la fiesta, no podía disimular mis celos o al menos no con el, había aprendido a conocerme muy bien y le divertía verme celosa... Me fui a la cocina a buscar algo de tomar, que en realidad solo fue una excusa para salir de la sala y pasar mi enojo... Siento como unas manos grandes suben por mis caderas y llegan hasta mi cintura, siempre reconocería esas manos... Me dan la vuelta y me ponen frente a una gran sonrisa que me derritió y unos labios que me besan y en el cuello me dejan una marca y me susurran al oído ''Tu carita me excita, no veo la hora de follarte'', el sabe cuanto me excita esto y dejándome caliente, sale de la cocina y se va a mezclar entre los otros invitados...

La fiesta llego a su fin y todos los invitados se fueron, incluyéndolo... Pasan 20 minutos y escucho el timbre, abro la puerta sin mirar por el ojo mágico... Es Ed, que apenas si me deja abrir la puerta cuando me besa, me alza y cierra la puerta recostándome de ella, allí me saca el vestido, mi lencería era al igual que el vestido roja y eso lo excito aun más... Me beso por el cuello. Bajo por mi espalda hasta desabrocharme el sujetador, liberando mis duros pechos que besaba y mordía a su antojo... En ese juego de besos terminamos en la habitación, donde le pedí que esta noche no quería ser dominada, que me dejara a mi controlar la situación, el aceptó y se tiró en la cama... Besaba su cuello mientras el jugueteaba con mis pezones que le encantaba, entre besos desabotone su camisa y llegue hasta su fuerte y lampiño pecho lo besaba y acariciaba... El jugueteaba con mis cabellos y mi cuello que ya había marcado varias veces... Llegue a su zipper que lentamente baje y me dejo encontrarme con su pene ya erecto, nunca me gusto hacer sexo oral pero esa noche se me antojo, así que pasaba mi lengua por la puntita de su pene... Su cara era de total satisfacción y aunque siempre tubo mucho aguante para contener sus eyaculaciones, con aquello se vino, saque su pene de mi boca para que se corriera... De nuevo empecé a masajear su pene que en menos de lo que pensé ya estaba firme de nuevo, ya no quería seguir haciéndole oral así que le pedí que jugara con su lengua en mi vagina, aquello me encantaba porque tenia gran destreza y me hacia gemir como nadie más lo había hecho antes, paseaba desde mi clítoris hasta mi ano deteniéndose en mi huequito donde intentaba penetrarme con su lengua haciéndome gemir, con su lengua lamia mi clítoris, estaba tan mojada que pudo meterme cuatro de sus gruesos dedos sin mucho esfuerzo, en ese momento vino mi primer orgasmo... Aaaah... Lamió mis jugos y siguió jugando con mi clítoris mientras pellizcaba mis pezones... Sintió que ya no podía contener mas su eyaculación así que me pidió que folláramos rápido, le encantaba que folláramos parados así que me alzó, me ensartó en su pene, me recostó de la puerta y empezó a embestirme, cada embestida mas fuerte que la anterior, me hacia gritar, jugaba con mis pechos mientras yo alborotaba sus cabellos y mordía su oreja le encantaba que gritara su nombre cada vez que me embestía... Llego su eyaculación y yo le acompañe con mi orgasmo... Fue increíble!

Luego nos tumbamos en la cama, me beso intensamente y acaricio mis cabellos como cada vez que tenemos sexo...

Me pregunto como una persona que a veces llega a ser dominante y posesivo puede llegas a ser tan tierno y protector?

Ahora el esta dormido en mi cama y yo escribo este relato para ustedes.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com