El mundo de Prim: Capítulo 1

Por LadyAny
Enviado el 04/01/2015, clasificado en Drama
469 visitas

Marcar como favorito

(Basado en los Juegos Del Hambre)

–¡Katniss! ¡Katniss! –grita Prim en busca de su hermana.

Katniss sale de la cocina y mira a su hermana con preocupación.

–¿Qué sucede Prim? –pregunta la hermana mayor.

–He conocido a alguien –Los ojos de la pequeña se iluminan cuando habla–. Su nombre es John y lo conocí en la escuela.

Katniss se sorprendió al escuchar a su hermana. Pensó que había escuchado mal, pero supo de inmediato que había entendido bien cuando su hermana dio saltitos de emoción.

–¿De qué estás hablando Prim?

–De lo que oíste Catnip, lo conocí en el recreo. Yo estaba comiendo mi banana cuando él se sentó a mi lado y comenzamos a hablar.

Katniss se queda en silencio mientras escucha a su hermana dar detallas de su charla con John.

–Él se presentó, y me dijo que le gustan las bananas al igual que a mí. Tenemos muchas cosas en común –dice con gran felicidad–. Le gustan los animales y además se quedó fascinado cuando le dije que quiero ser enfermera. A él también le gusta ayudar a personas ¿No te parece genial?

Katniss aún no sale de su asombro, nunca la había escuchado tan emocionada por algo.

–Hemos quedado para hablar de nuevo mañana en la escuela –informa Prim.

Katniss fuerza una sonrisa.

–Eso es genial, Prim. Cuando pase a recogerte me presentas a tu nuevo amigo –dice la mayor de las hermanas.

Los ojos de Prim se iluminan de emoción. Corre a su habitación mientras grita:

–¡Te encantará conocerlo, Katniss!

Prim se acostó en la cama que comparte con Katniss y pensó en ese perfecto instante en que conoció a John.

*Flash Back*

Prim estaba sentada en un banco junto a un árbol. Se sintió afortunada al sentarse en un lugar así, ya que podía comerse su banana felizmente.

–¡Hola! –escuchó la voz de un niño a su lado–. Mi nombre es John.

Prim alzó la vista de su banana y miró a ese niño que se hace llamar John. No entendió muy bien que hacía a su lado ya que jamás lo había visto en su vida.

–Mi nombre es Primrose, pero todos me llaman Prim –dijo la rubia–. Nunca te había visto por aquí.

–No suelo hablar con muchas personas, además siempre estoy en casa trabajando, por eso he faltado mucho en clase –responde él.

Prim no sabía que decir, estaba intentando recordar si alguna vez lo había visto en algún lado, pero nada llegaba a su mente.

–¿Te gustan las bananas? –fue lo más inteligente que se le ocurrió en ese momento a Prim.

–Sí, la verdad me gustan mucho –dijo con una gran sonrisa–. También me gustan los animales pero no me gusta comerlos, y mucho menos matarlos. Ellos son como nosotros, merecen vivir.

Aquellas palabras a Prim le parecieron asombrosas, no había escuchado que alguien pensara de esa manera, ella pensaba lo mismo.

–¿Y a ti que te gustaría ser? –le pregunta el niño.

–Enfermera –respondió sin pensárselo.

–¡Que maravilloso! Ser enfermera es uno de los mejores trabajos que deben haber. Eso de salvar vidas y ayudar a las personas enfermas debe ser algo genial.

Prim se emocionó mucho y quiso contarle más de su vida, nunca se había sentido tan a gusto hablando con alguien, pero cuando estaba por contarle más él se despidió.

–Me tengo que ir –dijo John– ¿Nos vemos mañana de nuevo?

Prim asintió mientras él se alejaba de ella.

*Fin del Fash back*

Esa noche cuando Prim se fue a dormir, pensó en su cita del día siguiente. Pensó en cada palabra, cada gesto y cada detalle. Quería que todo saliera bien, y que John se llevara una buena impresión de ella.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com