Placer de dioses

Por Malu Ramírez
Enviado el 08/01/2015, clasificado en Adultos / eróticos
3294 visitas

Marcar como favorito

Viene a mí tu recuerdo... Y es el sabor de tu falo el que no puedo olvidar.

El rico sabor de tu semen me acompaña desde ayer... Pues al fin y después de mucho tiempo he estado otra vez ante ti; me tienes de rodillas lamiendo primero lentamente, degustando centímetro a centímetro tu deliciosa carne y después ya ávidamente me he vuelto posesa de tu miembro erecto a tal grado que el sólo placer de tenerte en mi boca ha provocado en mí más que olas de placer... ¡Orgasmos puros! y tu apenas rozando mi espalda con tus manos, mis pezones erectos han pedido a gritos atención de tu boca y tú como mi amo me has negado ese placer.

Llevas al límite mi resistencia de no pedir de ti nada y que el tocarte, besarte, comerte sea lo que me lleve al clímax... Sólo puedo sentir como mi mano se entrelaza con la tuya y me da la fuerza necesaria para seguir degustándote y nada más... Cada vez más fuerte, más profundo va adentrándose tu pene en mi garganta, siento cómo tus músculos se tensan listos a que haga erupción tu falo y entonces mi boca deja de jugar y comienzo a darte besos pequeñitos por todo el cuerpo.

Te enfrías un poco y comienzo de nuevo a degustar ahí  donde mis labios se recrean y el placer me hace estallar en mil pedazos, mi mano y mi boca han perdido práctica desde la última vez que nos vimos y aun así el sólo hecho de verte y tocarte es más que placer de dioses para mí.

Voy llevándote poco a poco al nirvana, vuelvo a besar y a probar todo tu delicioso cuerpo... tu aroma invade mis sentidos y hace de mí una posesa de tu carne; te tomo más rápido y profundo con mi boca hasta hacernos llegar al culmen a tiempo, pues mientras bebo tu semen de mis labios brota a chorros esa lluvia dorada que tanto te agrada.

Es tiempo de marcharnos, de esperar nuevamente que nuestras actividades diarias nos permitan estar otra vez juntos  en este el mundo creado por los dos, donde ni el tiempo ni la distancia nos separan, donde la pasión nos guía a obtener el más puro placer jamás sentido, ahí donde la palabra amor tiene un valor real y tú y yo nos fundimos en un sólo corazón.

 

Malu Ramírez


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com