Ay Dios...

Por etéreo
Enviado el 09/01/2015, clasificado en Humor
497 visitas

Marcar como favorito

Ser confiado con lo que te dicen o lo que te dan, trae problemas. No sólo porque puedes caer en burlas al más puro estilo colegial , sino porque puedes pasar por un ingenuo.

En un caso personal, yo me paso para ser ingenuo, en mis tiempos mosos de colegio(hace mucho tiempo, en una galaxia muy lejana), siempre caía con bromas de toda índole, chicles con tinta, cigarrillos explosivos y hasta tachuelas en el pupitre, ay Dios...

 

Un día, se me acerca la chica más popular del colegio, estaba tan nervioso que por irme de aquel lugar me pegué flor de cabezazo en la campana (si, campana), para mi mayor ridículo no pasé inadvertido y risas, risas y más risas...

La chica sin compación alguna, lloraba de risa y en un intento por calmar la situación dije algo estupido, que al Igua que el cabezazo, sacó más y más risas.

 

Luego que ya no tenia más risa para estrujármela en la cara me dice: apuesto que no puedes poner tu mano derecha en la nuca y la izquierda en la cadera. Pero que diablos dices, eso hasta uno del kinder garden puede hacerlo... Con toda mi habilidad de contorsionista hice caso en todo. _ ahora(dijo la chica) trata de juntar los codos.

 

Nunca supe muy bien, porque todo el mundo reía, pero me veía bien chulo... Ay Dios.

 

 

 

;3


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com