El secreto de Javier, el ginecólogo

Por Intense
Enviado el 10/01/2015, clasificado en Adultos / eróticos
17999 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

Javier un ginecólogo de unos 42 años de edad, casado sin hijos, amante de su profesión.

Javier, llevaba ya mucho tiempo ejerciendo su profesión como ginecólogo en la clínica de la ciudad, él siempre fue muy profesional en su profesión, nunca había tenido problemas con alguna paciente, ni tampoco problemas con su esposa por alguna aventura por ahí, le gustaba su profesión de ginecólogo, le fascinaba el poder ayudar a muchas mujeres que por su economía no podían tratarse algún problema ginecológico.

Todo iba bien en la vida de Javier hasta que un día, de repente llego a su consultorio una joven paciente llamada Laura, era una chica muy linda y atractiva de piel color blanco, cabello castaño, con unos lindos ojos azules claros, de aproximadamente unos 17 años de edad, venia acompañada de una señora, doña Carmen, quien era una vieja paciente de Javier y que ya hace muchos años que Javier no la veía, se saludaron, conversaron un poco, y en eso doña Carmen le cuenta a Javier que la jovencita Laura, era su sobrina y que está de vacaciones por acá, mientras Carmen seguía conversando con Javier, Laura miraba fijamente el consultorio, en especial a Javier, lo veía con timidez, y con una angustia de saber que le hará él a ella, Laura no sabía nada de una cita al ginecólogo ya que era su primera vez que visitaba uno, mientas seguían conversando Javier y Carmen, de pronto suena el celular de Carmen, a lo que ella contesta por unos minutos, luego de la llamada Carmen angustiada y preocupada le dice a Javier “doctor, hay creo que pasa algo en la empresa de mi esposo y debo ir de urgencia, bueno le dejo a mi sobrina para que la atienda, confió en usted”, y así se despide de Javier y de su sobrina diciéndole “Laura regreso en unos 30 minutos, y se no puedo regresar antes, te mando a recoger con mi hijo”, bueno Laura se despide de Carmen, y así Javier y Laura quedan solos.

 

Entonces empieza la cita, Javier comienza a conversar con Laura, explicándole sobre los procesos y tratamientos a seguir en caso de alguna molestia vaginal que ella pudiera tener, y así Laura comienza a coger confianza con Javier, pasando la charla, Javier le dice a Laura “bueno cuéntame cuál es tu molestia”, a lo que Laura algo tímida responde “bueno doctor vera yo todas las mañanas al despertar, sale una secreción de mi vagina, y no sé porque será que me pasa esto”, en seguidamente Javier le pregunta ¿y desde hace que tiempo te pasa esto?, Laura le responde “bueno desde hace ya un mes y medio”, Javier le pregunta ¿y porque no te habías hecho tratar anteriormente?, Laura le responde “bueno se lo conté a mi mamá, y ella no le tiene confianza a los ginecólogos de donde yo vivo, y mi tía Carmen lo recomendó a usted a mi mamá”, bueno ya entiendo, “exclama Javier”, y así seguía la cita hasta que llegó el momento de la verdad, era hora de que Javier examinara a Laura, su tierna vagina; Javier le dice a Laura que se quite la rora y se ponga una bata para que se recueste sobre la camilla, Laura muy nerviosa se comienza a quitar la rora poco a poco y totalmente desnuda se pone la bata para luego recostarse sobre la camilla, a lo que Javier le dice “bien Laura, esto va a ser rápido si, abre tus piernas”, Laura muy tímida le contesta “doctor me da mucha pena que me vea ahí abajo”, Javier le dice, “tranquila no pasa nada yo soy un profesional y solo te voy a examinar”.

 

Laura acepta y abre sus piernas y muestra una hermosa vagina virgen de color rosa bien depilada y apretada, Laura lo miraba a Javier con nerviosismo se sentía muy apenada de que Javier la viera así, bueno ahora al grano “dijo Javier”, y comenzó a tocar esa hermosa vagina, tocándola suavemente con su mano, mientras Laura estaba muy sonrojada mirando fijamente a Javier, le pregunta ¿doctor que tengo? Javier le contesta, “veras Laura no entiendo”, ¿te aseasteis antes de venir acá?, Laura le contesta no doctor lo hice ayer por la noche, Javier le dice, es que no sé qué pasa, porque no tienes nada, tu vagina está bien, sin secreción ni nada, Javier le pregunta ¿dime Laura, cuanto tiempo dura esa secreción que sueles tener?, ella contesta, bueno es que vera doctor solo es por las mañanas que amanezco así, Javier le dice, veras Laura no tienes nada y si tuvieras alguna infección o algo tendrías alguna evidencia de ello, quizás con mal olor vaginal, o irritación al tacto, pero no muestras ningún síntoma de aquello, y entonces Javier le hace una pregunta muy íntima a Laura, ¿Laura, tú te masturbas quizás, o has intentado tener relaciones sexuales?, Laura muy avergonzada le contesta, doctor que dice, yo no hago eso y jamás he estado con alguien, a lo que Javier le dice, bueno Laura la verdad estas bien no veo nada raro en ti y sería absurdo continuar con la examinación si no me decís la verdad de que es lo que realmente tienes, Laura le vuelve a decir lo mismo que solo es esa secreción, y en eso ella le dice “aunque no se doctor si esta secreción que tengo por las mañanas será por algo que me paso”, Javier intrigado le dice ¿pero que te paso?, vera doctor le contare, pero espero que esto quede entre usted y yo sí, puedes confiar en mí, no te preocupes que nadie se enterara, y Laura le comienza a contar lo que despertaría los más bajos instintos y excitación del buen doctor Javier, “más o menos desde hace ya un mes y medio, cuando estaba en la casa de una amiga mientras hacíamos las tareas del cole, me dio ganas de ir al baño, a lo que me dirigía al baño pase por la habitación del hermano de mi amiga que se llamaba Ton, a lo que pasaba, la puerta de su cuarto esta entre abierta, y pude observar algo que Ton estaba viendo en su tele, algo que me avergüenza decírselo doctor Javier”, vamos confía en mí, que yo seré una tumba “exclamo Javier”.

 

 Laura “bueno, lo que estaba viendo Ton era una película pornográfica, si fue algo muy fuerte para mí, algo que me ha trastornado hasta hora por todas las noches, recordando lo que vi”, Javier impaciente le pregunta a Laura, ¿pero porque te sorprendió tanto esa escena que vistes?, Laura responde, es que yo jamás había visto algo así, a un hombre y a una mujer tocándose así de esa forma tan lujuriosa, yo jamás he visto un pene, y mucho menos de un hombre mayor, tan grande, grueso penetrando a una vagina tan abierta como la de esa chica, pero doctor eso no es todo lo que totalmente me impresiono fue que Ton, mientras veía la película, se estaba tocando su pene, largo ancho como el de la película, me quede totalmente en show, al ver eso, …… continuara…….      


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com