Presión Social

Por LauG
Enviado el 11/01/2015, clasificado en Reflexiones
426 visitas

Marcar como favorito

Estoy hasta las narices de que siempre me ocurra la misma situación. Os explico.

Yo soy una persona que no funciona bien bajo presión y que nunca hago algo que yo no quiera. Pues bien, eso no es lo que la mayoría hacen. Todos se suelen dejar llevar por la presión social y terminan haciendo cosas que realmente no quieren pero las hacen para que así nadie se enfade con ellos y no queden excluidos del grupo.

Pues bien, a mí ya me han presionado para beberme “ese último chupito” cuando realmente ni me apetecía ni podía beber más. También me han presionado para que me lie con una amiga, o para que hable sobre temas íntimos sexuales de los que a mí no me gusta hablar y por respeto a la otra persona menos.

Y lo peor de todo son las temidas represarías por las que la mayoría terminan cediendo, que a mi sinceramente me dan igual. A ver, la verdad es que gracia no me hace que me digan que soy una sosa, una aburrida, que se esperaban más de mí y que ya no me van a volver a  llamar. Esas y muchas otras cosas me han dicho cuando no he querido ceder a lo que los demás me demandaban, y la verdad es que me siento muy orgullosa de ello, porque cuando unos “amigos” te presionan o te obligan a hacer algo que no quieres realmente no son tan buenos amigos, y tristemente yo me he dado cuenta de que no tengo ni un buen amigo.

Pero eso no me quita que yo me sienta orgullosa de mi misma, de mis ideales y principios y sobretodo de que tengo una fuerte personalidad a la que nadie puede pisar.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
TvReceas - Videos de recetas de cocina Cristina Callao