La flor y el niño

Por Kara Sant
Enviado el 23/01/2015, clasificado en Amor / Románticos
485 visitas

Marcar como favorito

Esta es la historia de un niño, que un día cualquiera compró una semilla de una flor en un mercado.

Quería tener la responsabilidad de cuidar algo, de que creciera poco a poco, de entregarle su cariño.

Siguió las instrucciones tal y como venían explicadas, en la época más fructífera planto la semilla y esperó con paciencia.

Todos los días a la misma hora la regaba, y la miraba con ansia de que creciera, le decía cosas bonitas y la ponía al lado de su cama al dormir.

Un día por la mañana vio un pequeño brote, su ilusión fue inmensa al ver que habían dado fruto su cariño, su atención y amor a la planta.

Poco a poco se fue convirtiendo en una bella flor, juntos pasaron estaciones enteras, fríos invernales, primaveras florecientes.

Todos los días miraba  a la flor y le decía que la quería y la flor cada día crecía con más fuerza.

Un día el pequeño muchacho se cansó de decirle todos los días te quiero a la flor y que ella no le respondiera..

Creyendo que el afecto no era mutuo abandonó a la bella flor, esta al darse cuenta de que no tenía al lado al pequeño muchacho y que no podía expresarle lo mucho que lo quería, empezó a marchitarse lentamente, ya que ya no escuchaba los te quiero, ni recibía el cariño que el muchacho le aportaba.

Moraleja: No tiene por qué quererte el que más te lo dice, a lo mejor tienes una flor a tu lado que aunque le gustaría decirte cuanto te quiere no sabe expresarlo, piensa que la conociste siendo una flor.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com