Así soy yo... Entre comillas

Por Lucky Lucian
Enviado el 04/02/2015, clasificado en Adultos / eróticos
3275 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

“Cuando escribo esto lo hago porque quiero expresar mis sentimientos tal y como son, voy a mantener mi nombre en secreto para que no me fusilen las personas que me conocen tanto en la calle como en la Universidad donde estudio, así como los que me conocen en el círculo familiar. Lo cierto del caso es que tengo ventidos años, adoro tener sexo con todos los hombres que me gustan, es decir que me caen bien, por ahora busco cantidad, no calidad.

La mujeres también me gustan, si he de tener una relación lesbiana igual me excita, las mujeres tenemos el cuerpo bonito, nos cuidamos más que los hombres, somos cariñosas y afables, disfrutamos del momento por más tiempo y podemos tener varios orgasmos sin apuros, con la misma fuerza desde el inicio. Si es una hembra que comparte y tiene experiencia en el arte amatorio el cuento es otro, es un bestseller pornográfico, pero como dije antes es otro relato…

De más está decir cómo me gusta mamar miembros grandes o no tan grandes pero que sean bonitos, venosos, duros. Que los hombres discretos pero directos son los que busco no los tipos con grandes cuerpos kiludos, engreídos, narcisos etc. nada de eso, me gustan los hombres de verdad con quienes tengo sexo porque me atraen con pasión y deseo. Puedo agregar que me acomodo en todas las posiciones que se me ocurra o que él me pida una posición diferente para compartir conmigo. Eso a su vez sirve para hacerle comprender que yo no soy su novia sino una aventura del momento y que en ocasiones podemos repetir la cama si es un tipo que sabe copular y cómo satisfacer a las hembras.

Por otro lado, a los que no me gustan les cobro por tener relaciones sexuales y así obtengo una buena cantidad de dinero que me permite pagar todos mis gastos y además vivir bien. Por su puesto, la mayoría de las relaciones sexuales lo hago con preservativos y si el hombre no quiere usarlos pues no le permito dormir conmigo. En cambio, cuando quiero follarme a un tipo que sea de mi gusto todo cambia, mi actitud es muy sociable, jovial, amable, directa, alegre y todo lo que se me ocurra para cortejar al candidato del momento. Lo miro a los ojos, lo toco con las manos, lo rozo con mi cuerpo en cualquier parte del suyo, me río de todo, en otras palabras, me insinúo con discreción ante los demás pero muy directamente a él, haciéndole entender que no busco amor sino pasar el momento porque se ve un gran tipo o “ macho”.

Si el hombre es diestro entiende rápidamente, no ofrece problemas ni complicaciones, sabe que quiero tirar y punto. Todo esto conlleva a una salida de baile o comida y luego al hotel y muchas veces directamente al hotel si es que no tiene mucho dinero. En ocasiones he pagado yo la habitación cuando me gusta mucho y siempre sale algo de aprendizaje de la circunstancia.

Ayer, por ejemplo, me encontré con un amigo de la universidad con quién ya he follado antes y que tiene una gran polla, con sólo vernos nació la pasión y lo invité a mi casa pensando que mi madre no estaba pero cuando llegamos ella no había salido así que nos metimos a mi cuarto con la excusa de estudiar. Apenas entramos le abrí la bragueta y comencé a chuparle la vara por unos minutos, luego me bajé los pantalones, me puse de espaldas agachándome un poco y le dije que me penetrara, mi vagina estaba húmeda de ganas y su miembro caliente y mojado por mi boca, en eso me llama mi madre y yo entreabrí la puerta para asomarme y hablar con ella mientras que mi amigo me follaba desde detrás de la puerta, sacándolo y metiéndolo suavemente, me lo pasaba por las nalgas, por los muslos y volvía a meterlo, luego cerré la puerta y me incliné hacia adelante para quedar como una potra y pedirle que me llenara de semen mientras yo me frotaba el clítoris hasta que me corrí y... Todo fue muy rico mientras duró. Así soy yo”


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com