Los 5 Revolver: El Jinete Maldito (Parte 2)

Por Daniel Flores
Enviado el 02/02/2015, clasificado en Fantasía
379 visitas

Marcar como favorito

Galante miro una vez mas a su alrededor y clavo sus ojos en la muchacha.

-Tu niña, ¿crees que cargar ese revolver te hace temida o poderosa?  Sigue este camino tan doloroso y tu arma será tu única amiga.  Pero créemelo, tendrás miles de enemigos.  No se porque alguien quisiera cambiar una familia por una mísera arma.  Un arma que cuesta mucho más que el dinero para balas.  –Este desenvaino el arma de la muchacha quien solo miraba-.  Te aconsejo que te deshagas de esta cosa y busques un esposo y una familia.  Si no, lo que encontraras será una tumba. 

Galante le devolvió el arma a la chica y salió de la cantina.  El lugar se lleno de un inmenso silencio.  Nadie decía nada.

-Galante –Exclamo el cantinero-.  Ese hombre ha perdido más por su arma que lo que ha ganado.

-¿A que se refiere con que mi arma será mi única amiga? –le pregunto la muchacha al cantinero.

-Eso mismo niña, -respondió el vaquero de los dientes amarillos quien se levanto de su silla y se sentó al lado de la chica.

-¿Como te llamas? –pregunto este.

-Me llamo Victoria.

-Mucho gusto Victoria, yo soy Ramón.  Ya conoces al Cantinero y a su hijo.  Y estos otros vaqueros mugrientos a tu alrededor, bueno, mejor ni hablarles.

Ramón pidió un tequila y siguió:

Te contare una pequeña historia.  Una en la que sabrás a que se refería el hombre acerca de tu arma y la amistad:

Galante tenia 25 años, Alrededor de los que tienes tu ¿no es así?  En fin, este tenía una esposa muy hermosa, y un pequeño precioso.  Eran una familia muy feliz.  Pero galante tenía otra cosa más, un arma.  Esa misma que porta hasta el día de hoy.  Así que el se creía un pistolero y quería que su familia viviera mejor que la mugrienta casa en la que residían.

Un día Tomo su arma y vino a este mismo pueblo, decidido a todo por conseguir dinero.  Daba la casualidad que un grupo de vaqueros con malas intenciones rondaba el lugar, decididos a causar problemas. 

¿Como se llamaba el grupo Cantinero? –pregunto Ramón.

-Se llamaban “La banda Ratón” –Respondió.

-Oh si –prosiguió Ramón-.  Una banda muy conocida la cual comenzó en el pequeño pueblo de Ratón Nuevo México.  En ese tiempo era muy conocida y su líder Franco señor era un vaquero muy malvado y temido.  Creo que ahora su hijo es el líder, ese se cree un pistolero poderoso, pero es un estúpido cobarde el cual no le llega a los talones a su padre.  Bueno, ¿en que íbamos? A si:

Galante estaba en esta misma cantina cuando la banda Ratón entro por esa misma puerta.  Todos los que estaban aquí salieron corriendo, eso te lo digo pues yo era uno de esos. 

Sin embargo el único que no salió fue Galante, una cosa estúpida de hacer. 

Franco se sorprendió de que este joven no le tuviera miedo y no hubiera salido corriendo, así que le ofreció un trago.

-Era un buen tequila Mexicano –interrumpió el cantinero-.  Yo estaba aquí mismo, apenas empezaba mi trabajo en la cantina.

-Si –prosiguió Ramón -.  Galante lo aceptó y conversaron un poco. 

-Le ofreció un lugar en su banda –Volvió a interrumpir el Cantinero-.  Y el muchacho aceptó sin dudarlo, pues seria una buena forma de hacer dinero fácil.

Ramón meneo su cabeza de un lado a otro en desaprobación.

-Era un estúpido- dijo-.  Debió de pensar en su familia.  En su esposa y en su pequeño.

-¿Que fue lo que paso? –pregunto Victoria.

-Bueno, como te iba diciendo, después de aceptar un lugar en la banda Ratón, lo primero que hicieron fue robar el banco de un pueblo cerca de aquí.  Después de eso hicieron otros trabajos parecidos, unos más atroces que otros. Pero, déjame decirte que Galante jamás mato a nadie durante su estancia con los Ratones, y Franco se aseguraba que así fuera.  A pesar de que era este era un monstro, le llego a tener mucho cariño a Galante.  Nunca quiso que este manchara sus manos con sangre de ningún tipo.

-¿Por qué? –pregunto la muchacha quien escuchaba muy atenta.

-No lo se, quizá no quería arruinar la vida de un joven con familia.  Quizá veía en el la inocencia que alguna vez tuvo de joven, o quizá siempre quiso que su verdadero hijo hubiera sido integro como Galante.  Esto causo muchos problemas entre los dos jóvenes, Franco hijo y Galante, muchas disputas tuvieron.

-Y ¿Entonces porque se salió de la Banda?

-A eso estoy llegando muchacha.

Franco Sr. Fue muy atento con la esposa e hijo de Galante, a menudo le daba regalos para que se los llevara, o le daba tiempo libre para que estuviera con ellos.  Pronto Galante compro una mejor casa y puso una pequeña granja.  Ahí cuidaba caballos y criaba vacas y demás animales. 

Eso fue lo que lo motivo a salirse de la banda, quería despejarse de todo lo malo y empezar viviendo honestamente con su familia.  –Ramón suspiro-.  Eso y también que Franco hijo miraba con otros ojos a su esposa.  El la quería y Galante nunca se la daría.  Además su propio padre le prohibió meterse con ella, o sufriría las consecuencias.  Esto infundo un resentimiento muy aguerrido en Franco Hijo. 

Así que el día que Galante le iba a decir a Franco Sr. Que se saldría de la banda Ratón, este fue asesinado por unos polizontes.  Al final el que tomaría su lugar seria su propio hijo.  Franco asumió el poder y lo primero que hizo fue mandar traer a la esposa de Galante.  Pero este se entero y le hizo frente, amenazándolo de muerte. 

Se denotaba en la cara de Victoria angustia además de expectación.  La cantina estaba totalmente en silencio, todos escuchando atentamente a Ramón.

-Pero los hombres de la Banda eran fieles, y, aunque querían mucho a Galante, amaban más la memoria de Franco Sr.  Eran como perros que harían lo que fuera por su amo.  Agarraron a Galante y en una montaña lo golpearon hasta casi dejarlo muerto.  Tres días después despertó en una cabaña cerca de Colorado.  Corriendo tomo un caballo y cabalgo lo mas rápido que pudo hasta su hogar.  Cuando llego solo encontró cenizas de lo que alguna vez fue su casa.  Todo había sido quemado, solo habían dos pequeñas lapidas en medio de todo esto.

Una tenia el nombre de su esposa y la otra el de su hijo.  En las dos estaba la insignia de la Banda Ratón.  Franco había asesinado todo lo que Galante amaba, y el desgraciado huyo muy lejos. 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com