Trío inesperado en Cancún (2)

Por Freedom
Enviado el 10/07/2015, clasificado en Adultos / eróticos
6050 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

Me repuse de aquella grandiosa sesión de sexo oral con Kim y Elena y ahora me preparaba para lo siguiente. Elena se levanto y fue hacia un cajón de donde sacó un dildo, regreso a la cama y comenzó a besar a Kim, me coloqué en un sofá frente a la cama observando el espectáculo. Kim respondió a los besos de Elena acariciándole sus senos, sus manos envolvían sus pechos, masajeando primero sus bordes y después concentrándose en sus pezones, tiró de ellos lo que provocó que Elena gritara del placer, ella por su parte comenzó a bajar por el cuerpo de su amiga, besando su cuello, sus pechos, su ombligo, se detuvo en la entrada de su coño, le pasó la lengua por sus labios y le lamió el clítoris haciendo gemir a Kim. Le separó las piernas a Kim, tomó el consolador y se lo frotó en la entrada de su vagina jugando un poco con su amiga, poco a poco fue introduciendo el juguete en su vagina haciendo que Kim se moviera y gimiera ante su excitación; por mi parte me encontraba en el sofá viendo aquella escena y no pude evitar excitarme y empezar a masturbarme. 

Elena metía y sacaba el consolador de Kim cuando de pronto ella se levantó, tomó el consolador y recostó a su amiga, le pasó el juguete por sus pechos y veía lo húmeda que estaba su vagina para dejar empapado el consolador de esa manera. Bajó por su cuerpo hasta su coño y la penetro haciendo gritar a Elena mientras ella se acariaba sus grandes y lindos pechos. Ya no podía esperar más así que me levanté y tomé a Kim por las caderas, mientras ella seguía ocupada con Elena, e inserté mi pene en su vagina; no encontré resistencia en su vagina ya que estaba muy mojada a causa de su orgasmo y el jugueteo previo con su amiga, su interior se sentía ajustado y caliente, entraba y salía de su vagina repetidamente intentando llegar a lo más profundo de ella, con cada embestida rozaba su clítoris y podía escucharla gemir y ella respondía penetrando más fuerte a Elena. Mis movimientos aumentaban cada vez más conforme nos íbamos acercando al clímax, estaba cerca de correrme pero me contuve esperando a que ella llegara al orgasmo, no podía más y le dije que me iba a correr y me dijo que lo hiciera dentro de ella así que la embestí más fuerte hasta que liberé mi semen en su interior y al poco tiempo sentí una oleada en su interior producto de su orgasmo que se mezclaba con mis fluidos en su vagina.

Tomé el lugar de Kim y masturbe a Elena, introduciendo mi lengua en su vagina, trazando círculos en su interior, saboreando cada líquido que desprendía y devorando su coño a besos; fue ante mis caricias que ella no aguantó y le llegó un nuevo orgasmo, el cual recibí directo en mi cara y mis labios le agradecían mientras de nuevo yo me encontraba excitado. Era su turno para que la penetrara cuando ella dijo "quiero que me des por el culo, soy toda tuya, tómame y hazme disfrutar", entonces la separé de piernas, le introduje un dedo en su boca y luego lo llevé hasta su culo donde jugué hasta dilatarla y me recoste cuando hube terminado, Elena se montó sobre mí y guió mi pene hacia su culo hasta que lo insertó y se deslizó por su interior; era una sensación diferente, su culo apretaba fuertemente a mi pene y se movía con mayor dificultad que en una vagina pero también se sentía muy rico y caliente dentro de su culo, al principio Elena se movía despacio esperando a que mi pene se ajustara a su culo pero una vez que lo logró ahora sus movimientos se hacían más fuertes y rápidos también. Kim no se perdió nada de la acción porque al momento que penetré a Elena, se montó sobre mi rostro mientras ella se quedó de frente a Elena para poder besarla y acariciarla mientras era penetrada, yo por mi parte lamía su coño humedecido por su orgasmo, haciendola suspirar con cada beso y caricia que le daba. Estas chicas no me daban ni un respiro, mientras me encontraba penetrando a Elena, Kim estaba sobre mí para han sesión de sexo oral, esta vez no me limité a solo la vagina de Kim sino que mi lengua viajó hasta su culo, aumentando sus suspiros y arqueadas, y de paso mi excitación, mientras tanto Elena se movía ahora más cómoda con mi pene dentro de su culo y besaba apasionadamente a Kim. La primera que alcanzó el orgasmo fue Elena y sentía como sus jugos inundaban mi pene y testículos, ello provocó que rápidamente llegara yo a mi orgasmo corriéndome dentro de su culo ante lo cual ella reaccionó con un largo y sonoro grito, ahora ya con mis manos libres separé más las piernas de Kim y entre besos y caricias agarré su clítoris rosado e hinchado estimulando hasta que le metí dos dedos en su vagina la hice correrse.

Elena aún deseaba más así que tomó mi pene y me masturbó esperando a que regresara mi erección, cuando lo hizo me senté sobre la cama y cargando a Elena la coloqué sobre mí y la penetré en su coño mientras apretaba sus grandes tetas y sentía sus duros pezones, mis movimientos eran más salvajes y más fuertes estaba decidido a satisfacerla completamente; Kim se colocó a mi lado y esta vez me dediqué a besarla mientras hacía el amor con su amiga. Estaba a punto de venirme y ambas me pidieron que las bañara con mi leche, así que salgo de Elena, me levanto y son ellas las que se arrodillan mientras toman mi pene entre sus manos masturbándome hasta que con un último gemido me corro bañándolas con mi semen y ellas terminan lamiéndose para saborear mi leche y limpiar sus cuerpos.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com