Las ratas de López

Por JUANCHO777
Enviado el 08/02/2015, clasificado en Terror
408 visitas

Marcar como favorito

                                   LAS RATAS DE LOPEZ

                                    (un salto evolutivo)

 

Cuando el  chico Yolivan Lópe fue  por vez primera al cine en su ciudad natal de La Plata quedó tan impresionado que jamás volvió a ver ninguna película que le interesara tanto como las que habían pasado en el continuado del Roca;  todas de ratas y ratones.

Era la idea de López que se desterraran los prejuicios y las fobias que recaían sobre sus queridas ratas por las que sentía una atracción patológica.

Ellas  habían encontrado un verdadero amigo con Yolivan López.

Cuarenta años después en la imaginación del viejo, que no era viejo ,pero si lo parecía,  se había mantenido intacta la impresión recibida tan profundamente en el cine Roca de La Plata.

Tenia cincuenta años y de barba descuidada, pelo desgreñado y canoso, parecía de ochenta. Siempre con su eterno sobretodo negro cruzado. Era taciturno y poco amigable y vivía solitario en la antigua casa de la familia, en el centro de la ciudad.

Tal vez no sea adecuada la palabra solitario ya que desde siempre convivía con numerosas ratas de diversas variedades y de tamaños enormes.

 

Desde ese día en el cine no hubo para López otro tema que no fuera el de las ratas y todo lo que se refiriera a los enormes roedores.

Sabia el viejo que esa atracción era patológica, pero producía gran placer en un ser absolutamente solitario; si, amaba a las ratas, sin duda.

 Asombrado por la tremenda actividad y actitud positiva de las ratas interpretaba que una selección inteligente  podría hacer surgir una variedad de nuevas ratas muy útiles, solidarias y sociables.

Esto concebía para sus ratas, el viejo y trabajaba para hacerlo realidad.

El viejo López había comentado a unos estudiantes vecinos que amaba a las ratas, que las amaba mas que a la gente, decía.

Eran estudiantes de biología y zoología con especialidad en etología y el viejo les propuso un experimento con las ratas; y lo realizó con tres grupos de estudiantes y tres grupos de animales. El primer grupo trataría con inteligencias brillantes, el segundo grupo trabajaría con ratas promedio y el tercero con ratas obtusas.

Las ratas genios respondieron como genios. Las ratas promedio no demostraron nada excepcional y las ratas idiotas demostraron su idiotez.

Entonces el excéntrico personaje les contó a sus amigos estudiantes el truco que encerraba la    cuestión.

No había en el experimento ratas genios, ni ratas promedios, ni ratas estúpidas.

La única diferencia era la ?actitud? de los estudiantes que participaron y trataron con distinta disposición a las ratas, de acuerdo al coeficiente que ellos suponían en cada grupo.

Las ratas también tienen percepción, y captaron el interés de los estudiantes.

La actitud es un lenguaje universal, les dijo a los estudiantes el viejo Yolivan López.

 Además  las ratas tienen inteligencia emocional y eso les otorga ?esperanza?.

Y la esperanza y la actitud tienen el poder de una gran presión en el proceso evolutivo. El viejo Yolivan estaba realizando sus propias pruebas de selección  con sus mimadas ratas de laboratorio.

??????????????????????????????.

Era sumamente alarmante que todos los casos de gigantismo que venían acompañados de una explosión notable en la esfera cognoscitiva de las ratas no eran fenómenos aislados sino que  nos llevaban a la muy fundada sospecha de que estábamos ante el indicio de un gran salto evolutivo y que la mutación podía estar produciendo ratas monstruosas.

Era un salto evolutivo que nunca hubiera imaginado el viejo López en su mas loca especulación sobre su raza utópica de ratas idílicas.

El aumento de la contaminación de las aguas residuales en las grandes ciudades parece que va añadir un nuevo e inesperado capitulo a esta historia , creando una raza gigantesca de ratas que, de no controlarse, puede traer una catástrofe terrorífica en un futuro no muy lejano.

La ciudad italiana de Baricella ha sido escenario de la aparición de una raza de ratas desmesuradamente grandes. Durante toda la década de los noventa han sido avistados frecuentemente animales de más de un metro de largo.

Los expertos del lugar consideran que en las actuales alcantarillas de esta ciudad italiana deben estar escondidos mas de veinte millones de estos animales.

??????????????????????????

Mientras tanto el viejo López convivía en su casa con mas o menos dos docenas de enormes ratas que él conocía una por una de acuerdo a sus nombres propios.

 

 

Y no solo convivía normalmente sino que procuraba a los roedores un trato delicadísimo en temperatura del ambiente, en seleccionada alimentación muy especial y exquisita y en el mas cuidado y especializado control medico de última generación. 

Tenia la historia clínica de cada uno de los animales y mantenía una salud envidiable en la comunidad.

No dudaba  del gusto por la música clásica de las ratas, que fomentaba profusamente.

La manía del viejo López por su aberrante devoción y su desnaturalizado cariño por las ratas catalizaban el exagerado tratamiento privilegiado a los roedores.

Existía una eficiente medicina social en el grupo y gozaban las ratas de una adecuado diagnostico preventivo.

Pero algunas ratas, las mas sensitivas y de intuición mas fina , comenzaron a estar inquietas y alerta.

Comenzaron a comportarse en una medida que no concordaba en nada con su habitual modo de ser.

Habían sentido en la casa  presencia de ratas extrañas al grupo.

Daban la impresión de estar tensas y olfateaban las paredes, los pisos y miraban los techos de la enorme casa del viejo.

Enseguida, López, se percató de la inquietud reinante entre  sus ratas.

Y definitivamente aceptó la existencia de otras, en los enormes entretechos, entrepisos, y escondrijos de la antigua casa.

Cada vez fue aumentando mas el movimiento de los animales extraños y la preocupación de las ratas de la comunidad del viejo Yoliván fue en aumento.

Indefectiblemente hay leyes naturales imperativas que responden a necesidades básicas como la de saciar el hambre  y las ratas intrusas atacaron con furia y decisión.

¿ Acaso no era de esperarse?.

Pero lo que no era de esperarse se manifestó muy evidentemente en sus tácticas y en su astucia para enfrentar a los roedores  del viejo López y vencerlos tan fácilmente.

Se supone que actualmente ya existen las ?islas de ratas?; regiones aisladas donde las que llegan se convierten rápidamente en las especies dominantes.

Una vez estando  allí , compiten con especies nativas y muchas veces las llevan a la extinción.

Esto fue lo sucedido en la ocasión. La evolución real ganó y López perdió.

Las ratas aburguesadas y mimadas del viejo no eran competitivas y murieron.

El viejo Yoliván López murió sin entender nada y con gran estupor fue devorado con fruición y golosamente por las ratas mutantes.

Tal vez algunos momentos antes de esa asquerosa carnicería de sangre y carne la memoria del viejo tuvo algún momento para los afiches de ratas feroces, en el cine hacia cuarenta años.

Algo notable y fantástico estaba ocurriendo explosivamente en nuestro ambiente natural.

Era un salto evolutivo alucinante que jamás habría  imaginado el viejo López ni en sus mas enloquecidas disquisiciones, ni las hubiera sospechado ni remotamente, en las pruebas con sus ratas. 

Algo que resultaba significativamente trascendental, o del mas negrísimo terror.

¿Seria el momento en que vendrían las ratas por nosotros?.

?????????????????????


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com