GARCIA

Por JUANCHO777
Enviado el 09/02/2015, clasificado en Cuentos
206 visitas

Marcar como favorito

 ¡QUE LO PATEE EL FLACO GARCIA!

 

El flaco García nunca había errado un penal. Era una leyenda.

Se detenía unos segundos frente a la pelota como un penitente ante su Dios.

Ensimismado, abstraído, como un creyente espiritista frente a la eminencia del mas allá.

Miraba la pelota como Newton a la manzana, reconcentrado como Hamlet ante la eterna duda, como el propio Einstein sumergido en las abstrusas dimensiones del universo.

El único que lo tenia bien calado era el viejito utilero.

Este muchacho jamas ha tenido una idea, pensaba, y cuando patea tiene mas culo que cabeza.

Y era el mas buscado por los periodistas para su comentario después de los partido; las ejecuciones salían como salían y así como salían, con un poco de adorno, los narraba el zaguero cada vez  poniendo énfasis en un supuesto merito personal.

El no era de pie delicado; simplemente los pateaba haciendo como que miraba y hasta ahora invariablemente la pelota había ido adentro.

A veces a la izquierda?a veces a la derecha, un poco mas bajo o un poco mas alto, pero adentro. El numero seis cada vez tenia la explicación de por que lo había tirado de la forma que lo había tirado.

El adaptaba su comentario de acuerdo a como había salido la ejecución.

De ahí que en un mundo de cabalas como en el fútbol, en derredor del marcador izquierdo se había formado una aureola de inexorable infalibilidad. 

Hasta él mismo se había hecho un creyente ferviente de su arte para ejecutar los penales, siendo la verdad que su fino sentido era no tener ningún fino sentido y que siempre pateaba al bulto y la pelota no dejaba de entrar.

Al fin llego el día  del último partido por el ascenso a la primera A; necesitamos ganar, dijo el técnico; el empate no nos sirve.

Faltando dos minutos el  0-0 nos dejaba afuera.

¡Penal! Para nosotros.

El flaco García tomo carrera para el tiro definitorio y la pelota se fue por arriba del palo?. Perdimos?El numero seis no entendía nada?lo había errado?Nos quedamos en la B.

Y por supuesto ?in pectore? lo pensaba y lo repensaba.

¿Por qué la puta que lo parió esta vez se me ocurrió pensarlo para asegurarlo?

??????


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com