Cita contigo y conmigo mismo.

Por Jofer
Enviado el 13/02/2015, clasificado en Reflexiones
242 visitas

Marcar como favorito

Aun resonaban en mis oídos las palabras de nuestro entrenador. Bueno, más que palabras eran gritos.

- ¡Jugad al unísono! ¿Dónde vas tan rápido por allí si nadie te sigue??..

Sí. Yo le recuerdo moviéndose a nuestro lado.

Gritando. Gritándonos.

Mientras la vida transcurría.

 

Todo era de una inmensa lógica. No podíamos argüir nada en contra.

El juego en equipo se convirtió en una manera de ser más que en una obligación.

 

No corras tanto cuando tu compañero no puede seguirte.

Desde entonces, antes de correr miro hacia donde está él.

Juntos corremos en paralelo.

 

Yo me había unido al club cuando José se marchó. Era mi predecesor. Le sustituí en todo. Hice lo que pude por estar a su altura.

Mi hijo me venía a ver. Yo le veía sentado en las gradas mientras el partido trascurría.

Miro a mi hijo y le veo allí.

¿Qué te podría decir yo de cómo es este mundo?

Cuando te lo diga, el mundo ya habrá cambiado. Tanto.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com