PARADOJAS

Por nene
Enviado el 14/02/2015, clasificado en Reflexiones
283 visitas

Marcar como favorito

Cuando tenía dieciocho años era un total y completo ignorante (ahora un poquito menos) pero, paradójicamente, "mi mundo" en aquella época estaba lleno de certezas y apenas había dudas.

 

Durante mis siguientes veintiséis años me dediqué a estudiar, viajar, leer, e intentar ver y aclarar mis inquietudes.

El resultado es que ahora estoy lleno de dudas y apenas tengo certezas, pero creo que esa sensación es muy buena, porque dudar te hace pensar y el que piensa ejercita la inteligencia, que es la que te lleva a ver todas las vertientes e interpretaciones que se pueden desarrollar sobre un argumento, idea o razonamiento.

También cuando era joven, muchos deseos que no se cumplierón y lo sentí como maldiciones, con el paso del tiempo y la madurez se convirtieron en bendiciones...y viceversa


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com