...Se trataba de un juego erótico muy disimulado en una discoteca que terminara en un trío en algún lugar de la cuidad...(parte 2 de 2).

Por Colombiano
Enviado el 30/01/2013, clasificado en Adultos / eróticos
12889 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

Continuación...

En cuanto terminó la canción y él se alejó de ella yo llame al mesero y les invite más licor, lo cual ellos aceptaron, luego la invite a bailar nuevamente; cuando estábamos bailando ella se arrimo bastante a mí y nuestros dedos se cruzaron, ella me pregunto “(…) ¿te molesta vernos jugar? (…)” y yo sin dudarlo le dije que no, al contrario lo estaba disfrutando mucho….de inmediato empecé a involucrarme con ella ( TODO DE ACUERDO A LA PLANEDO CON SU ESPOSO), la acariciaba en su espalda, le hable al oído, jugaba con mis manos hasta llegar a su cintura y empecé a sentir que su respiración se agitaba y su temperatura se elevaba, sentía el calor de sus mejillas y lo erizado que tenia el cuerpo….WAOOOWWWWWW…sentía que estaba poseído, no me importaba nada, de hecho hasta olvide que estaba en un lugar público, ¡ QUE MUJER TAN EXCITANTE¡, su aroma, su vestuario, su boca, su cabello…al sentir esto fui bajando suavemente mis manos por sus nalgas cuando inesperadamente sentí su mano apretándome delicadamente el pene por encima de mi pantalón y mis manos buscaron el borde de la falda para tocar ese deseado trasero, metí la mano y empecé a apretar suavemente sus nalgas, de repente abrí los ojos y mire a aquel caballero y note que estaba tremendamente excitado entonces decidí acercarme un poco con ella a el mientras bailábamos para que el participara y el no se hizo esperar, de inmediato metió la mano debajo de la falda de su esposa y yo la apreté con fuerza contra mí para que sintiera mi erección justo en su vagina y de inmediato escuche un excitante gemido suyo en mi oído, ella me agarro del cabello y me acariciaba suavemente la cabeza, gemía en mi oído y me enloquecía cada vez mas y cuando menos pensé prendieron la luz del lugar…ya eran las 2:00 de la mañana….pero solo faltaba concretar el final de la mas excitante, loca e inesperada experiencia.

WAOOOWWWWW… no podía creer lo que estaba sucediendo, tome un poco de aire y antes de terminarse la pieza musical le dije que ya estaban cerrando, que aun era temprano y que los invitaba a tomarnos un trago a un lugar más privado y ella me contesto que lo consultaría con su esposo y aquí comienza lo más inesperado, excitante y arriesgado de esta historia CRAZY. Hasta ahí todo estaba sucediendo tal y como lo habíamos acordado el y yo.

Me hicieron señas que los siguiera, ellos salieron adelante y después salí yo, los alcance en la esquina y ella nos presentó, entonces él propuso que fuéramos caminando un poco para ir conversando y conociéndonos un poquito.

Comenzamos a caminar hacia la parte interior del barrio mientras conversábamos, después de caminar un rato llegamos a un parque grande con zona verde ubicado en el centro del barrio y con casas alrededor. El caballero llevaba a su esposa abrazada y de repente empezó a tocarle la cola entonces yo empecé a acariciarla también pero por su zona vaginal, ella comenzó a excitarse y me arrincono suavente contra la pared de una casa, su esposo se alejo un poco y miraba lo que los dos hacíamos, la hermosa mujer se colocó de espaldas a mí y movía con mucha sensualidad su trasero contra mi pene, yo acariciaba sus senos y la erección de mi pene no se hizo esperar, estaba a reventar y creo que ella lo sentía imponente en su trasero, entonces saque un paquete de preservativos que siempre llevo conmigo y me coloque uno, levante su falda y la penetre sin dificultad ya que ella estaba demasiado húmeda y no tenía sus pantis porque su esposo los tenía desde el bar en su bolsillo. Nuestros movimientos comenzaron tímidos y suaves al principio, pero con el pasar de unos minutos teníamos un ritmo salvaje y rápido producto de una prolongada excitación y de un fuerte deseo; su esposo continuaba como a unos 5 metros de los dos y se masturbaba mirando como tirábamos la dama y yo, después ella busco una zona verde y se arrodillo, apoyo sus manos cobre el césped ofreciéndome su hermoso trasero para continuar con mi penetración, me arrodille también detrás de ella y continúe con mi faena, ella me pedía mas y mas, decía que sentía mi pene delicioso y quería que siguiera con mi ritmo salvaje de penetración, de repente el caballero se arrodilló frente a ella y coloco su pene en la boca de la dama, entonces ella no se hizo esperar y comenzó a lamerlo y meterlo en su boca y yo continuaba penetrándola, la tenia agarrada de su cintura y escuchaba con sonaba el golpeteo de mi pelvis contra sus nalgas, después deje una de mis manos en su cintura y la agarre de cabello en forma de cola de caballo alandola suavemente e impulsando mi penetración más profunda, también lo hice para poder mirar como metía todo el pene de su esposo en su boca; después cambiamos de posición, ella se quito totalmente la ropa y quedo desnuda, se acostó sobre el frio césped y abrió sus piernas invitándome a acostarme sobre ella y continuar la penetración, yo lo hice inmediatamente pero a pesar de todo me sentía intranquilo por la situación, pensaba en muchas cosas al tiempo, miraba a mi alrededor que no hubiera gente, me preocupaba el celador del barrio, los ladrones y muchas cosas más y creo que ella percibió mi preocupación porque me dijo que no me preocupara que siguiera dándole así de rico y me pidió que cuando me viniera lo hiciera en sus senos y así lo hice.

Justo cuando eso sucedió se escucho el pito del celador y nosotros nos apresuramos a vestirnos, yo me subí el pantalón que lo tenía debajo de las rodillas y ella se levanto y se vistió rápidamente con la ayuda de su esposo. Yo creo que nadie nos vio, después seguimos caminando como si nada y me acompañaron a tomar el taxi de regreso a casa, nos despedimos como los mejores amigos, me subí al taxi y este el fin de una historia que me sucedió y que difícilmente se le pasa por la cabeza a alguien que podría ocurrir.

Después de esto, nunca volví a saber nada de la interesante pareja…….

Espero les haya gustado mi historia

Bye….

 Juan Sebastián.

Arboleda.juansebastian@gmail.com


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com