Mi primera vez (parte uno)

Por Magdalena
Enviado el 21/02/2015, clasificado en Adultos / eróticos
13757 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

Me veo al espejo. Blanca, con piel tersa, esa blancura rosada que me hace sentir como Blanca Nieves. Veo mi cabello castaño, grueso, sedoso, medio rizado, que hace ondas bellas cayendo en mis hombros, Lo llevo a capas, hasta media espalda. Me gusta recogérmelo con una pinza para no tenerlo tapándome mi frente. ¿Por qué? Por que me gustan mi ojos.

Siempre me han dicho que tengo bellos ojos. Grandes, cafés, enmarcados por unas cejas gruesas. Me parezco a Brooke Shields en la laguna azul. Mi nariz, respingada huele fácilmente el ambiente, y mis cejas arqueadas dan una luz a mis ojos que se llenan de amor al verlo. Tengo pestañas grandes, aunque me las rizo para enmarcar bien mis ojos. Me encanta llevar delineador a lo largo de mi párpado superior...me encanta recordar a Marilyn, la diosa que vive dentro de mí.

Mi sonrisa, inocente y cálida, de niña. Me fascina ver como los hombres me siguen pensando en que me iré con ellos...pero no...yo soy Afrodita...y Afrodita no da nunca sexo fácil...sexo sin amor...nunca es el pasatiempo de segundos...

Los hombres se acercan a mi...pues llevo minifalda que deja ver mis piernas contorneadas y blancas. No son gruesas, ni delgadas. Término medio. No me gusta tener nalgas grandes ni desequilibradas con el resto de mi cuerpo. Equilibrio. Mis pechos son turgentes y erguidos, grandes pero normales...porque deseo que el recuerde que yo lo amo...como lo amó su madre...

Estoy en clase. Minifalda negra, corta con un suéter cerrado. Escucho. Clase de Química. de pronto, siento una ráfaga de calor en mis nalgas que recorre todo mi cuerpo...Mis talones se calientan, el centro de las palmas de los pies se endurece y calientan, al mismo tiempo siento sudor y calor en mis manos, estoy poniendo atención.

La química orgánica es la química de las moléculas, dice el profesor...la reacción SN1 es una reacción de unión molecular donde ....

Señorita...¿Está usted escuchando?

Pase al pizarrón, por favor.

Si maestro.

El maestro me mira... siempre me pasa al pizarrón...le gusta verme...siempre me invita a salir...le digo que no...porque...el está parado afuera mirándome...

Me sonríe. Me ve. Me cuida. Cada noche, después de terminar nuestras clases, el me enseña a preparar los exámenes. No desea que yo sea una tonta. El me ama y me cuida. ¿Cómo es él? Apenas y puedo creer que el este presente en mi existencia. Yo...lo conozco. Recuerdo cómo lo conocí....

Una amiga me dijo que me presentaría a unos muchachos que querían conocerme. Ellos habían visto que yo caminaba por ahí. Yo siempre he sido lista. Buenas calificaciones. Siempre me gustó ser inteligente y sexy. Sonrío..

8 o 9 muchachos me rodean...me invitan a salir, me coquetean...y...de pronto...veo a alguien atrás de todos, reservado y tímido...atrás. Le sonrío. El me sonrie. 

Yo...lo conozco de antes...¿De dónde?

Miro su pelo, su cara, complexión, piernas, cuello, ojos...todo en equilibrio...sus manos..todo. Lo he encontrado. Es EL. ¿Cómo lo reconocí? Cuando me acerqué...sentí su olor. Su esencia. Su ser. 

Mis nalgas están duras de la emoción. Siento como vibra mi vagina y mi ano..¿Qué está pasando?

Todo mi cuerpo entra en un sopor de amor...Mis ojos, lo ven con emoción de amor...cristalizados de amor por él...

Tengo...17 años...en un mes cumpliré los 18 años...

Me sonríe..el tiene 21 años...

Salgo del salón, y tengo varios muchachos afuera que me ofrecen invitarme una dona. El, se acerca a mí y me regala un dulce. ¿Dulce? Claro...soy una niña para él...

Le agradezco y lo coloco en mi bolsa. No me gustan los dulces.

Me mira, tiernamente.

Cuando me viene a ver, mi caminar cambia, y muchas veces estuve a punto de tropezarme.

Pienso: Que no se de cuenta, que no se de cuenta...pero mi cuerpo me traiciona. Simplemente deseo amarlo...

Camino con el, preguntándole acerca de su tesis...sin quererlo, lo abrazo por la cintura...caí. Retiro mi mano inmediatamente...el sólo me mira...

Estoy húmeda ya.

Mis piernas tiemblan. Mis pechos están erguidos.

Camino entre nubes...y entro en un sopor inmenso de amor...

Entro al laboratorio con él, me está mostrando la escuela.

¿Ves esos elefantes rosas, allá arriba colgados? Me pregunta. Mi amor es tan grande, que los veo, si, los veo. Los veo, porque él los ve. El me sonríe.

Será que se de cuenta de mí? Soy una niña! A él lo persiguen otras mujeres más viejas que yo. Yo las veo. Me ruborizo. Nunca he enseñado mi cuerpo a nadie, y no deseo que nadie me toque. Mi cuerpo es un templo de amor y de satisfacción. Sé lo que soy, y lo que puedo dar. Pero es PARA EL. 

El..me toma de la mano... y me invita al cine. Me siento...y recuerdo cuando veo la escena de Top Gun, aquella en que Tom Cruise besa a su maestra...la toma de la cara...el me pasa el brazo...estoy ruborizada...

Me sonrie en el taxi de regreso y me dice: Me he sentido muy bien al estar contigo...¿Podríamos estrechar nuestra amistad? 

¿Estrechar? Y eso que significa? No sé. Pero me lo dice él. Por eso le digo que si.

Al día siguiente, yo estoy con un grupo de amigas en el colegio y el llega a verme. Yo me ruborizo porque me busca. Entra en el grupo y me toma de la mano.

Te amo, Me dice. Te amo. Eres tan inocente. Te voy a cuidar. Serás una Química. No te voy a embarazar. 

Mereces más que un hombre que se lleve tu virginidad por satisfacción personal.

Te amo.

Mi corazón late de emoción. El..me ama.

¿Qué estoy haciendo?

Se acerca a mí...y me besa en la boca...un beso suave...coloca tiernamente su lengua en mi boca...mis mejillas están calientes y rosadas de la emoción...

Eres una niña...me dice....

Pienso...si...

Dos lágrimas aparecen en mi cara rozando mis mejillas ardientes.

Me toma de la mano y me dice: Vamos a mi casa.

Creo en él.

Y me lleva a su casa.

¿Qué soy para él? ¿Una aventura? 

Decidí darle mi virginidad. Lo amo. Esta vez no lo dejaré irse.

Hemos reencarnado.

Lo amo.

 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com