El viaje de los Pokemon (Parte 1)

Por DFT
Enviado el 01/02/2013, clasificado en Infantiles / Juveniles
2982 visitas

Marcar como favorito

Nota: Éste cuento es deseo de mi hijo Daniel, un Pokemonadicto de siete años. Lo ha supervisado de principio a fin dando su aprobación. Espero que os guste peques.

1

En el Parque de las Ilusiones del mundo de los Pokemon, en Ciudad Pradera, todo era paz y tranquilidad. Había juegos como el Pilla-pilla, escondites, adivinanzas y como no, combates, pero no eran para hacerse daño, ¡al contrario!, eran para hacerse más amigos.

Cuatro Pokemon estaban jugando, Charmeleon, un pequeño Pokemon tipo Fuego con aspecto de dragón y una llama al final de su cola, Pikachu, del tipo Eléctrico, una simpática ardilla amarilla con mucha chispa, Azumarill, del tipo Agua parecido a un conejito de color azul cielo, y Cobalion del tipo Metal similar a un ciervo de un azul intenso con grandes cuernos (el más fuerte de los cuatro amigos)

De pronto, se escuchó una explosión ¡¡BOOOOM! en el almacén de Ciudad Pradera. Cuando llegaron, descubrieron que el baúl de las provisiones con las bayas verdes y amarillas que alimentaban a la ciudad había desaparecido.¡Alguien se lo había llevado!

Entonces vieron a Oshawott (un pequeño Pokemon de Agua parecido a un osito de peluche azul) tumbado en el suelo.

- ¿Qué ha pasado?.- preguntó Pikachu.

- Han robado las bayas.- Dijo Oshawott levantándose.- han sido Zekrom y Reshiram, vinieron volando lanzando bolas de fuego y relámpagos, me tiraron y se llevaron el baúl.

- ¿Qué? ¡Malditos! ¡Iremos a por ellos!.- dijo Cobalion muy enfadado.

- Muy bien, pongámonos en marcha. Todos estuvieron de acuerdo.

Pronto, los cuatro amigos cogieron unas pocas bayas que quedaban y partieron en busca de los ladrones. Les esperaba un largo viaje.

2

Zekrom y Reshiram vivían en el lejano Desierto Volcán. Para llegar allí, primero tenían que pasar por el Valle Encantado, un lugar tenebroso rodeado de árboles grandes y fuertes, vigilado por Terrakion, un poderoso Pokemon tipo Metal con forma de pequeño rinoceronte.

Cuando llegaron a la entrada del valle, Terrakion les cerró el paso.

- ¿Dónde creéis que vais?.- preguntó desafiante.- ¡No podéis entrar!

- ¡Necesitamos pasar!.- dijo Cobalion dando un paso adelante.-  Zekrom y Reshiram se han llevado todas las bayas de Ciudad Pradera y vamos a recuperarlas.

Terrakion empezó a reirse muy fuerte.

- Ja, ja, ja, no se puede vencer a los Pokemon Legendarios, os sugiero que deis media vuelta y volváis a casa.

¡Ni hablar!.- dijo Cobalion

- Muy bien, en ese caso no seré muy duro con vosotros. Os pondré una adivinanza, si la acertáis yo mismo os llevaré hasta el Bosque del Sauce Llorón, no hay otro camino para llegar al Desierto Volcán.

- ¡Aceptamos! Di tu adivinanza.

- ¡Cuál es el animal que cuando es pequeño se mueve a cuatro patas, al hacerse mayor con dos y cuando es viejo con tres?

- Los Pokemon se reunieron y discutieron la adivinanza unos minutos, luego Cobalion dijo: - Las personas; cuando son bebés gatean a cuatro patas, una vez aprenden a andar, lo hacen con dos piernas y cuando son muy mayores utilizan un bastón por lo que andan con tres.

Terrakion se quedó sorprendido.- ¡BRAVO!, me habéis impresionado, y como ando un poco oxidado, me hará bien un poco de ejercicio y os acompañaré.

3

No tardaron mucho en llegar al camino que les llevaba al Bosque del Sauce Llorón: cuando entraron en él, no tardaron mucho en encontrar al rey del bosque. Un enorme sauce tan alto como un rascacielos cuyas hojas y ramas llegaban el mismo suelo. De pronto, detrás de su ancho tronco apareció un hermoso Pokemon verde parecido a un gran ciervo; era Virizion, del tipo Planta/Lucha-

-¡Eh, un momento!  ¿Se puede saber dónde vaís?.- preguntó muy soberbio.

- Nos dirigimos al Desierto Volcán a recuperar nuestras provisiones. Zekrom y Reshiram nos las robaron.

- Ummm, sí, me pareció verles volar hace un par de horas con un gran baúl entre sus garras, supongo que será lo que andáis buscando.

- Entonces no habrá ningún problema en dejarnos pasar.

-¡Claro!, siempre y cuando juguéis un Pilla-pilla conmigo.¡Sólo así pasaréis!

- ¡Es injusto!,. dijo Cobalion.- tú eres mucho más rápido que cualquiera de nosotros y lo sabes.

- En ese caso dejaré que seáis dos contra uno.

Azumarill y Charmeleon dijeron a la vez: ¡Aceptamos, nosotros te pillaremos!

- ¡Empecemos pues!.- dijo Virizion y empezó a correr por el bosque tan veloz que casi no le vieron.

Azumarill y Charmeleon salieron corriendo lo más rápido posible mientras gritaban:

- ¡No os preocupeis, le cogeremos!

Pasaron diez minutos y entre los árboles del bosque apareció un triste Virizion, con Azumarill y Charmeleon detrás de él con una sonrisa de oreja a oreja: - ¡Ya está, pillado!

-¡BIEN!,. gritaron sus amigos.- ¿cómo lo habéis hecho?

- Muy fácil.- dijo Azumarill.- Virizion es muy veloz, pero no tanto como una bola de fuego de Charmeleon. Al ver el fuego alrededor suyo se asustó tanto que se paró, así le pillamos; luego me ocupé de las pocas llamas que había por allí con mi chorro de agua y casi no se ha quemado nada de éste fantástico bosque.

Todos rieron y felicitaron a los dos amigos, entonces Virizion dijo:

- Hacía mucho tiempo que no perdía al Pilla-pilla, me caéis muy bien ¿puedo acompañaros?

- ¡Pues claro!.- dijeron todos.

Así pues, seis felices Pokemon se dirigieron a su siguiente parada: La Ciudad Invisible.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com