Aquella Mañana Parte 1

Por trid
Enviado el 01/03/2015, clasificado en Amor / Románticos
310 visitas

Marcar como favorito

Era una hermosa mañana de septiembre y yo llegaba tarde a mi primer día de instituto. Nada mas salir del metro empecé a correr. El verano seguía presente, podía notar como la temperatura subía rápidamente por mi cuerpo. De repente lo vi a lo lejos. Era aquel chico que había visto ya hace unos meses. ¡Que guapo era!

Sin pensarlo dos veces deje de correr para poder fijarme mejor en él. Iba en una bicicleta  color azul con reflejos negros. Tenía el pelo de un tono rubio. Al estar tan lejos no podía fijarme en el color de sus ojos, pero su mirada era intensa y transmitía seguridad. Llevaba una camiseta negra, algo apretada. Iba con unos tejanos azules un poco desgastados. Sin duda era guapísimo. Era el primer chico que me llamaba la atención de una manera diferente. Me parecía interesante y misterioso, algo que lo hacia aun mas atractivo. Lo triste era pensar que jamás lo conocería. Pero el destino hizo que nuestros caminos se juntaran.

Cada vez se acercaba más y más, a gran velocidad. Cuando lo vi a pocos metros de mi, bajé la mirada por miedo a mirarlo a los ojos.

No recuerdo muy bien lo que paso. Lo único que recuerdo es su cara frente a la mía.

- ¿Estás bien? Buff me sabe fatal, no pretendía darte con la bici.

Su voz era algo ronca pero su tono era dulce y preocupado. No me lo podía creer, estaba hablando con el. Me sentía un poco mareada y lo único que pude hacer fue afirmar con la cabeza.

Se ofreció a acompañarme al instituto, ya que no sabíamos la gravedad del golpe. Lo que no sabía realmente era que el accidente fue por torpeza mía. Por el camino hablamos sobre el susto que se había llevado. ¡Pobrecito! Se disculpo por lo mínimo 10 veces más.

Me pregunto por mi nombre, y por supuesto yo el de él.

-Iván- dijo entre cortado.

Al llegar a la esquina del instituto nos despedimos.

-Encantado de conocerte, aunque las circunstancias no hayan las mejores- se rio algo nervioso.

-Igualmente- alcance a decir.

Sonrió y se fue a gran velocidad. Supongo que llegaría tarde a la universidad. Si, a la universidad. Tendría unos 22 años.

Me sentía tonta, había perdido mi oportunidad de conocerle. ¡Malditos nervios! La voz no me salía, seguro que quede como una borde.

........................


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com