Que se largue - I

Por Ana Stasia
Enviado el 05/03/2015, clasificado en Adultos / eróticos
5462 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

Una tarde calurosa. Julio estaba en su plenitud. Hora de la siesta, demasiado calor para hacer o incluso pensar casi nada.
Mi móvil suena. Eres tú. Mi rostro se ilumina al oír tu voz. Quieres que no veamos, dices que tienes una sorpresa para mí. Me dices que no pregunte, solo que vaya al Hotel la Luna.
No se de que va esta historia, pero me pongo un vestido fresco, unas sandalias y bajo al garaje a por mi coche. No esta lejos, en 10 minutos estoy en la puerta del hotel. Entro y me dirijo directamente a la habitación 118. Toco la puerta, pero para mi sorpresa la persona que abre no eres tú. Una mujer de unos 35 años, morena de ojos grandes, alta, delgada y bastante ligera de ropa para abrir una puerta a mi entender, pronuncia mi nombre y me invita a pasar. Al entrar a la habitación, te veo. A mi cabeza llegan millones de pensamientos y ninguno bueno. Me estas engañando? estas con otra y encima me invitas? no entiendo nada. Ya se que lo nuestro no es nada serio, mas bien una relación meramente sexual, pero una tercera persona no me hace mucha gracia y mucho menos que quieras presentármela.

- Que es lo que pasa? - pregunto
- Tranquila, no pasa nada - dices - ella es Cristal, va a pasar un rato con nosotros
- Como que un rato con nosotros? - sigo sin salir de mi asombro.
- Ven aquí - dices

Arrastras una silla hasta tu lado y me invitas a acercarme. Llego a tu lado y sin decir palabra deslizas los tirantes de mi vestido dejándolo caer al suelo.

- No digas nada - me dices tapando mi boca con tu dedo y guiñando un ojo con una sonrisa picara.

No se de qué va esto, pero no me esta gustando mucho. Que hace esa mujer aquí? Ella empieza a quitarse la poca ropa que llevaba. Es atractiva, rasgos suaves y un cuerpo bien moldeado, pechos menudos y culo redondo y firme. No es que me gusten las mujeres pero si se cuando una mujer es atractiva o no, y esta lo era.

Tu me terminas de desnudar y me dices que me siente en la silla.

- Tranquila, te gustará. - susurras a mi oído

No se qué me tiene que gustar, ella está sobrando aquí.

Coges unas cuerdas que ya tenías preparadas encima de la mesita y me atas las manos hacia atrás al respaldo de la silla. Luego cada uno de mis tobillos a las dos patas delanteras de la silla. Me quedo inmóvil. Mis pechos hacia delante por la posición forzada de mi espalda y mis manos atadas y con las piernas abiertas, dejando libre y descaradamente abierto mi coño. La verdad es que solo la postura me esta poniendo caliente......pero ella sobra, ahora mucho mas que antes.

De repente me quedo perpleja. Te estas acercando a ella. La coges de la mano, la acercas hacia ti y la besas. Yo intento saltar de la silla, te grito que la sueltes, que me sueltes a mí, no quiero estar allí!!!!

Tú me miras mientras la besas y tocas su pecho firme y sus pezones duros. Me miras fijamente con pasión. Ahora lo entiendo, quieres ponerme celosa, quieres que te desee, que no quiera que seas de otra. Veo como acaricias su espalda, su culo, besas su cuello y la muerdes. Ella te quita la camisa y acaricia tu pecho. Se dirige a tu pantalón, lo desabrocha y en dos pasos estas desnudo frente a ella. Tu erección se hace patente. Te esta gustando el juego pero a mi no me hace ninguna gracia. Sigues tocándola, tu mano se dirige a su coño y me lanzas una mirada llena de pasión y deseo. Ves como intento luchar con mis ataduras y levantarme de la silla y eso te pone aun mas caliente.

Relájate y disfruta. Ten paciencia - me dices

Tus dedos acarician su coño mientras la sujetas del cuello. Ella esta caliente y húmeda y tus dedos se deslizan dentro de ella con una embestida fuerte que le hace lanzar un suspiro de placer y encorvar su cuerpo. No quiero pero aun sin querer me estoy poniendo cachonda y húmeda. Imagino tus caricias en mi cuerpo en lugar del suyo. Tú no dejas de mirarme mientras haces a la otra sentir el placer que yo espero. Ella gime y se retuerce cuando tu mano aprieta su pecho y vuelves a embestir su coño. Pones tu mano en su cabeza y la empujas hacia abajo para que se arrodille delante de ti y te coma la polla. La polla......esa polla es mía!!!!

Ella obediente mete tu polla erecta y dura en su boca mientras acaricia tus huevos con la mano. Se recrea en pasar su lengua arriba y abajo, haciendo círculos alrededor del glande y la vuelve a meter en su boca hasta el fondo. Ella te mira, pero tú solo me miras a mí. Estas caliente, disfrutando, sabiendo que yo lo paso mal, pero que no puedo evitar ponerme cachonda. Ves mis pezones duros y mis mejillas rojas por la excitación mientras me acaricio con el asiento de la silla.

Ella esta afanada en comerte, mamarte. Deja tu polla en su boca hasta que sus labios tocan tus huevos. Eso te gusta, gimes y entornas tus ojos sin dejar de mirarme. Como puedes hacerme esto? Sabes que mamártela me vuelve loca y mucho mas cuando estas tan duro como ahora. Me gusta jugar con mi lengua rozando tu miembro, mientras te miro y disfruto de como te excitas. Me gusta que me cojas por el pelo y me aprietes contra ti para que meta toda tu polla en mi boca. Me gusta chuparla y juguetear con mi dedo en tu ano. Se te que enloquece.....(eso no lo sabe ella). Yo no quiero, realmente no quiero porque esta situación no me gusta, no me gusta que te toque y te disfrute ella, pero aun así, me estoy poniendo caliente, mi coño palpita y chorrea.

La levantas y la arrojas sobre la cama echándote sobre ella. Muerdes sus pezones y tu mano se desliza hacia sus muslos apartando el uno del otro. Quieres que esté bien abierta. Sigues en una posición en la que puedes mirarme y vas besando y chupando su cuerpo hasta que tu cabeza llega por debajo de su ombligo. Te sumerges en su coño y empiezas a pasar tu lengua por su clítoris. Ella arquea su espalda llevada por un placer que tardará poco en estallar. Tu lo sabes, y te dedicas a chupar mientras introduces tus dedos en su vagina, húmeda y caliente.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com