EL PONCHO DE LA SUERTE

Por Green hat
Enviado el 13/03/2015, clasificado en Humor
575 visitas

Marcar como favorito

Mis clases de inglés empezaban ese mismo día , era lunes , y como todo adolescente de mi edad, el primer día de clase se debe vestir bien . Un baño, polito nuevo , short de moda y zapatillas limpias . Me acomodé el cabello lacio de una forma que me asentara mejor . Guiñe el ojo al joven  que veo todos los día en el espejo  y salí rumbo al instituto de inglés .

Caminé hacia el paradero esperando al autobús , unas 3 o 4 chicas me quedaron observando , les sonreí y me devolvieron la sonrisa con unas cuantas carcajadas . El autobús llegó  y busqué un asiento libre y cómodo para continuar la lectura que dejé pendiente en casa : Canciones para Paula de BlueJeans . Me senté y empecé a leer tranquilamente , cuando ya estaba a la mitad del libro , levanté la mirada y me percaté de la existencia de una joven muy guapa. Ojos claros , cabello castaño , labios apetecibles a besar y una silueta muy admirable . Como cada vez que veo una chica así , me quedé embobado .

Aquella joven acababa de subir al autobús, y  buscaba algún asiento libre . Fue grande mi sorpresa al ver que se dirigía al único asiento libre que precisamente era al lado mío. Se sentó a mi lado,  pude notar de reojo que llevaba un libro en la mano , el cual  era del instituto al cual yo iba .Dudé en empezar la conversación , ya que casi siempre soy torpe al hablar con las mujeres , calculé que mis posibilidades de conquista o amistad eran de 0% , así que me contuve y seguí la lectura .

 Pasaron unos  minutos cuando sentí demasiado calor , debido a que el bus estaba repleto de gente , las ventanas no nos abastecían de mucho oxígeno , así que  decidí sacar la botella de agua helada que tenía en la mochila . Mis cosas estaban desordenadas en mi mochila , había papeles de la universidad, unos libros que había pedido prestado a unos amigos y un bendito preservativo que me obsequiaron el 14 de febrero cuando pasaba  por Gamarra (Lima)  debido a que estaban brindando los condones con el argumento del control de natalidad , de los embarazos prematuros , y los  mismos de siempre .

Cuando localicé la botella de agua dentro de la mochila, traté de extraerla de una manera algo forzosa debido a que estaba amontonada con mis cosas.  Al sacar la botella , maldije mi desorden en ese momento  al darme cuenta de que inesperadamente mi botella salió junto con el condón cayendo este último al suelo. La muchacha  y las personas que estaban cerca a nuestro asiento no se perdieron de esa evidente escena.

 

 

"¡Porqué tuve que poner ese PONCHO en mi mochila, por qué no lo saqué!" me dije a mí mismo , algunos presentes no dudaron en soltar una carcajada por el bochornoso incidente , algunas señoras me lanzaban miradas de desprecio como si yo fuera un depravado o degenerado sexual .Lo peor para mí fue que la chica de mi lado , quien también fue testigo de  todo . Se volvió a mirarme frente a la cara, me sonrió y... ¡SE AGACHÓ A RECOGER EL CONDÓN! Y luego me dijo : " se te cayó".

Yo quería en ese momento tele transportarme a otra dimensión y desaparecer. Nunca me había pasado eso, quizás es el momento más vergonzoso que he pasado en mi vida. Solo tenía dos alternativas: recibir el condón y decirle ?gracias?  o  rechazar el condón y decir que no era mío. La segunda opción era algo absurda, ya que todos los presentes incluso ella se habían dado cuenta que el condón salió disparado de mi mochila , así que escogí la primera opción .

El autobús llegó a mi destino, bajé del vehículo  sin mirar atrás y esperando a nunca más verla  . Saqué el condón de la mochila y lo boté en un contenedor. "Maldito jebe , me has hecho pasar un mal día" me decía a mí mismo. Llegué al instituto, subí las escaleras, no se salía de la cabeza el momento en que ella se ofreció a entregarme el condón. "¿Por qué lo hizo? ¿ me habrá querido humillar apropósito?" . Llegué al salón , algunos alumnos ya habían llegado y estaban charlando , me senté en una esquina y saqué el libro de inglés para revisarlo . Mientras lo hacía , algunos alumnos seguían llegando , y una persona se sentó a mi costado.

 Me quedé anonadado al verla , era ella , la chica que me había hecho pasar la peor vergüenza de mi vida. Ella me vio, me sonrió y me dijo : Hola , tú eres el chico del condón no?? .

Atiné a decir que sí con una cara más roja que un tomate maduro y transgénico. Lo que pasó después lo resumo :

Ese mismo día , ella fue mi compañera de clase, el profesor nos hizo practicar juntos las conversaciones en inglés , le pedí su nombre y ella el mío , nos dimos cuenta que teníamos una química magnética , le expliqué cómo me conseguí el condón y le aclaré que no soy un degenerado sexual que acosa a las chicas , salí con ella por unos meses y hasta llegamos a tener un noviazgo . Noviazgo que hasta ahora perdura y que espero que dure mucho más .Si no hubiera  aparecido ese condón en mi vida , ella no hubiera existido para mí . Es por eso que digo que ese condón que cayó al suelo es: El PONCHO DE LA SUERTE.

 

 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com