Zoë

Por AndrianXue
Enviado el 23/03/2015, clasificado en Varios / otros
324 visitas

Marcar como favorito

Ella se llama Zoë, es apenas una mujer. Altura media, piel clara, profundos ojos marrones, aunque ella se empeña en remarcar que tienen un trasfondo verdoso. Se siente infinitamente bien con sus ojos. Grandes, comunicativos, a veces amenazadores. Tienen una fuerza que ella misma se asusta cuando pasa un tiempo sin mirarse al espejo. Unos ojos enmarcados por sus pestañas, ni muy pobladas ni muy escasas, al igual que las cejas. Nariz recta, labios únicos, rojizos. Sus labios también le gustan, aunque dice que cuando habla, se empequeñecen y ya no los mira. Son labios carnosos, pero si la miras de frente, parece que son finos y frágiles. A ella le gusta besar con sus labios, los siente llenos de vida y de posibilidades. La piel suave y tersa que se posa sobre otros labios, por lo general masculinos, y los acaricia dejando una leve senda húmeda que se seca cuando se aleja. Cuando está indecisa se muerde los labios, los chupa una y otra vez, y luego se pasa la mano tímidamente como si quisiera tapar una vergüenza.

Zoë es, a su parecer, un ser insignificante. No entiende lo que significa ser mujer, y no cree que lo vaya a entender nunca. ¿Qué es? ¿Un cuerpo desarrollado? ¡Pero si ella se desarrolló hace 10 años, y se siente tan pequeña! Eso no puede significar ?ser mujer?, debe haber algo que se me escapa, se dice. Mira a las mujeres de la calle, también las ve indecisas, debe ser difícil encontrar el verdadero significado de una palabra tan grande. MUJER. Tiene una connotación a menstruación, arrugas y pintalabios en los dientes. Para Zoë, sin que ella sea del todo consciente, ser mujer es parecido a ser poco útil. O eso es lo que le han enseñado en el cole. Un día, de pequeña, un chico le dijo gritando: ?¡Las chicas no servís para nada!? Y repasando todas las cosas que ella sabía hacer, pensó ?¿Cuánto más he de poder hacer para servir para algo?? Así es como empezó a ser insegura, a pensar que no se valía por sí misma, que no tenía inteligencia suficiente, que nunca llegaría a conseguir nada.

Fue creciendo día a día, viviendo como una pulga (porque sabéis que las pulgas, si las metéis en un bote y lo cerráis con tapadera, intentan salir unas cuantas veces, y cuando aprenden que no pueden, ya da igual que abras o no la tapadera: jamás volverán a intentar superar esa barrera). Zoë aprobaba exámenes, pasaba cursos, aprendía habilidades nuevas, y se sentía feliz con ello. Vivió muchas experiencias con gente de su edad: excursiones, acampadas, fiestas, besos, noches? Y siempre le parecía que se sentía feliz.    

Podríamos decir que Zoë tiene falta de autoestima, aunque ella no lo sepa. Sí, se ve en esos ojos. La tristeza de querer, y no poder. Tiene tantas ganas de comerse el mundo? Pero cada día algo languidece en su interior, como un demonio que le impide que su propia vida resurja. Como si una segunda voz le recordara todos los días que ?no puedes, déjalo. ¿No ves que el resto se ríe?? Miedo al ridículo, dirían algunos. Miedo al fracaso, dirían otros. Pero Zoë realmente lo que siente es miedo a sí misma. Miedo a decepcionarse. Miedo a no servir para nada.

Cuando suena el despertador se enfada. La vuelta a la realidad no le suele gustar mucho. Intenta aguantar un ratito en la cama, dentro del edredón que la protege de todo. El corazón le late fuerte, está desbocado, y ella, en vez de ayudarse de este bum-búm, bum-búm, bum-búm para salir de la cama y enfrentarse a la vida, se asusta del sonido y desaparece.  Y sigue así durante todo el día, hasta que vuelve a su refugio y cierra los ojos.

"Duerme, pequeña, recupera fuerzas, ¡vive! Vuelve en ti, toma las riendas de tu vida, sueña tranquila, cada día eres más fuerte. Lucha por ti, ten fe en ti, quiérete, ámate, respétate. Y vuelve". 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com