Servicio social

Por Caosintrahumano
Enviado el 06/02/2013, clasificado en Varios / otros
275 visitas

Marcar como favorito

Al bajar del vagón del tren, es lo primero que vi. Estaba de pie, sujetando su violín con la mano izquierda y el arco con la derecha, en posición de descanso y con cara de circunstancias. Nunca le había visto de ese modo. Su ropa seguía siendo una mierda, desde luego, pero normalmente su expresión era viva y alegre; sin embargo en ese momento daba más pena que alegría, y lo contagiaba a cada transeúnte que pasaba por su lado.

Al llegar hasta donde estaba él con las bolsas de mantas que me había pedido, le pregunt頓¿Qué pasa Toni?” y  él me contestó “ha muerto Miguel”. En ese momento mi sangre se congeló y supe que ese día que llevaba tiempo temiendo y esquivado, ahora era real.

Miguel,

de frío,

odié el mundo.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com