Aunque no eras tu. 1

Por Hayu Marca
Enviado el 08/04/2015, clasificado en Adultos / eróticos
2841 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

Se sentía perdida esa noche.

Una extraña sensación le oprimía el pecho, angustia quizás? o el peso de la soledad voluntaria.

Tres meses habían pasado ya desde su último encuentro.

Recordó de pronto aquella tarde de domingo y se le erizó todo su cuerpo.

Cerró los ojos y sintió sus manos, meterse bajo su pijama de seda y recorrerla con sus dedos rozando su piel. Sus dientes mordiendo sus labios abiertos sedientos de él. Recordó su espalda, su nuca y la sensación de su cabello enredándose en sus manos.

Apretó los ojos, empujó la manta y se entró en la ducha con el agua abierta con todas las fuerzas, como si quisiera borrar el recuerdo de todo su ser.

Se peinó el cabello, se pintó los labios, escogió un vestido y zapatos de red. Ropa interior, negra, medias con encaje y el perfume aquel...

Y salió a la calle encendió su coche y se fue a por él.

El local estaba con una luz tenue, la música suave, las voces también.

Se acercó a la barra y al mismo momento una copa rueda y le llega a caer, sobre su vestido mojando la falda y las medias, también.

El dijo -perdona he intentó secarle. Ella dijo -debo quitarme las medias y quizá el vestido, cambiarlo también.

-Deja que te ayude, quisiera hacer algo para que estés bien.

Ella dijo -vamos...

 

Llegaron a casa, se puso una copa y otra para él.

Se quito el vestido, se arrancó las medias el solo miraba, ella dijo -ven.

Bailemos un poco y sintió sus brazos rodeándole. Movió sus caderas y pegó sus pechos en el cuerpo de el.

Se acercó a su boca sintiendo su aliento y metió sus dedos en la boca de el, doblo sus rodillas y puso su boca en el sitio aquel, bajó con sus dientes el cierre y sacando su miembro, lo empezó a lamer.

Se sintió mojada, retiró su boca y se puso de pie.

Le llevo a la cama le arrancó la ropa y cerrando los ojos recordó otra vez...recordó la tarde, la última tarde y de un salto hizo que la penetrara con toda la fuerza, como lo hacía él.

Pidiéndole a gritos "cogeme el cabello" tíralo muy fuerte y ahora...fóllame.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com