Una vieja amiga

Por Srojas
Enviado el 06/04/2015, clasificado en Adultos / eróticos
13563 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

Hace una semana tengo el auto con el técnico, en realidad no recordaba lo que era estar en horario punta en el metro, lleno de gente que en realidad no te da espacio ni siquiera para poder ver el celular, todos van inmersos en sus pequeños espacios, mirando adelante y nada. Hace una semana que volví a hacer esa rutina, cuando iba en el auto me demoro en ocasiones más, pero es muy distinto, puedes fumar y escuchar la música que quieres sin que te estén empujando.

Como en mi trabajo debo estar "presentable" acostumbre a usar traje formal, creo que me veo bien, pero es algo completamente personal, no lo ando diciendo en todos lados. Lo que, como tengo que ir en el metro es algo molesto, así que uso los que son más delgado, por razones obvias.

El jueves, último día de trabajo por que el viernes en muchas partes es feriado, en la mañana muy lleno, pero estaba tranquilo, me entregarían el auto y suponía que después en la tarde iba a estar menos lleno. Ya en la tarde al entrar al metro iba medio lleno, de pronto algo me saca de mi concentración que había adquirido, la chica que está cerca la conocía, estoy completamente seguro que es una amiga con la que tuvo cierta historia hace algunos años; sin duda es Karina.

Estoy detrás de ella, ella esta parada al medio del vagón afirmada del fierro que está en el centro, lleva una falda de tubo negro, muy ceñida al cuerpo que le llega hasta la rodillas, con un tajo atrás, en la parte de al medio abajo que la hace mucho más sugerente, con una blusa blanca, noto por detrás que es algo transparente, me quedo un poco atrás viendo ese cuerpo que tanto conocí hace algún tiempo atrás. Pensando en si me acerco o no, se veía sensual, desafiante, atractiva a más no poder, pienso por dos estaciones si me acerco o no. Hasta que me guardo el celular en el bolsillo y me acerco, coloco mi mano en su cadera para saludarla, me doy cuenta que tiene una reacción que no esperaba, se da la media vuelta de forma brusca, tal vez pensando que solo soy un tipo cualquiera que le quiere sacar el numero.

Veo en su cara cierta exclamación de molestia hasta que me ve, hasta que se da cuenta que soy yo, y noto que una sonrisa comienza a brotar de su labios "pensé que cualquiera otra persona, menos tu" me dice, sonrió "hola, tanto tiempo" le digo, se da la media vuelta y noto que el tamaño de su escote sigue igual de notorio, me queda mirando y me dice "Sergio, estoy acá arriba". Sin saber que decir solo sonrió y me disculpo. Hasta que se abre la puerta en una estación que es conexión con otra línea y entra un tumulto de personas que sorprende, haciendo que Karina, empujado por el tumulto quede pegada a mí y yo apoyada con la parte posterior del vagón.

Como noto que Karina queda un poco desequilibrada la afirmo de las caderas y apoya su cuerpo en mi, noto, naturalmente, sus senos apretándose en mí, como es más baja que yo, cuando la miro noto su escote generoso expuesto a centímetros de mi, levanta su mirada y noto que está un poco nervioso, asumo que se debe sentir un poco vulnerable por que hay muchas personas cerca de ella. Así que el tomo de su cadera y el giro poniendo mis manos en su abdomen para que no se sienta presionada por otras personas.

El metro se detiene y la puertas se abren, pienso que se va a despejar, pero, por el contrario, entran algunas personas más, lo que el tipo que estaba delante de Karina la empuje un poco más hacia atrás, como llevaba tacos altos siento que se apoya en mi, intento no decir nada para que no se sienta incomoda, pero no puedo detener que lo que tengo debajo de pantalón se despierte, se endurece para no sentirla incomodo me corro lo que más puedo hacia atrás, pero ella, sin pensarlo hace lo mismo, se acomoda mas en mi, siento su trasero muy bien contorneado en mi.

Mi pene completamente duro queda al medio de las nalgas de Karina, siento que se mueve delante de mí, despacio, con un gesto delicado se levanta sus manos y se hace una cola en el pelo, dejando su cuello desnudo, mientras levanta su cola mas y aprieta mi pene con su faldita. Cuando baja sus manos una de ella la mete por detrás de su espalda y la baja hasta que toma mi pene, por encima de mi pantalón lo acaricia en toda su extensión y lo aprieta un poco, siento que crece aun mas, lo mueve un poco colocándolo de tal manera que es como si estuviera por salir, hacia arriba y apoya todo su cola en mi.

Mientras se apoya mas en mi me acerco a su cuello y lo comienzo a besar, en el primer momento que apoyo mis labios en su piel siento que se estremece arqueando aun mas su espalda permitiendo que su cola quede muy apretada en mi, siento, por otro lado, que mi pene solo desea salir, pero aunque el deseo este latiendo fuerte, no puede por razones casi obvias, mi cuerpo no responde mucho así que coloco una mano y rozo uno de sus senos, cuando lo hago siento que su mano se aprieta a mi mano haciendo que tome todo su seno con toda la mano abierta.

Se da la media vuelta me toma la manos y se las llevas hasta su falda, siento que su cola esta con una pequeña tanga por que solo siento los bordes pero nada más abajo, las coloco y se acerca a mí. "vivo cerca Sergio, quieres venir a mi departamento" mientras me besa el borde de los labios, la quedo mirando hacia el escote "pensé que no me lo preguntarías nunca"

Mientras espero que pasen las estaciones me abre la chaqueta y me abraza a diferencia de lo que pensé que solo me abrazaría lleva sus manos hacia delante y con sus dos manos me comienza a acariciar mi pene por encima del pantalón, siento que solo quiere salir "tranquila" le digo y sonríe "no te acuerdas de lo que hemos hecho parece" y de pronto vino en mi el recuero cuando me hizo algo más que tocar en un lugar de transporte público, antes de tener un auto si quiera, en un bus me había hecho un delicioso oral, algo que para mi corta edad fue completamente excitante, ahora era la misma chica, con su cuerpo mucho más desarrollado y con más experiencia.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com