Aurora (Microrrelato XXIII)

Por Silvia Patón Cordero
Enviado el 06/04/2015, clasificado en Amor / Románticos
340 visitas

Marcar como favorito

Aurora radiante que ora te vistes de blanca gasa, ora de rosácea muselina, como quien enamorada pretende captar la visión de lo que el habla no logra narrar. ¡Quién describiera, vida mía, del amor que me profesaste y al que yo respondí en su tiempo con mis recónditos sentimientos!

Aquel día en que besé tus labios mortecinos con un ósculo postrero, no me supo éste sino a gelidez que del témpano helado envidia el gusto. Dulce insania de amarte, ¿adónde el tiempo finito de tu verdad? ¿Adónde si tú has muerto y tu beldad se aja bajo una losa de mármol? Antaño te amé porque me era indispensable tu compañía, porque tu alma pura sustentaba el fervor de mi espíritu nostálgico?

Pero ella ahora no es nada, apenas un cadáver corrupto que en vestigios se desvanece, análogo a un recuerdo inanimado. Todavía me resta su memoria, las infinitas nociones de sus abrazos y besos.

¡Y quién dijera de ti que fuiste de las más fragantes rosas que adornaran el jardín de mi juventud ahora que yaces amortajada y entre tinieblas! Y toqué tu boca violácea, ¡sacrílego de mí!, pero no obstante tus besos apenas sosegaron mi alma atormentada, ánima que los suspiros y llantos embriagaron de febril pesar.

Amor, dulce amor, amor divino, deja que la melancolía apague el quebranto de mi espíritu, permite al menos, yaciente, que me lleve algo de ti, algo que ningún otro podrá conservar. Tu esencia es libre y yo la envidio, pues la mía está presa del hálito de tu apagada voz.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com