Desdichada: él novio de mi nueva amiga

Por Je Albearci
Enviado el 09/04/2015, clasificado en Amor / Románticos
760 visitas

Marcar como favorito

Desdichada

 

Escrita por: Je albearci

Parte 1

Fuese la realidad de lo absurdo, o el comienzo de un punto suspendido en el aire, pero mi vida era un completo caos. Mi nombre es María José tengo 16 años, mido 1.60 cm mi piel es blanca mis ojos son cafés, y mi cabello es castaño. Yo vivo con mi mamá, no tengo papá ya que el murió cuando yo era pequeña, mi mamá y yo vivíamos en Miami, Estados Unidos. Pero ella no tenía trabajo allá, entonces aquí en Colombia le ofrecieron un gran trabajo y tuvimos que venirnos a vivir a Bogotá, Colombia.

Esta historia comienza un día antes de mi primer día de clases. Como estábamos recién mudadas no teníamos nada en la despensa, así que mi mamá y yo fuimos al súper de compras. Mi mamá tomo un carrito, yo solo tome una pequeña canasta, me separe de mamá y me dirigí a buscar mis papas Favoritas, después de una exhaustiva búsqueda finalmente las encontré, yacían en un alto estante, estire firmemente mis manos para alcanzarlas, pero estaban demasiado altas para mí. Entonces mis manos rosaron con lo cual sería para mí lo más suave y terso, que nunca antes halla tocado, era una mano la cual bajo las papas, agradecí por haberlas bajado y mientras me giraba para ver quien me había ayudado quede sorprendida.

Era joven alto, de piel blanca, cabello oscuro, y unos brillantes ojos azules. Quede estupefacta al ver semejante belleza, solo podía encasillarlo como un bello dios griego. Nuestros ojos se encontraron y un fuerte brillo de luz alumbro aquel mar azul que vivía en sus ojos. Sentí perder la razón, la voz, y el conocimiento, solo podía observar aquella obra maestra que yacía frente a mí.

Aquel día no pude dejar de pensar en aquel chico tan bello. Dormí intranquila ya que al otro día tenía mi primer día de clases, algo que me incomodaba, ya que las clases en aquel colegio ya habían comenzado, así que yo sería la única nueva de aquel día. Mi mamá también tendría su primer día de trabajo, así que se fue antes que yo, me tuve que levantar muy temprano ya que la ruta escolar pasaría pronto. Mientras esperaba el autobús del colegio, solo pensaba en una cosa, en brillantes y suaves ojos azules, me sumergí en un profundo sueño, donde un bello dios griego era el protagonista. ¿No se cómo pero lo vi? Era el autobús, lo detuve y me monte en él.

Camine Asia lo profundo del autobús en busca de un asiento libre, entonces una agradable chica de cabello muy rizado, me ofreció el asiento que ocupaba su mochila. Inmediatamente me callo súper bien e igualmente yo a ella, hubo una conexión inmediata entre las dos. Era algo curiosa y me preguntaba por mi vida y mis viejos amigos, y por qué nos habíamos mudado de Miami. Me pregunto en qué grado iba yo, entonces le dije que en 11, ella me dijo que ojala nos tocara juntas en el mismo salón. Perdí la noción del tiempo y no me di de cuenta a donde nos dirigíamos, al final la chica de cabello rizado quien se llamaba Camila, me dijo que ya habíamos llegado al colegio. La recepcionista del colegio, le dijo a Camila que me enseñara las instalaciones y me llevara hasta mi salón. Y así fue el colegio era grande y muy moderno. Finalmente Caminábamos Asia el salón cuando Camila me pregunto, que si veía a un chico que estaba frente a nosotras.

Me gire para ver de quien hablaba, cuando mire quede sorprendida ya qué era el chico del súper, el bello dios griego. ?Como puede ser, él estudia aquí?. Inmediatamente en mi cara se trazó una enorme sonrisa, y unos descontrolados nervios se apoderaron de mí. Camila me dijo que aquel chico se llamaba Santiago ?que nombre tan hermoso, como él?, Camila me dijo también que Santiago era el chico más guapo del colegio, ?No me sorprende? Pensé mientras estaba anonadada por su belleza. Entonces Camila me tomo y me llevo hasta él. Era más guapo de lo que recordaba, era casi perfecto, tenía unos suaves y tersos labios rojos, que jugaban con aquellos brillantes ojos azules, y aquel rebelde cabello negro. Entonces Camila dijo.

-¡Santiago!

-¿Si?-dijo él con una blanca y cautivadora sonrisa.

-Mira ella es María José, es mi nueva amiga-no preste atención a lo que decía Camila solo podía ver aquel dios frente a mí.

-María José él es Santiago, mi Novio??

Mi torre de fichas callo bruscamente dejándome sin palabras, quede totalmente sorprendida no sabía que decir, tenía tantos sentimientos encontrados. E inconscientemente me sentía muy avergonzada por mirar aquel chico, y sentir lo que sentía. Entonces una pregunta rondo en mí, ¿qué voy hacer, me gusta el novio de mi nueva mejor amiga?...

 

 

 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com