Haciendo el amor delante de nuestro vecino

Por Gaby35
Enviado el 10/07/2015, clasificado en Adultos / eróticos
12858 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

Sergio vivía en el piso de arriba y nos visitaba bastante seguido. Era divertido y una noche vino con su novia y jugamos a las prendas, eso de que uno se va quitando una prenda cada vez que se equivoca. Pero en general, iba solo y de a poco fue saliendo la conversación de hacer algo de a tres. Mi marido quería que hiciéramos un trío, pues su gran fantasía siempre fue verme con otro en la cama, pero yo no estaba segura de llegar a tanto. Mostrar mi sexo ya lo había hecho, ver el sexo de otro también. En los juegos de prenda les había visto el pene a tres de sus amigos y por dos me había dejado ver todo, eso me gustaba, pero tener relaciones... De todos modos, fuimos hablando y un sábado a la noche dejamos a las nenas en casa de mi madre y fuimos con Sergio a bailar. El juego consistía en que ninguno de los tres llevaba ropa interior y que yo bailaría un rato con cada uno. Estuvo bueno, fue excitante y como yo llevaba un vestido de algodón sin nada abajo, me resultaba muy agradable el contacto corporal y las caricias fueron subiendo de tono y el bulto de Sergio me encantó, era el símbolo de mi éxito sexual. Como a las tres de la mañana volvimos al departamento a beber champagne y continuamos bailando en el living con poca luz y ellos se desnudaron y las caricias fueron en aumento. Yo acariciaba todo el cuerpo de mi marido y a Sergio le palpaba el pene, para conocérselo. No era grande, pero estaba duro y era lindo sentirlo en mi panza, cuando me abrazaba para bailar. Después de bailar y excitarnos, fuimos al dormitorio, yo me quité el vestido y jugamos los tres en la cama. Me acosté con las piernas bien abiertas y disfruté la cara de Sergio mirando mi vagina, deseándola. Jugamos a que me besaba un rato cada uno y mi marido le mostró cómo era capaz de introducir toda la lengua en mi ano y yo mostré cómo era capaz de recibir la mitad de su enorme pene en mi boca, pero no me animé a chupar el pene de Sergio, sólo se lo acaricié un poco y luego ya comenzamos a hacer el amor con mi marido, para que Sergio nos viera. Gocé bien y vi a Sergio eyacular esa noche y luego nos bañamos los tres juntos, regresamos a la cama y Sergio trató de montarme, pero no dejé que me penetrara. Volví a hacer el amor con mi marido (Sergio acabó de nuevo mirando) y como a las seis de la mañana nos despedimos. Realmente me había gustado hacerlo, disfruté que me vieran, pero hacerlo con otro...no todavía.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com