Bodegon

Por ppg
Enviado el 25/04/2015, clasificado en Varios / otros
226 visitas

Marcar como favorito

Durante el corto tiempo de mi existencia, he sido bien amada, adulada,e infinitamente besada, hasta a las mujeres producìa sensaciones que yo conocia pero no acababa de entender.Pareciese que exhalaba un extraño conjuro que atraia miradas a mi alrededor. Me sabia bella pues asì me lo hicieron creer siempre, orgullosa y altiva permanecia impasible viendo pasar ante mis ojos vidas ajenas que iban y venian, voces de niños que algareaban a mi alrededor, sonidos de musicas terrenales,fragancias de aromas celestiales, tocada por manos mundanas que hacian brotar lo mejor de mi como recompensa servil. Senti los dìas de mi vida como Diosa Afrodita.

Pero era consciente de que aquello no podìa durar mucho tiempo pues los bello siempre es efìmero, y fugaz fue pues la mañana del Ocaso estaba cerca y sucediò tal cual lo habìa presagiado.

Esa mañana sentì que mi cuerpo no podia sostener mi cabeza y notaba los pies frios y humedos, como sumergidos en un mar de hielo, los brazos languidos caian a lo largo de mi cuerpo, pegados a mis caderas como si de un iman se tratase. Intente apoyarme en aquel que durante todo el tiempo habìa estado a mi lado como un Hèrcules Prodigioso, pero resbalaba mi cabeza en sus hombros y èl ya tampoco tuvo fuerzas para sujetarme, llorò pero ya de sus labios no saliò gemido alguno, el destino estaba ya escrito y ambos lo supimos siempre.

Entonces mire a mi alrededor y observe que a mis pies habìa un libro, un libro para el recuerdo, sus brazos abiertos me llamaban para acogerme, me sentì profundamente atraida hacia ese avismo de palabras que pudieran hacerme eterna, y decidì deslizarme lentamente, caer en su regazo y dejarme seducir para asì vivir miles de historias de otros.

Entonces fuè èl quien me contò abrazandome que siempre habìa sido "una rosa en un jarròn de lìrios" y que siempre habìa permanecido allì esperando ese momento.

Y asì permanecì acurrucada el resto de mis dìas empapandome de su sabidurìa y amor eterno pues por fin comprendì mi identidad en la belleza de las cosas.

Bodegòn: Rosa en jarròn de lirios y libro.

Pilar Pinto


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com