Querido diario 7

Por albamaria
Enviado el 27/04/2015, clasificado en Amor / Románticos
281 visitas

Marcar como favorito

                                                DOMINGO  14 DE JULIO

      Me he pasado todo el día haciendo maletas, el lunes de madrugada nos vamos a Santander, esta mañana se ha presentado mi hija diciendo que tenemos una casa  allí cedida por un familiar del novio, ellos han ido con alguna frecuencia  de modo que de vacaciones a la playa yo también. Nos vamos nosotros tres  y la madre de él, tener consuegra si me hace mayor. Hemos tratado muy poco, lo suficiente para apreciarla y cogerla cariño, es  buena  gente que diría mi madre, tampoco tienen más familia solamente el chico,  voy  ilusionada con la idea, de pasar 20 días en su compañía,  la de mi hija y  mi yerno.  Están pensando en casarse en cuanto a él le trasladen a la capital  y hacernos abuelas  acto seguido. También es enfermero aunque de la pública,  no te lo había dicho. Ya tenemos tema de conversación para largo.

     Tan grata compañía espero  que   me aporte la lucidez y la calma necesaria para reflexionar más serenamente sobre mi más inmediato futuro amoroso y sentimental, que falta me hace. 

                                 DOMINGO 21 DE JULIO

   Una semana  llevamos ya, magnifica semana  por poco me olvido de todo los que he dejado atrás. No paramos. Playa, paseos, cine, interminables charlas hasta altas horas de la noche, en fin una gozada, te diré querido diario, mi consuegra y yo nos hemos atrevido hasta  con el top-less  tenemos cuerpo para ello todavía, no te digo más hasta ese punto  estamos relajadas y contentas.

    Lo estoy pasando francamente bien, nos hemos convertido en buenas amigas, hasta le he contado mi aventura, al mismo tiempo que estrechos lazos vacio mi conciencia el compartirla,  dicen los psicólogos que es bueno, francamente semejante secreto me estaba quemando necesitaba que alguien me dijera: Has hecho muy  bien, aprovéchate todo lo que puedas, pon  tu  el  límite, y hasta donde puedas y quieras, tu marido se merece eso y, mucho más.

     Ha sido un alivio tremendo, ella  también tenía un secreto,  un antiguo novio divorciado. Estuvieron viéndose  tres años hasta que él  se volvió a casar, ahora hace un año.   También le ha servido de alivio, que bonita complicidad, nos vamos a convertir en dos abuelas inseparables

    En cuanto a mí, pocas novedades. Mi ex sigue utilizando a mi madre y a la nena,  para romper mi coraza dice, lo cierto es que me da pena. Me aterroriza pensar  que la pena se convierta en cariño.

   El, con discreción me ha mandado algún mensaje, a través de ellos hemos concertado citas para hablar a escondidas  varias veces, aunque nos  prometimos no hacerlo,  ha podido el deseo de saber uno del otro, cada vez que oigo su voz me pongo roja, no puedo evitarlo. Está contento, también disfruta de las vacaciones  con toda la parentela. Le extraño, hay momentos que parece estoy  hablando  con él. Afortunadamente no es con la fuerza que otras veces, parece que en algún rincón de mi mente esta empezado a penetrar la idea de que hay que cortar, ya no es tan dolorosa la idea de renunciar a su compañía, le quiero, seguro que le querré siempre, pero cada vez los nudos son más laxos, trabajo me está costando. Me vuelco en mi hija, en mi nueva amiga, en los paseos? en todo lo que me pueda servir para estar aquí y ahora. A él, estoy segura, le ocurre otro tanto o más, nunca rompió con su mujer. Lo  suyo  ha sido diferente, un amor distinto, convive con  ambos amores, y de alguna  manera  es fiel a los dos, no puedo entenderlo, pero es así

      Mañana dice mi consuegra que nos vamos a una playa pequeñita en la que se practica  el nudismo,  la idea es comer allí y quedarnos todo el  día, vamos solas  las dos. Me encanta la idea ya he roto muchos moldes y los que pienso seguir rompiendo. Te lo contare querido diario.

                                          MARTES 23 DE JULIO

    Me acabo de levantar son las doce de la mañana  ¡Que día  el de ayer! 

    Como te dije fuimos a la playa, disfrutamos como adolescentes, permanecimos allí hasta que anocheció, desnudas todo el tiempo, esa sensación de libertad sin miedo al qué dirán o que pensaran  es la esencia del nudismo, lo explicaba un matrimonio  veterano de estas lides que por lo visto se pasa todo el mes como su madre los trajo al mundo. No había muchos bañistas, lo suficientes para no sentirte rara en medio de ellos, ¡que cuerpos por Dios! en ambos extremos, espectaculares y decrépitos  que también los hay, nosotras salimos del paso muy honorablemente la verdad se ha dicha. Sin ser una pervertida a una se le va la vista que quieres que te diga. Me imagino lo que sería estar con él, con su forma de ser seguro que se hacía amigo de todo el mundo esa libertad que se palpa, que pertenece por derecho propio al ambiente, sin molestar a nadie encaja perfectamente con su forma de ser, seguro que acabaríamos haciendo el amor  sobre la arena.

      Regresamos después de las doce los chicos estaban preocupados no nos llevamos teléfono ninguna, y tampoco les dijimos adónde íbamos, cuando se lo hemos contamos  la reacción ha sido unánime: Vaya madres marchosas que tenemos. Y de charla hasta las tantas.

      Ya ves querido diario, ha sido una buena idea venir, lejos de todo, con nuevas experiencias, poco a poco se va diluyendo el dolor por su ausencia y la previsible definitiva, aunque  dormida creo que sueño con él, sus chistes, su manera de besar?No, no va a ser fácil  decir adiós.

                                           DOMINGO  28  DE JULIO

     Sigo magníficamente, hemos hecho algunas amistades por aquí, cenamos y  salimos juntas,  estuvimos en  el parque de  Cabarcenos, en Santillana del Mar, en Vitoria, y en alguno más que no recuerdo. El viernes se presentó mi consuegro se queda hasta el martes que nos vamos todos,  no  lo conocía , es muy atractivo, más bien serio no tiene mucho que ver con el carácter de su mujer, pero cae bien. Galante, me ha dicho que con una hija como la mía, la madre  debía ser igualmente guapa y simpática, estoy de acuerdo  con el que caray.

     Mi ex sigue dando la lata, un día sí y otro también se presenta ante mi madre  medio llorando suplicando perdón, conmigo no ha  hablado, no tiene el teléfono, con la niña casi todos los días la llama con la misma cantinela y para disgusto mío la esta ablandando.

      El otro, me ha llamado  cuatro veces, sigue  contento, la familia al completo no ha sido tan horrible como él pensaba, presiento que le pasa lo que a mí se va diluyendo la pasión, el sentido común se va abriendo paso entre  el deseo y  el amor que nos profesamos, ha de  estar haciendo lo mismo que yo intentar vivir  el ahora. A estas horas  ya estarán  camino a casa. Nosotros hacemos, las maletas y el martes para casa también.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com