querido diario 6

Por albamaria
Enviado el 27/04/2015, clasificado en Amor / Románticos
336 visitas

Marcar como favorito

    Durante todo el viaje he llamado solamente a mi hija, y a nadie más,  ya te dije que quería cortar era NUESTRO  camino. Hace un momento la ultima,  imprudentemente la he dicho la hora del regreso, aunque la he dicho que no me vaya a recibir va a ser difícil, mis antiguas compañeras de camino están deseando verme  (creen que he ido sola).Mi madre  sospechara  que he ido con él, seguro, aunque no se lo hemos dicho, estará con los ojos como platos por  si le conoce de una vez,  y hasta mi ex es posible que aparezca.  Dice  la nena que está muy empachoso con el perdón, las está utilizando para volver, según parece el arrepentimiento es sincero, problema suyo, yo no estoy arrepentida  ni lo voy a estar. 

    A  mi compañero no lo espera nadie  su familia esta de vacacione en su pueblo ira pasado mañana a verlas, ojala mi hija se vaya mañana con el novio a su casa, por cierto ya tiene mi numero de modo que me podrá avisar si hay moros en la costa mañana en la estación.

      Hemos cenado con la cuadrilla, un encanto de gente, lagrimas nos ha costado despedirnos, las emociones forman una parte  importante   de este tinglado del peregrinaje,  en la Catedral se veían muchos ojos brillantes. No creas que hemos sido los únicos.

   Mañana te cuento, me voy  la cama, son las doce, hoy ha sido un día duro, y además es la  última noche.                             

                                                     VIERNES  12 DE JULIO

      ¡Qué hija tengo! Se ha portado  como una buena  amiga  total y absolutamente. Veras, querido amigo, tal como preveía, en la estación   fueron a esperarme   mis amigas,  mi madre y  hasta mi  ex.  La chica con habilidad y a golpes de mensajes en el móvil ha conseguido informarnos, el  se ha apeado en  una estación anterior  donde le esperaba el novio de ella  con su coche, lo que hubiera dado por ver sus caras viajando  juntos. Han adelantado al tren,  cuando he bajado  sola  estaba entre los que esperaban sin despertar la mas mínima  sospecha, apenas una mirada de complicidad nos hemos cruzado. Mi madre me miraba pensando -otra vez me la has pegado-..

     A mi ex lo he mandado directamente a freír espárragos. Efectivamente como imagine está más gordo y mas calvo, llevaba ocho meses sin verle.

     Se han empeñado en venir a casa para  que las cuente  mi aventura, me lo han puesto difícil porque excepto mi hija, todo el mundo  cree que he ido sola. He contado poco, mintiendo mucho, y a trompicones, me he inventado la mitad, espero que en lo sucesivo no me pregunten demasiado porque va a ser imposible  recordar las mentiras. La abuela esta noche se queda a dormir en casa,  me ha fastidiado bien porque mi hija está en su casa este fin de semana, y hubiera estado sola, bueno, casi sola.

     Se  queda con la única finalidad de  rogarme que  perdone, que  estoy en pecado, por nuestra hija, que ya ha purgado la penitencia, que está destrozado? una cosa me ha sorprendido, por lo visto  el   no sabe nada de mi aventura sospecha algo pero no tiene confirmación, creerá que sigo llorando su ausencia.

     Y no quiero engañarte, ni engañarme: no me  da igual su situación, sufría cuando lo imaginaba en brazos de otra y ahora que se que no lo está, siento pena, desearía con todas mi alma que me   fuera indiferente que me importara un comino su situación, pero no es así, me irrito conmigo misma, pero  aun, y un poquito le   quiero, más de treinta año no se tiran por la borda, así como así.

    De una cosa si estoy segura: al otro lo quiero más, encuentro que compenetro mejor, es mi media naranja con más propiedad que el  legal.  Bueno a lo peor es una ilusión, nos une  un poco la soledad bastantes gustos comunes, y en mi caso, el deseo de venganza. Que también.

    Pero qué hermosa es nuestra relación, con que fuerza, con  que  deseo nos besamos, nos abrazamos, de qué  manera nos   entregamos haciendo el amor. Creo sinceramente que somos  el uno para el otro  ha sido  el  maldito destino quien nos ha jugado una mala pasada: que no estuviésemos  en el lugar adecuado hace 30 años.

    Hemos cruzado algunos mensajes, nos intentaremos ver mañana,  quedan 20 días de vacaciones, a ver que se nos ocurre, mi madre ya esta roncando, voy a la cama, por muchos conceptos hoy ha sido un día duro                                                                   

                                              SABADO  13 DE JULIO

     El móvil me ha sacado de la cama, hoy se queda  aquí, no se va al pueblo, tiene alguna cosas que recoger, por que  mañana  se va   quince días a la playa,  con la familia al completo, mujer hijos cuñados, cuñadas sobrinos y hasta la suegra, esta aterrado pero no ha podido evitarlo. De modo que nos hemos visto por la tarde después de comer, hemos ido a  tomar café a un pueblo  cercano. Esto si ha sido agradable, de paseo por la orilla de un rio deseando que  llegara la noche para fundirnos al amparo de la oscuridad. Volando se me han pasado las horas, he estado realmente feliz y contenta.

     No nos veremos hasta dentro 15 o 20 días, menos mal que queda un buen recuerdo del día de hoy. Renunciamos al móvil y a las llamadas, bueno algún mensaje si podremos permitirnos, va a ser duro pero la discreción ha de primar el va a estar todo los días con su mujer, de modo que hasta su vuelta no sabremos nada uno del otro, esta ausencia  nos va a venir bien para reflexionar, que falta nos hace poner los pies sobre la tierra. Porque cada vez que nos separamos en los últimos días  parece  la despedida definitiva, queda en el aire la  idea que se nos está acabando el tiempo. Y alguna vez tendrá que ser, están empezando a pesar muchas cosas, su familia, mi madre, la niña, el ex al que desgraciadamente no he olvidado?y sobre todo la eterna presencia del miedo a los comentarios, al que dirán. Nunca nos planteamos  dejarlo todo e irnos juntos, desde el primer momento, hemos sido sinceros, estamos felices,  el quiere a su mujer a pesar de las diferencias, no son tantas como para romper con ella, yo tampoco sería capaz de hacer sufrir a mi madre y  a su familia, seria doloroso  empezar a dar explicaciones al mundo que me rodea. Aquel primer beso en el portal se está difuminando. La maldita  realidad, es muy tozuda que diría un amigo mío.               


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com