Querido diario 4

Por albamaria
Enviado el 27/04/2015, clasificado en Amor / Románticos
260 visitas

Marcar como favorito

DOMINGO 26 DE MAYO

    Otra feliz semana, El trabajo perfecto, querido diario, lo estoy haciendo bien a plena satisfacción, con el miedo que yo tenía a los ordenadores? me he convertido en un experta en cuatro días, tengo mucho tiempo libre, algunas veces me  traigo trabajo  a casa y así tengo media mañana libre para ir a  la compra, bancos, etc.? y acudir a un bar que conocemos.

     Nos hemos visto todos los días, excepto hoy, que ha ido con sus hijos a un partido  de baloncesto en  Valladolid,  mi hija  estuvo dos días en Santander con el novio, así   que hemos pasado en casa dos tardes, tan ricamente, sin miedo de que nos vea  alguien, porque esa es otra querido amigo, empieza a ser insostenible. Tengo la idea de que media ciudad esta mosqueada, en el trabajo  empiezan a preguntarse por que va tanto cuando antes iba un par de veces al mes,  mi madre está sumamente molesta, ?tantas  veces va el cántaro a la fuente que al final se rompe?, dice en cuanto tiene oportunidad.

    Aunque tratamos de no dejarnos ver juntos a veces es inevitable, hasta el Bar ya no me parece tan seguro, esta es una ciudad pequeña nos conocemos todos. De momento esta semana no nos vemos, quedaremos el viernes o el sábado con cualquier excusa para irnos a otro sitio lejos de aquí una mañana o una tarde,  cinco  días  sin vernos, se me van a hacer eternos pero es mejor así, nos tendremos que replantear la relación, el está preocupado por su mujer y por sus hijos, cualquier indiscreción puede hacer mucho daño.

                                            DOMINGO    2 DE  JUNIO

     M ex me ha llamado por teléfono hace un momento  para pedirme perdón, llorando,  jura que se equivoco que fue un imbécil (esto último ya lo sabía yo) que sigue loco de amor por mí, que la pasión  duro  tres meses, lleva seis  llorando su  soledad en casa de sus padres, (también lo sabía, aunque pensaba que era menos tiempo).Que no puede vivir con el desprecio de su hija,  quiere volver, está dispuesto a pagar lo que sea ?con un rinconcito en el trastero se conforma? y no sé cuantas tonterías mas  de ese calibre, yo callada cuando me pareció que había acabado colgué sin abrir la boca.

     Para mi desgracia no me ha quedado indiferente, deben quedar en mi inconsciente rescoldos de lo que fue, llevábamos juntos 31 años entre el noviazgo y casados. Pero no, no voy a volver con él, mi relación amorosa  actual se tiene que acabar  soy consciente, pero me hace feliz, entre ella y el gratificante trabajo que estoy realizando me siento lo suficientemente  bien para no cambiar ni un ápice mi  estado, la intensidad con lo que  estoy viviendo ambas cosas   hace imposible el perdón, lo tengo claro. Ni puedo, ni debo, ni quiero volver con él.   Es posible que le hayan llegado rumores, y haya acelerado, su deseo de volver, si es así me alegro, sabrá que yo también soy feliz con otro hombre. La niña  debía saber  su situación, la relación entre  ambos  son muy tibias pero no inexistentes algún vinculo  han mantenido,  jamás tocamos el tema de su padre en casa.

      En cuanto al resto de la semana un poco triste solo le he visto dos veces, menos mal que  el trabajo ideal, estoy mejor que nunca con mi nuevo destino.  El miércoles no aguantaba  más y me acerque al Bar a la hora habitual   por si sonaba la flauta: Sonó El había pensado lo mismo, que alegrón,  una hora de charla  unos arrumacos  y  quedamos para el Viernes  por la tarde en el parque.  Nos fuimos a casa del estupendo amigo a pasar unas horas, las justas lo que se tarda en una reunión del teatro. Su esposa  dice  que le encuentra cambiado, ausente?  estoy convencida, intuición femenina, que sospecha, o directamente lo sabe. Jugamos con fuego, por el, por  sus hijos y los comentarios, de esta pequeña ciudad provinciana,  no ha vuelto a verme en el trabajo  en toda la semana, eso acallara algún comentario de mis compañeros.

   Con toda probabilidad haremos el camino de Santiago juntos. Lo hemos estudiado y es perfectamente factible. Lo hace casi todos los años.  Me brillan los ojos ante la posibilidad  de caminar diez días a su lado. Partiría unos días antes  desde aquí y yo le alcanzaría en algún punto   

                                                    DOMINGO   30 de JUNIO

       Un mes, sin decir nada, francamente ya no se para quien escribo, si para mí, para mi otro yo, o para nadie,  quizás porque necesito sentarme y reflexionar ,volver a vivir lo malo y lo bueno de esta  feliz  aventura.

    Querido diario he de contarte algunas cosas no muchas, nada  extraordinario. Las  precaución nos ha ganado, hemos sido súper discretos, el  ha vuelto por la oficina solamente dos veces en este mes,  el Bar lo visitamos un día a la semana, alguna tardes, solo algunas, nos hemos escapado  fuera de la ciudad en coche distintos, o en ausencia de mi hija nos quedamos  en mi casa, además  el fin de semana pasado, gracias al teatro estuvimos  en  Valladolid. En un hotelito  la mar de majo,  fui  al  teatro por supuesto, hasta me gusto la obra.  

      Ningún contacto más. Me parecen insuficientes, le echo de menos mucho más de lo  que   sería  lógico dada la situación,  porque sigo pensando que enamorada no estoy. Más temprano que tarde tenemos que  acabar, el quiere a su mujer, aunque las cosas no les vayan del todo bien,  también me quiere a mí de eso estoy segura. Esto  es  un extraño triangulo sin ángulos ni vértices.

   Mi ex me ha vuelto a llamar unas cuantas veces, rogando y apesadumbrado repitiendo hasta la saciedad: perdón, perdón, perdón. He sido rotunda: No. No me   planteo  siquiera la posibilidad de volver.  Ahora que caigo,   hace meses que no le veo, seguro que han engordado y  está más calvo.

      Desgraciadamente, mi madre no me apoya, el otro día lo dijo: estoy en pecado. Por ella le impondría alguna condición y volvería con el padre de mi hija.

     No me cabe en la cabeza que lo que no me perdona a mí este dispuesta a perdonarle a alguien que no es nada suyo, y que sabe que me ha hecho mucho daño, menos todavía entiendo que a la persona que me ha hecho muy  feliz durante dos meses  la ignore y la llegue a insultar, algunas mujeres tiene lo que se merecen, la chica se inhibe,  tiene el corazón partido, por una parte  le dolió y mucho lo que hizo conmigo, está feliz con la  aventura que estoy viviendo, pero por otra le apetecía encontrarle en zapatillas viendo el futbol con su novio en el salón.

     En otro orden de cosas, el trabajo sobre ruedas, estoy de maravillas he nacido para esto, voy todos los días con alegría a trabajar, francamente me consuela del poco tiempo que estoy con él, los compañeros también están muy contentos conmigo,  les facilito enormemente su tarea, la que ha sido cocinera antes que fraile?     


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com