Querido diario 3

Por albamaria
Enviado el 27/04/2015, clasificado en Amor / Románticos
239 visitas

Marcar como favorito

 

                               DOMINGO  5 DE MAYO     

               ¡Me han ascendido  en el trabajo! Exactamente  25 euros al mes,  tendré más libertad y alguna responsabilidad  añadida, pero podre acercarme a un Bar   que yo conozco    sin tener que dar explicaciones a nadie. Nos hemos visto todos los días, menos el día  1, festivo,   que no he salido de casa tenía mucho que ordenar, plancha, baños?  en fin una limpieza a fondo,  mi  hija y  su novio me  han  echado una mano. Así  y todo me he pegado una paliza, hemos dejado la casa como los chorros de oro.

     La niña  me expía por  ella y  por  encargo de  mi madre, que por supuesto  ha averiguado el motivo de mi repentina felicidad. Sufrió mucho  con la separación,  quería mucho a mi ex, la hizo mucho daño, de modo que está  curiosa, aunque, no lo vea claro, es de la escuela de que la mujer ?la pata quebrada y en casa ?tengo la plena seguridad de que en su interior me da la razón pero   lucha  con su educación, y su manera de entender la vida.

     Aun no han dado   con el nombre  ni  tampoco   le conocen, me temo que será cuestión de tiempo, tengo que extremar las precauciones, sobre todo por el,  yo no tengo nada que ocultar. Este fin de semana    está  de boda  en su pueblo  de modo que no le he visto ni el sábado ni hoy,  estoy repasando las fotografías del camino, tengo que repartirlo en su compañía, fue lo que nos unió más que ninguna otra cosa, no recuerdo ningún evento que me haya marcado tanto.  MI situación emocional  en aquellos momentos  ayudo a que esa válvula de escape fuera sobrevalorada,  lo viví intensamente y su recuerdo va unido indisolublemente a él.

       Mañana empiezo mi  nuevo trabajo, aunque tendré que ir unos días a Madrid para una puesta al día en esto de los ordenadores,   como comprenderás voy con una ganas tremendas, tengo el pleno convencimiento que lo voy a hacer bien, un poco nerviosa si estoy,  he de sacar  tiempo de donde sea para ir al bar   sus besos me van a tranquilizar.      

                       DOMINGO  12   MAYO

        Estamos en  Madrid (cuando digo estamos ya sabes a que me refiero). Efectivamente tuve que venir el  jueves a un mini cursillo, se lo dije, puso una excusa en su casa y hemos venido los dos. La compañía me paga  el  hotel  por un pequeño suplemente estamos los dos. A partir de mediodía tengo libre, de modo que  las tardes han sido  nuestras. Que placer pasear   cogidos de la mano, besándonos en cualquier momento, comer de tapas en cualquier lugar, y dormir  abrazados. Estamos acabando el Kama Sutra.

    Son las diez de la mañana, regresamos  esta tarde en tren, antes  vamos a  visitar de nuevo el  Museo del  Prado, ayer recorrimos unas cuantas salas Que sorpresa, lo que entiende de pintura yo no lo  había pisado jamás, hoy queremos ver una exposición   temporal, ya tenemos hora. Le encanta la pintura, disfruta explicando.  Siempre que  viene aprovecha para ver alguna exposición  de lo que sea, dice que es por  lo único   que merece la pena  vivir   en  Madrid.

      Mi hija  acabada de  llamarme, está dispuesta a ir a recibirme a la estación, seguro  que se ha olido que estoy con él, y no quiere desaprovechar la oportunidad de conocerle,  no desiste en su empeño,   con seguridad  mi madre  también me espera, las conozco.   Menos mal que ha avisado, podremos estudiar alguna estrategia para  bajar separados.

 Luego te cuento.  

     Por  poco nos pillan, como imagine me estaban esperando las dos, quietas en el andén sin perderse detalle  salimos cada uno por un extremo del  tren,  la mala suerte que bajó poca gente y la buena es que coincidió con un matrimonio mayor al que ayudo con las maletas perfectamente pasaban por padres e hijo, ni se percataron, eso que escrudiñaron a todos los pasajeros.

      Mañana estreno ordenador en el trabajo,  forma parte de mis nuevas labores, estoy  muy cansada  buenas noches.               

                                      SABADO 18 DE MAYO

     Hoy hace un mes que empezó la historia, estoy en una nube. Ha pasado rapidísimo,  esta semana nos  hemos visto todos los días e incluso dos tardes  más  profundamente, tiene las llaves del piso de un amigo, y no te explico más querido diario, sabes que soy muy pudorosa. El Bar del que hable es perfecto, no nos hemos  encontrado a ningún conocido, de todas maneras sabe salir del  paso con una facilidad pasmosa.

    Cada momento que pasa me apetece más estar con él, ha empezado a ir por la oficina con más  frecuencia que  antes, y claro  va mi despacho, porque tengo despacho querido diario. Me temo que alguno va a empezar a sospechar. Sin embargo no  quiero ni puedo cortarlo, no me apetece en absoluto romper, me siento bien cuando le beso, le abrazo  o  le cuento  las muchas novedades del trabajo, estoy realmente feliz con mi nuevo trabajo y con su compañía. Su mujer parece ser que no sospecha nada en absoluto, desde siempre le ha gustado salir es de lo  que no se les cae la casa encima,  de modo que las citas conmigo pasan desapercibidas, ambos somos conscientes de que esto no puede durar, somos un capricho uno del otro, no me veo compartiendo la vida con él, pero tampoco deseo de ninguna manera renunciar a su caricias, y a su besos.

    Hace un momento acabo de entrar en casa, hemos  ido a su pueblo, tenía que tratar unas cosas con sus hermanos, su  mujer tenía trabajo de modo que le he acompañado, con sumo cuidado, me ha presentado como  una antigua compañera  que  quería conocer la zona, y que por casualidad se lo dije ayer, ya he dicho que es un maestro en el de arte de disimular.

      

                                               DOMINGO 19 DE MAYO

     Novedades, importantes: mi hija le conoce, alguien me vio ayer en  el  pueblo, y se lo  contó, atando cabos ha llegado a la conclusión de que era  él. Yo no tenía ningún motivo para estar allí,  así pues  se descubrió el misterio. Es amiga de uno de sus hijos.   - Mama, guapo lo que se dice guapo no es, y más joven que tu tampoco-. Hemos reído las dos sintiéndonos cómplices. Ha prometido ser una tumba con mi madre y con mis compañeros, ya dije que estaba casado, no quiero hacer el daño que me hicieron a mí. Esta relación me ha hecho muy feliz  ha ocurrido y  basta, no mandamos  en nuestro  corazón, durara hasta que se acabe, y si   se acaba habrá sido una época preciosa.   Me he mirado detenidamente en el espejo,  sin lugar a dudas estoy más guapa y más joven que hace un mes.      


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com