Querido diario 2

Por albamaria
Enviado el 27/04/2015, clasificado en Amor / Románticos
373 visitas

Marcar como favorito

                                             VIERNES  19 DE ABRIL

        Nada de particular, bueno si, a mi hija le he contado  solo parte, lo   del teatro y  las cañas,   lo del beso y la cita el domingo me lo he callado. Ya te dije que voy a ejercer de adolescente, no he soltado prenda, me lo guardo para mi sola, de todas maneras está muy contenta, la conozco, me ve rara y alegre, y eso la satisface.

     Esta tarde viene el novio y se queda hasta el lunes, de modo que la casa entera para mi, mucho mejor por lo que pueda pasar, su casa  está cerca de  la mía , tendré que andar con cuidado

     El lunes te cuento

 

                                       DOMINGO  21  DE  ABRIL

     ¡Un día de adelanto!  Se  presento el   sábado a las 8 de la tarde en casa, averiguó  el piso y se arriesgo a subir. Cuando abrí la puerta y me lo encontré sonriente plantado a un metro de mi sin pensarlo me lance a besarlo  e inmediatamente lo metí en casa, las vecinas son muy chismosas. Atropelladamente explicó que no tenía nada que hacer en el pueblo, que mejor  venia con tranquilidad  para la obra de mañana, empezaban a las once. Y  que quería saber si lo del beso en el portal iba  a tener continuidad, que deseaba verme mucho más que andar de cañas  con la pandilla. Más tranquilo  dijo mas cosas: Que siempre se había fijado en mi, que era el tipo de mujer con la que se perdería en una isla desierta, me sentí muy halagada, era completamente sincero, echando la vista atrás recordé comportamientos y modo de actuar conmigo   que corroboraban lo que estaba diciendo.   

    Decidimos, salir donde no nos conociera nadie a tomar las cañas nosotros, y a picar algo,  en  un  pueblo cerca, me encanta esconderme, la adolescencia ya te dije, nos dieron la doce cuando nos dimos por cenados e iniciamos el regreso, dentro del coche,  en  la oscuridad, ya sabes, estas cosas salen  mejor, dije algo que me sorprendió, que jamás hubiera pensado decir: Mi  hija no está quédate a dormir en mi casa,  y añadí temblándome la voz, conmigo?

    Se puso nervioso claro, iba conduciendo yo,  no acertó a decir palabra me dio un beso en la mejilla  me acaricio la  pierna, y tras unos larguísimos segundos  fue capaz de decir: Claro,  eres un cielo, me haces  muy feliz, y alguna cosa más que ni él ni yo recordamos.

   Nos duchamos juntos antes de acostarnos,  ya  en la cama, desnudos, empecé a besarle en  el cuello fui  bajando poco a poco,  era la primera vez que la hacía, estaba dispuesta a  romper  todos  los  tabúes  y prejuicios del mundo, con ella en la boca  le mire a los ojos, espantados y libidinosos como esperaba y deseaba, me acariciaba la cabeza metiendo los dedos entra el pelo con una dulzura  increíble. Acabó enseguida, me felicité, para ser la primera vez  lo hice francamente bien, nos abrazamos mientras me acariciaba cada centímetro de mi piel,  le faltaban manos para explorarme  tras unos  gratísimos minutos  me tendió sobre la cama al tiempo que decía : -ahora te toca a ti,  y  metió la cabeza entre mis piernas , cuando sentí su barba rozándome los muslo enrojecí pensado  que otro  tabú   se derrumbaba, tarde menos que el  en  llegar, casi lo ahogo al cerrar instintivamente las piernas.  

   Mientras nos lavábamos la boca susurro: Y ahora el misionero. -No, yo me pongo arriba- dije Ya te he dicho querido diario que estoy dispuesta a romper todos los moldes.

     El despertador nos ha levantado a las ocho,  temía   que  mi hija se presentara a desayunar y nos pillara en la cama, aun así   calculamos que  nos daba tiempo a repetir la faena,   tres  orgasmo en doce horas, no había tenido yo jamás, me ha explicado el truco: ayer antes de venir a casa, precavido  él,  se paso por  casa de un amigo medico para contarle el caso y le dio la  famosa  pastilla azul.

       Apenas media hora  de su marcha se han presentado  mi  hija y el novio a desayunar,  y  se descubrió el pastel, ha salido del  baño diciendo: Mama,  hay un olor raro aquí.

    -   Es un desodorante nuevo, he contestado, con los ojos brillantes recordando la ducha   de la noche anterior.

    -   Pues más bien huele  a   camionero

     Con la mosca detrás de la oreja se ha dirigido a mi habitación ¡Mama!  ¿Con quién te has peleado en la cama?  Y ante lo evidente, con una sonrisa bailando en su rostro: ¿Es guapo?  ¿Lo conozco yo?

      Me he puesto roja como un tomate, (ya sabes, la maldita adolescencia),

      No, no le conoces, es muy guapo, y más joven que yo  He respondido sintiéndome aliviada, a pesar de la mentira Con una franca sonrisa ha contestado: - Mamá, aprovecha, haces bien  estas en plena juventud. Su actitud es sumamente  importante   para mí, sé que tengo una   amiga a la par  que una hija.

    Lo veré a la una después de la representación, comeremos una pizzas   en cualquier rincón, esta tarde vine su familia, y mi hija duerme en casa de modo que  tardaremos en vernos te tendré informado querido diario. 

 

                                               DOMINGO   28 DE ABRIL   

    Querido diario yo creo de  semana  en semana, estará bien que te cuente algo de lo nuevo, lo habitual es más bien monótono, nada de particular, el trabajo la compra la casa con mi hija a tiempo parcial nada interesante. Pero lo otro !hay madre lo otro¡ me mantiene en vilo y felicísima los  compañeros han notado el cambio , me dicen que si me ha tocado la lotería, que si me enamorado y esas cosas que se dicen  cuando a una la ven contenta , no suelto prenda, le conocen todos y además está casado  aunque las cosas tampoco le van bien.

     Hemos desarrollado un método para  comunicarnos, esta semana  le he visto  cuatro  veces, estamos  de acuerdo en varias cosas  yo  no estoy  enamorada,  el tampoco, nos atraemos, y mucho. A mí  la relación me pone a cien estoy viva muy viva, cada vez me  parece más guapo más joven y más simpático, debe ser la adolescencia.  Descubrió un bar aislado y  lejos del trabajo, va a ser testigo de nuestros encuentros.    La chica  me marea a preguntas, se lo he dicho todos menos el nombre no quiero una indiscreción por su parte, que eche por tierra esta aventura.

    Hoy cumple años mi madre,  ochenta años y una cabeza muy bien amueblada, vive en una residencia desde  que murió mi padre hace 10 años. Nos juntamos todo la familia a comer en un restaurante,  está también intrigada  con mi cambio,  (caray querido amigo me lo nota todo el mundo), la he dicho  que estoy muy bien en el trabajo,  que a lo mejor me dan otro puesto, además es verdad, se va a mover el  organigrama de la empresa y habrá reasignaciones.  Esta tarde tiene ensayo, pondrá una excusa  y nos iremos con el coche a dar una vuelta a 50 Kms de aquí. 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com