viaje a dedo.

Por almidonysur
Enviado el 03/05/2015, clasificado en Cuentos
447 visitas

Marcar como favorito

venia de una seguidillas de dias frios y baratos...
esos dias que no dejan nada y tampoco son capaces de sacar nada,unos dias insulsos de carretera.
La mochila pesaba como un elefante,caminaba para no congelar mis manitas torpes y mis piernuchas enflaquecidas.
cuatro dias van de mal comer, poco dormir y nadita de soñar
cuatro dias de muchos no, de algun quizas y de voy para el otro sitio, ese donde no piensas llegar...

Durante mucho tiempo me senti un solitario en estos caminos donde nadie desea acompañarte( viajar miles y miles de kilometros,con dinero muy escaso, eso no es para cuerdos) decia uno de mis lejanos amigos levantando un vaso de cerveza caliente refrescando esa mirada de... yo te avise.

Pues a mi poco me importo.

Me acuerdo de aquella noche donde mi buena suerte llego hasta treinta y tres( una ciudad chiquita,pero con mucha norteña como para que uno se pueda aliviar).

De los quinientos pesos uruguayos que era todo mi capital los inverti toditos en espuma blanca y olorcito a maiz,los chicos rapeaban al montevideano desconcertado y semi ebrio, la luna no se quejaba de nada, yo ahora tenia que seguir, esperar un proximo camion,alguien que al menos me lleve hasta jaguaron, que ya es Brasil...  Ahi me sentiria mucho mas cerca de Mateus!! ahhh por que no les conte.... Mateus es sin saberlo el motor de este mi primer viaje a dedo,es el solcito que llevo en el bolsillo interno de mi lado izquierdo, es ese mundo optimista y tierno donde solo en el lo puedo encontrar, Mateus, mi primer sobrinito que hoy tiene unos cuatro añitos de sabiduria amorosa en su respirar.


Pasaron los dias como meses, años de yeta y poquita sal en el menu. Los camiones de Brasil parecian reconocer de alguna forma en mi, esa sonrisita del campeon del "50", justo a mi, que juego al futbol como quien juega a las bolitas? pensaba....  El hambre se hacia cada vez mas presente, el mal comer era un estilo de vivir que se habia hecho costumbre, segun mi incoherencia ya hacia 3 dias que era incapaz de dormir, mis ojos veian estelas de luces cuando por la ruta oscura algun auto pasaba como apuradito, queriendo al igual que yo llegar a algun lugar. 

O vèio!! onde Ce vai???  escuche una voz con olor a "velho barreiro" decirme, mientras con ardor a caña me levantaba como en un saltito.
To indo para Porto Alegre le resople como desganado, " è nois è nois!! me decia el "gaucho" y yo brillaba en la oscura noche del sur!!!

Al subir en su auto desplome... segun el relato del "gaucho" dice que estuve cinco minutos coherente,hablando energeticamente,pero de pronto apague y no desperte mas... de hecho lo hice al llegar a El dorado del sur, mi destino fiel, una insignificante ciudad cerca del inmenso Porto alegre era para mi  la ciudad del oro y el confort del buen amar...

Al rato ya estaba sentadito en la mesa con mis padres , mi hermana y Mateus al ladito mio, como un amuleto...  Mamà me preguntaba si queria mas comida y en un rapido movimiento el plato estaba lleno de delicias, llenaba mi panza, bebia, miraba a Mateus, lo contemplaba... hasta que no aguantaba mas y lo abrazaba todito.... y los ojos se me llenaban de lagrimas....
 tio!! no llores!! estas triste? me preguntaba Mateus con sus ojos negros de indio

me reservaba a mirarlo, a reirme y lo volvia abrazar como loco!! y le susurraba bajito,solo para que el escuchara,  triste con vos es imposible!!!  
y asi lo abrazaba hasta el anochecer. 

 

 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com