una tarde un tanto tibia...

Por escorpio
Enviado el 08/05/2015, clasificado en Amor / Románticos
707 visitas

Marcar como favorito

escuchaba unas gotitas caer, escuchaba el suave roce que hacian por mi ventana, nostalgia, extrañeza, inseguridad...

De un instante a otro, sin aviso previo, solo dijo " debemos dejar de vernos", fue como un puñal en el alma, de un instante a otro, me quito mis sueños, y las ganas de construir un futuro, derribo mi muro, el muro que ella misma me habia ayudado a contruir, ese muro alto, de ladrillos firmes, de un momento cayo, debemos dejar de vernos... fue todo lo que dijo, y solo eso basto.

                                                           ...

Era un dia hermoso, un 25 de septiembre con una radiante luz que llenaba mi rostro al despertarme, nada cambiaba pero yo era feliz, era feliz con mi rutina y mis habitos, abrir los ojos, poner la radio con una buena musica que me sacara de las ganas de seguir acostado, ir a la ducha con el agua tibia, sentir el agua caer por cada rincon de mi cuerpo, salir, tomar desayuno mientras veo algun programa, de esos que dan en la mañana, apagar la radio y salir a mi trabajo.

Mi nombre es Sebastian, un tipo graduado de una universidad prestigiosa, emprendiendo su vida laboral, con altas miras, un tipo de 24 años, un tipo que camina derecho sin involucrarse con el mundo demaciado, con muchos amigos, mucha carisma y personalidad, y en lo amoroso bueno... nunca ha sido un tema para mi, las chicas van y vienen, nada que me ate, peces hay por monton.

cuando llego al trabajo saludo a mis colegas, nos ponemos al dia en temas de chicas y chicas y mas chicas... si creo que deberiamos madurar, el jefe esta de un buen animo, quiza piense en pedirle un aumento, como hoy es viernes con los chicos planeamos ir a algun bar para relajarnos de la agotadora semana que tuvimos y ya saben ... mas chicas, la tarde en el trabajo transcurre con bastante normalidad, el trabajo abunda, siempre, pero me gusta lo que hago, me gustan los numeros y la organizacion, me gusta ganar dinero, estoy pensando en comprarme un auto, y quiero que sea rojo y no muy ostentoso, tengo que aprender a gastarlo de la manera mas adecuada, pienso en que cocinare para mañana, pienso en mis ganas de comprarme un relog de esos caros , pienso en la cuidad, pienso en la chica de hace dos dias, quiza debi decirle que no le llamaria mas, asi pienso y pienso en cosas sin sentido mientras trabajo y trabajo hasta que llega la hora de irnos, me despido de los chicos y acordamos de vernos a las 23:00 hrs en el bar " entre copas", no lo conozco pero Juan dijo que era muy elegante y adivinen... ibas chicas preciosas, espero que asi sea, llego a casa, me ducho y elijo  unas prendas que me asientan, y un buen perfume, saco dinero y hago la hora ordenando un poco mi departamento por si acaso tengo algo de suerte, pff para que estamos, siempre tengo suerte, salgo de mi departamento y me dirijo hacia el radiotaxi que solicite hace 10 minutos, y emprendo mi noche, con ansias... llego al bar, Juan y Lucas son mis mejores amigos, a juan lo conoci en el trabajo y Lucas se graduo conmigo, y bueno, estan dentro, yo hago lo mismo, miro el ambiente y es bastante agradable, los identifico al fondo, en una mesa para 4 personas acomodados en unos sillones bastante elegantes, de cuero y negros, me les acerco los saludo y nos ponemos a charlar, pedimos unas copas y empezamos nuestra "caceria" enrealidad las mujeres estan hermosas, la mayoria con  vestidos ajustados a mis trabajados cuerpos, algunos ya con pareja, otras solas, alguna pareja de lesbianas por alla, hasta que alguien llama mi atencion, una chica de pelo negro, blanca, un poco mas baja que yo, unos jeans apretados y una polera escotada, en la barra con un lindo trago en su mano, mirandome...

-Bueno chicos, creo que me voy

Lucas: Suerte Sebas

Me acerco sin dejar de mirarla, se que mis ojos demuestran lo que quiero, se que sus ojos lo captan, me siento a su lado

yo: Hola 

ella: -sonrie- hola

yo: cual es tu nombre linda?

ella: Paloma, el tuyo?

yo: sebastian, y me gusta tu nombre, que haces por aqui tan sola? aunque suene chiché, no es comun que una chica como tu este sola

ella: ya no lo estoy...

yo: :) que tomas?

ella: un trago suave, no quiero marearme tanto

yo: quiza yo pueda cuidarte si eso pasara, bueno si me lo permites:)

ella: - esboza una sonrisa- eres agradable

Asi siguio la conversacion, encontrando intereses comunes, yo escuchandola e invitandole mas tragos, era linda, pero quiza no la veria mas despues de esa noche, era seguro, ese era mi estilo de vida, nos sentiamos, probando el elixir de la vida, nos dormiamos, las premiaba con un buen desayuno y adios... una hora hablando, 4 tragos, hora de irnos, se lo propuse, acepto, radiotaxi, mi departamento, musica suave, sexo ... pero algo raro pasaba, no era como las otras veces, algo dentro de mi se encendio cuando escuche sus gemidos, la senti tan mia, no era usual pero quiza ya no me acordara de su nombre en la mañana, fue grandioso, era una chica excelente en la cama, llego al orgasmo, me fui en su vientre, nos miramos satisfechos, nos fuimos a dar una dulce ducha, y caimos rendidos a mi cama, yo le acariciaba el cabello y mis ojos se cerraron... y otravez el dulce calor del sol en mi cara, ella estaba ahi, de dia era mas hermosa, resplandecia, me levante a hacer mi desayuno de recompenza, y a la vuelta ella ya se habia duchado pero tenia una expresion extraña en su cara, y se puso la ropa muy rapido, me vio con el desayuno en la bandeja y solo dijo que se tenia que ir, y gracias por todo, simplemente se fue, y es algo que nunca me habia pasado, pero bueno no importa, la pase bien, y eso era relevante para mi, tome desayuno y fui a hacer ejercicio, me gustaba hacer ejercicio, asi cuidaba mi salud y resistencia, pero mientras corria su cara me llegaba a la mente, quien era? porque se fue? por que la estaba recordando de esa forma? algo pasaba, algo que no queria que pasase, pero no la veria mas, lo unico que tenia que hacer era olvidarme de ese fuerte recuerdo, como siempre 

Despierto por un fuerte ruido de vidrio estallar en la cocina, prendo las luces y era una piedra con una nota " se que te acostaste con ella", solo eso, mire por la ventana y solo la oscuridad de la noche bañaba las calles, decidi no agrandar el asunto, mañana hablaria con un amigo que era policia y tambien cambiaria la ventana, pff cosas raras estaban pasando en mi rutinaria vida, paloma... ya se me deberia haber pasado no? tengo que ir a ese bar nuevamente, y si la encuentro preguntarle sobre esto, tendra algo que ver? voy nuevamente a mi cama y solo cierro los ojos y caigo en un profundo sueño, un sueño en el cual conocia a una chica con un nombre especial... Continuara :) 

 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com