Desvelada

Por CC Kitti
Enviado el 18/05/2015, clasificado en Adultos / eróticos
7411 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

Eran las 1:00 de la madrugada y me encontraba en la cama dando vueltas, TJ dormía plácidamente junto a mi, ajeno al mundo... Lo miraba y no podía dejar de pensar en él desnudo recorriendo mi cuerpo con la lengua... mm esa lengua suave y húmeda.

- Mierda! Ahora si que no voy a poder dormir!.- dije a media voz.

- No es posible que aún dormido me ponga cachonda... - No me lo pensé, alargué la mano y sostuve su miembro con firmeza...

No tardó en volver del mundo de los sueños y percatarse de lo que ocurría. Se volvió y metió la mano entre mis piernas (ni hay que decir que para cuando le eché la mano encima, ya estaba desnuda...), estaba húmeda y dispuesta, así que me colocó de costado, dándole la espalda, levantó mi pierna izquierda y sin mas me penetró, dentro fuera, dentro fuera, mi mente ya se encontraba en esa nebulosa que te crea el placer. Al mismo tiempo que me penetraba me tocaba los labios con dos dedos, dibujaba círculos y apretaba el clítoris, yo gemía como una loca.

- (Siempre he sido una gritona en el sexo, no puedo evitarlo, es que me vuelve loca).

Incrementó las embestidas y al entrar empujaba fuerte para penetrarme profundamente.

- (Como me conoce el canalla!).

Aflojó el ritmo y se centró en mis labios y mi clítoris, loca, me tenía loca... Paró y salió de mí, se incorporó e introdujo sus dedos y empezó a lubricar mis labios con el jugo de mi interior.

- (Madre de dios! Este hombre sabe como enloquecerme).

Se centró en mí para alargar el placer lo máximo posible y pasados unos minutos volvió a penetrarme de una estocada, besaba mi hombro y lo mordía y de vez en cuando se incorporaba un poco y atrapaba mi pezón con la boca, mordiéndolo y chupando con ganas. Aceleró de nuevo el ritmo mientras me susurraba al oído.

- Que mojada estás, que bien entra... mmmm te gusta verdad? Grita para mí.

- Gemí y grité. Me arqueé y empecé a mover las caderas para ayudarlo a profundizar más y aumentamos el ritmo más y más.

- Si... TJ, no voy a aguantar mucho más.- Le dije fuera de mí.

- Venga, córrete!.- me gritó.

Noté como me subía el orgasmo entre jadeos y embestidas. Él llegó primero, se hundió en mí y jadeando y temblando, me penetró dos, tres veces más y me dejé ir también, abrazándolo con los músculos de mi vagina, moviendo lentamente mis caderas para arrancarle unos últimos gemidos.

Se acercó a mi y abrazados de costado me dijo:

- Gracias por despertarme nena.

Yo le sonreí y pensé para mí:

-(Si! Tengo un dios del sexo en mi cama!).

Cc.

Visiten mi blog
www.katytiger.com


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com