La brisa

Por selene37
Enviado el 30/05/2015, clasificado en Adultos / eróticos
6508 visitas

Marcar como favorito

La Brisa

La noche había sido larga, calurosa y muy divertida. A finales de Agosto en Segovia no suele hacer demasiado calor , pero el alcohol de las copas aun cabalgaba por mi sangre encendiendo mis deseos de sexo , a pesar de no poder mantener el equilibrio sobre los taconazos de aquellos preciosos e insoportables zapatos rojos.

Óscar va aun más pedo que yo, con las mismas ansias de sexo. Empezamos el juego los besos , las caricias que apenas notamos debido a la borrachera ,más poderosa que el deseo. Primero vence a Óscar que observa que su polla hoy no parece poder salir a jugar .

Se rinde al sueño y cae entre mis brazos. Yo me quedo atrapada debajo del. Fastidiada y a punto de morir asfixiada bajo el peso muerto de Óscar. Consigo zafarme logrando respirar de nuevo.

A duras penas me desnudo consiguiendo final mente apartar la puta sabana para taparme con ella.

Caigo como Óscar en un sueño comatoso.

Los pajarillos no paraban de trinar insoportablemente y los primeros rayos de sol pintaban mi cara, semiinconsciente trato de seguir en mi estado inerte sintiendo la brisa fría que entra por la ventana se desliza por debajo de las sabanas y acaricia cada centímetro de piel , especialmente mis pezones duros y dolientes debido a la lengua helada que les recorre .Noto como mi piel se calienta contrastando de el frio de mi amante invisible el vapor que se escapa de mi forma un aura espectral . La brisa se desliza sin resistencia no posición alguna por mi parte hasta llegar a mi sexo ya húmedo. Me recorre varias veces el sexo de arriba , abajo. Mi respiración acelerada y mis gemidos de placer consiguen aislarme del resto del mundo. Ya no escucho el trinar de los pájaros , solo siento a mi fantasmal amante , el cual en el preciso momento en el que me pierdo al placer me penetra , me inunda por dentro me hace estremecer en un orgasmo salvaje .

Con el último espalmo de placer le noto salir de mi interior a través de mi boca hacia el infinito, solo entonces despierto sobre saltada y con una enorme sonrisa en mi cara.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com